Visitamos el Parque Nacional de Yosemite en California

· 27 mayo, 2018
La naturaleza muestra su cara más espectacular en Yosemite. Un parque nacional que esconde fabulosas montañas, grandes cascadas, bosques de secuoyas y mucho más.

En la zona central de la Sierra Nevada del estado de California se encuentra uno de los parques nacionales más impresionantes de los Estados Unidos. Te descubrimos qué es lo que hace tan especial el Parque Nacional Yosemite y por qué merece la pena desplazarse hasta un lugar como este. ¡Prepárate para disfrutar al máximo de la naturaleza!

Parque Nacional Yosemite, Patrimonio de la Humanidad

Cascada en el Parque Nacional Yosemite
Parque Nacional Yosemite – EastVillage Images

Yosemite es un parque nacional situado a 320 kilómetros de la famosa ciudad de San Francisco. Tiene una extensión de tres mil kilómetros cuadrados y se extiende a lo largo de la Sierra Nevada de los Estados Unidos.

El parque cuenta con una riqueza natural impresionante, con cascadas, ríos cristalinos, acantilados y grandes bosques de secuoyas. En total, hay más de siete mil especies de plantas salvajes.

Sus orígenes se remontan hace diez millones de años, cuando se formó Sierra Nevada y albergó durante años inmensos glaciares. Como resultado del paso del tiempo se formó el impresionante valle de Yosemite, la principal atracción del parque.

Actualmente, el Parque Nacional Yosemite recibe tres millones de turistas cada año. Todos ellos en busca de vivir una experiencia alrededor de la naturaleza. Desde el año 1984 este lugar es Patrimonio Mundial de la Humanidad. Además, fue uno de los primeros parques creados por el Gobierno de Estados Unidos.

Los mejores lugares de Yosemite

Está claro que todos los rincones de este parque son impresionantes, pero si tu visita es limitada, tenemos una lista para ti.

Half Dome en Yosemite
Half Dome – Stephen Moehle

El lugar más popular es el valle de Yosemite, pero su extensión es aproximadamente el 1% del tamaño del parque. Por lo tanto, hay más lugares que merece la pena visitar. Sin embargo, es el único lugar del parque que sí que se puede visitar cualquier día del año si las condiciones climáticas no acompañan.

El siguiente es el famoso acantilado de El Capitán. Puedes verlo desde el valle de Yosemite. Es el lugar más popular para los escaladores profesionales y su aspecto es impresionante, azulado sobre el cielo. Todo, con permiso del imponente Half Dome.

En cuanto a los bosques de secuoyas, existe el bosque Mariposa, el Tuolumne y el Merced. Otros lugares conocidos son la cascada Yosemite, una de las más bonitas del mundo y el lago Espejo. Y no hay que olvidar el mirador de Glacier Point, desde él tienes una impresionante panorámica del parque.

Qué puedes hacer en el parque

Parque Nacional Yosemite
Parque Nacional Yosemite – Sarah Fields Photography

Visitar el Parque de Yosemite es el plan perfecto para los amantes del deporte y, sobre todo, de la naturaleza. Allí puedes realizar diversas actividades, pero la más común es hacer senderismo. Recorrer los bosques y el valle del Yosemite es lo más frecuente que suelen hacer los turistas. Tienes más de mil kilómetros para recorrer.

Para aquellos deportistas más experimentados, es posible hacer escalada, montar en bicicleta e incluso esquiar durante el invierno. No te preocupes si no sabes, existen clases para principiantes.

Para los amantes del agua, es posible nadar en el río Merced del valle de Yosemite, e incluso hacer rafting si que el tiempo acompaña y el agua está a buena temperatura.

Datos prácticos de visita al parque Yosemite

Vernal Fall en Yosemite
Vernal Fall – topseller

Está abierto las 24 horas del día y todos los días del año. No obstante, la mejor época para visitarlo es desde finales de mayo a finales de octubre, que es cuando no hay nieve en los caminos. Aunque todo depende de lo que quieras hacer allí, claro. Durante esta temporada es frecuente que el parque esté muy lleno, así que debes reservar si quieres acampar allí.

El precio de la entrada es de treinta dólares por cada vehículo que entra en el parque. El precio permite entrar y salir de él durante siete días. No obstante, tienes que tener cuidado, ya que no existen gasolineras dentro del parque. ¡Calcula bien tu combustible!

Para llegar, tienes cuatro entradas según los cuatro puntos cardinales. Puedes recorrer el valle perfectamente haciendo uso de las carreteras de montaña. Eso sí, ten cuidado con el clima. Siempre tienes opción de contratar autobuses turísticos que te permiten recorrer algunos lugares famosos.

Y hasta aquí todo la información útil relacionada con el maravilloso parque de Yosemite. No te olvides de llevar todo lo que necesitas en tu mochila: deportivas, ropa de abrigo, gorra, gafas de sol, agua… ¡y el saco de dormir! No hay nada como vivir una experiencia diferente en plena naturaleza. Seguro que no te arrepentirás.