Paradas imprescindibles en tu ruta por la Pacific Coast Highway

Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Begoña Ibáñez
· 7 mayo, 2019
Viajamos por la Costa Oeste de Estados Unidos siguiendo una de las carreteras más singulares de este país. Son casi mil kilómetros salpicados de paisajes sorprendentes y ciudades llenas de encanto.

Si hay un país en el que merece la pena viajar en coche, ese es Estados Unidos. Lejos de encontrarnos con simples carreteras funcionales para llegar de un sitio a otro, estas se convierten en toda una experiencia que permite disfrutar de espectáculos naturales y sitios de interés. Ese es el caso de la Pacific Coast Highway.

Cada vez son más las personas que se animan a cruzar el país en un road trip. Si hay una carretera por la que merece la pena realizar cada kilómetro que tiene, esa es la que vamos a conocer. La Pacific Coast Highway es una legendaria ruta inaugurada en la década de 1930 que se extiende por toda la Costa Oeste y el Big Sur.

Es una oportunidad para conocer a fondo todos sus rincones y sumergirnos de lleno en la cultura estadounidense. Esta carretera se extiende más de 900 kilómetros a lo largo de la bella costa del Pacífico. Así que, siéntate al volante y disfruta tranquilamente de todo lo que puede ofrecer para sumergirte en el espíritu californiano.

San Francisco, punto de partida de la Pacific Coast Highway

Golden Gate de San Francisco
Golden Gate en San Francisco

Aunque la carretera se puede recorrer en ambos sentidos, vamos a tomar San Francisco como primera parada e inicio de la ruta. ‘The City by the Bay’ es una vibrante ciudad con una de las arquitecturas más hermosas y cautivadoras de todo Estados Unidos.

El Gran Terremoto y posterior incendio de 1906 hicieron que San Francisco tenga un estilo heterogéneo entre los edificios que se reconstruyeron y los que permanecieron en pie.

Entre los imperdibles de esta singular ciudad se encuentran el icónico Golden Gate, Lombard Street, Fisherman’s Wharf, el barrio de Castro o la colina de Twin Peaks. Súbete a uno de sus antiguos tranvías y deja que San Francisco te sorprenda.

Monterrey y su bella bahía

Lone Cypress en Monterrey
Lone Cypress en Monterrey

El siguiente alto en nuestra ruta es Monterrey, cuya zona más popular se halla en los muelles. Aquí puedes degustar los pescados de la zona y vivir el ambiente de esta ciudad. Su pasado español y mexicano es muy característico en la arquitectura que observamos.

No dejes de acercarte a la bahía de Monterrey. Por el precio de diez dólares puedes acceder a la carretera privada de 17 Mile Drivedonde puedes contemplar las espectaculares mansiones que tienen los habitantes junto a la costa.

Además, descubrirás multitud de mamíferos marinos como nutrias, focas y delfines mulares. Asómate al mirador de Lone Cypress y vive una de las más sensacionales puestas de sol.

Para una velada romántica, debes acudir a Carmel-by-the-Sea, a pocos kilómetros de Monterrey. Un pintoresco pueblo lleno de coloridas casas que parecen sacadas de un cuento, tiendas, galerías de artistas y, sobre todo, estupendos restaurantes y bodegas. No dejes de degustar algunos de los caldos de los viñedos californianos.

Big Sur, el corazón de la Pacific Coast Highway

Pacific Coast Highway
Pacific Coast Highway

En esta parada llegamos a los lugares más hermosos de la carretera, entrando de lleno en la región de Big Sur. Las montañas de Santa Lucía se unen a la costa del Pacífico para crear un paraje natural singular. Se trata de un recorrido para tomar con calma, con miradores y espacios donde parar a cada metro que avanzas.

En este punto la Pacific Coast Highway se estrecha, quedando solo un carril en cada sentido. La velocidad también se reduce considerablemente. Todo está pensado para no perderse el paisaje y detener el coche tantas veces como quieras.

El primer espacio a resaltar es la reserva natural de Point Lobos. En el parque puedes entrar andando gratis o con tu vehículo por diez dólares. Pasea junto a los acantilados y los característicos cipreses de Monterrey. Según la época, se pueden ver ballenas y leones marinos.

Otros lugares de interés

Bixby bridge en la Pacific Coast Highway
Bixby bridge

El impresionante Bixby Creek Bridge es uno de los puentes más fotografiados de California. El escenario no es para menos. Su gran arco abovedado de hormigón armado es su sello inconfundible. Párate a observarlo con detenimiento desde diferentes ángulos.

Tras cruzarlo, entras de lleno en el valle del Big Sur, con amplios bosques, restaurantes y gasolineras. Aunque algunos de estos restaurantes son caros, un sitio económico para comer una deliciosa hamburguesa casera a la parrilla es Sebastian’s, en San Simeón. Tienen degustación de vino y se encuentra junto a un hermoso muelle en la playa.

En esta zona podemos visitar Piedras Blancas, donde habita una gran colonia de elefantes marinos. El mirador permite observarlos a muy corta distancia.

Morro Bay y San Luis Obispo

La bahía de Morro Bay es un agradable lugar para descansar. Igualmente, puedes seguir admirando la fauna del lugar y probando los platos de la zona, sobre todo el pescado. Así puedes coger fuerzas para visitar la famosa misión San Luis Obispo de Tolosa, fundada por el fraile franciscano Junípero Serra en 1772.

Santa Bárbara, Malibú y Los Ángeles: final de la Pacific Coast Highway

Calle de Solvang en la Pacific Coast Highway
Vista de Solvang

Los últimos lugares de la carretera te preparan cada vez más para el espíritu de Los Ángeles. En primer lugar, puedes detenerte en Solvang, una pequeña ciudad fundada por daneses en 1911 y que es, literalmente, una Dinamarca en miniatura. Muy recomendable es también parar en Los Olivos para visitar sus bodegas y probar los vinos del valle de Santa Ynez.

Siguiendo el recorrido llegarás hasta Santa Bárbara, una pausa obligatoria si te interesa visitar otra de las misiones de Fray Junípero Serra. De camino a Los Ángeles encontrarás las playas más populares de Malibú: Point Dume, Matador o Zuma. Podrás admirar las increíbles mansiones sobre la colina y ver a los inconfundibles vigilantes de la playa.

Puedes reponer fuerzas en la reputada marisquería y cervecería Neptune’s Netdonde es normal encontrarse con alguna celebridad. Una vez pasas Malibú llegarás hasta Los Ángeles para vivir la auténtica experiencia californiana y sentirte como una estrella de cine.

El Paseo de la Fama, el cartel de Hollywood, el Teatro Chino, el observatorio Griffith, Beverly Hills, el Museo de Arte del Condado o el bullicioso barrio costero de Venice… Son muchos los atractivos que te esperan en la ciudad.

La Pacific Coast Highway concluye en San Diego, ciudad fronteriza con México y muy afamada por su gastronomía y su enorme zoológico.

  • Pacific Coast Highway Road Trip. The official travel site of the USA. Recuperado de: https://www.visittheusa.com/trip/pacific-coast-highway-road-trip