Parma en Italia, una ciudad monumental

Parma es una de las ciudades más importantes y populares de Italia. Su posición privilegiada, su apasionante historia y su exquisita gastronomía son solo algunas de las muchas razones por las cuales no puedes dejar de visitarla. Te invitamos a conocer y recorrer los lugares más emblemáticos de esta maravillosa ciudad junto a nosotros.

La preciosa ciudad de Parma

1. Palazzo della Pilotta

En el centro histórico de la ciudad encontramos este conjunto de edificios conocidos como el Palazzo della Pilotta. Este curioso nombre se debe al juego de pelota que jugaban los soldados españoles mientras se encontraban en Parma.

Palazzo della Pillotta en Parma
Palazzo della Pilotta – Mikhail Valeev

La historia del Palazzo della Pilotta se remonta al año 1583. El palacio cuenta con una gran biblioteca, galerías y varios museos: el Museo Archeologico Nazionale di Parma, el Istituto d’Arte Paolo Toschi, Museo Bodoniano, Teatro Farnese y la Galleria Nazionale di Parma.

2. San Giovanni Evangelista

San Giovanni Evangelista es una de las iglesias más importantes de Parma. Esta importante edificación forma parte de un complejo que también incluye un convento benedictino. La construcción de la iglesia y abadía comenzaron alrededor del siglo X. Sin embargo, en el año 1477 el complejo se vio fuertemente afectado por un incendio, por lo que en 1499 tuvo que ser reconstruido.

San Giovanni Evangelista en Parma
San Giovanni Evangelista – Claudio Giovanni Colombo

San Giovanni Evangelista se caracteriza, entre otras cosas, por su preciosa fachada de mármol de estilo barroco. En el interior de la iglesia se destaca una gran cruz latina, una nave central y dos naves cubiertas.

3. Catedral de Parma

La catedral de Parma es una de las más importantes representaciones del estilo románico de Italia. Su construcción se remonta al año 1059 bajo la orden del obispo Cadalo, quien más tarde se convertiría en el antipapa conocido como Honorio II.

Catedral de Parma
Catedral de Parma – Claudio Giovanni Colombo

Tras un fuerte terremoto en el año 1117 la basílica debió ser restaurada, por lo que no quedan muchas piezas de la construcción original. El coro, el transepto y los ábsides contienen algunos fragmentos de la catedral original.

4. San Pietro

Parma se caracteriza por sus numerosas iglesias y la de San Pietro es otra de las que no puedes dejar de visitar. Está situada en la Piazza Garibaldi y su historia se remonta al año 955, aunque tiempo después, en el siglo XV, debió ser reconstruida.

San Pietro en Parma
San Pietro – Mi.Ti.

Para su segunda reconstrucción se optó por un marcado estilo gótico. La nave y cúpula del interior están decoradas por preciosos frescos pertenecientes al artista Giovanni Antonio Vezzani. En la iglesia también se puede apreciar las pinturas de los artistas Clemente Ruta, Alessandro Bernabei y Giovanni Bolla.

5. San Sepolcro

Otra preciosa iglesia de Parma es la de San Sepolcro. Esta imponente edificación fue erigida en 1275 en el mismo lugar en el que se encontraba otro edificio religioso que databa al menos del año 1136. Para 1506 muchos aspectos de San Sepolcro cambiaron significativamente, ya que la misma fue restaurada en estilo neoclásico.

6. La basílica de Santa María della Steccata

La basílica de Santa María della Steccata posee uno de los interiores más espectaculares de estilo renacentista. Esta importante basílica está ubicada en pleno centro de Parma y tiene un hermoso diseño de cruz griega. En el cruce de los cuatro brazos de la iglesia se puede observar una majestuosa cúpula.

Santa Maria della Steccata en Parma
Santa María della Steccata – Mi.Ti.

Algunos de los más destacados artistas fueron los encargados de decorar el interior de la basílica de Santa María della Steccata. Bernardino Gatti pintó varias partes del techo, el pintor holandés Ene Soens pintó La Santa Familia y Giambettino Cignaroli pintó La Trinidad.

7. Galería Nacional de Parma

La Galería Nacional de Parma ubicado frente al Palazzo della Pilotta, es un museo en el que se exponen una gran variedad de obras de diversos artistas. Algunos de los más destacados son Leonardo Da Vinci, Sebastiano del Piombo, Beato Angelico, Tintoretto y Parmigianino, entre otros.

La historia de esta galería es además sumamente interesante, ya que la misma fue construida en el año 1583 hacia el final del ducado de Octavio Farnesio. Posteriormente el edificio fue ampliado por orden del duque Ranuccio II Farnesio. En esta ampliación fueron creados el teatro, las habitaciones de los mozos de cuadra, el almacén de los carruajes, los establos, la Sala de la Academia y las diversas galerías que delimitan con los patios.

“El verdadero viaje de descubrimiento no es buscar nuevas tierras, sino mirarlas con nuevos ojos.”

-Voltaire-

Parma es una ciudad fascinante y perfecta para conocer, especialmente para todo aquel que sea un apasionado por la historia. Y tú, ¿te animas a visitar esta magnífica ciudad?

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar