Oslo: conoce el norte de Europa 

Oslo es la capital de Noruega y como tal es una de las principales vías de entrada para visitar este país. Sin embargo, muchos de los viajeros que emprenden este viaje por tierras escandinavas pasan el tiempo justo en Oslo, como escala hacia otros enclaves más famosos como los fiordos o Bergen.

No obstante, Oslo merece una visita tranquila. Tal vez no sea la urbe más hermosa del mundo, pero sí que posee lugares muy atractivos. Dependiendo del tiempo de estancia en Noruega, deberíamos reservar al menos un día entero para visitar la capital y, si es posible, dos.

Para que podáis decidir cuánto tiempo vais a pasar en la ciudad, aquí va una breve selección de lugares imprescindibles para visitar en Oslo.

El Parque de las Esculturas de Vigeland

Parque Vigelan en Oslo
Parque Vigelan – David Bostock

Este es uno de los lugares más famosos de Oslo. Se encuentra al oeste de la ciudad y es un gran parque de unas 32 hectáreas de extensión. Su principal atractivo son las 212 esculturas del artista Gustav Vigeland, que además cuenta con un museo dedicado a su figura en el mismo parque.

El lugar no solo es frecuentado por los viajeros, ya que es un espacio recreativo para los locales. Es curioso descubrir, sobre todo en verano, como muchos habitantes de Oslo se acercan hasta aquí para disfrutar de un día al aire libre haciendo un picnic y hasta barbacoas en las proximidades de este gran conjunto de arte contemporáneo.

Visitar los museos en Oslo

Como gran capital europea, Oslo cuenta con una importante pinacoteca, la Galería Nacional. En ella se pueden ver obras maestras del artista noruego más reconocido, Edvard Munch. Precisamente en este museo se expone una de las versiones que hizo de su archifamoso Grito.

“Pinto de mi memoria las impresiones de mi infancia.”

-Edvard Munh-

Bien diferentes son los Museos de Historia Cultural y el Museo de Historia Natural, muy interesantes para conocer las peculiaridades del pueblo y territorio noruego.

Museo de la historia cultural de Oslo
Museo de laHistoria Cultural – Byelikova Oksana

El primero es un gran museo al aire libre, que abre todo el año y donde está recreada la arquitectura y tradiciones de todo el país. El segundo también tiene gran parte de su atractivo en el exterior, ya que además de las salas de los museos zoológico y geológico, cuenta con unos fantásticos jardines botánicos.

Dos museos relacionados con el mar

Noruega es un país marítimo y dos de los más importantes museos de Oslo tienen como protagonistas las gélidas aguas del Ártico y la historia del país. Se trata del Museo Fram y el Museo de los Barcos Vikingos.

El Museo Fram lleva el nombre del barco polar más famoso del mundo, que allí se expone. Pero no solo se le puede contemplar, sino que los visitantes pueden subirse en él y simular que embarcan para descubrir el Polo Norte, como hicieron los exploradores que navegaron en el Fram hace un siglo.

Museo de los Barcos Vikingos de Oslo
Museo de los Barcos Vikingos – Daikrieg el Jevi / Flickr.com

Mucho más antiguas son las embarcaciones expuestas en el Museo de los Barcos Vikingos. Una de las exposiciones más interesantes de la ciudad, ya que allí se descubre la mítica civilización vikinga a partir de barcos, carros y artesanías elaboradas en el siglo IX.

Principales monumentos de Oslo

Vamos a citar dos. Uno antiguo y otra más moderno. Ambos espejo de la historia y el presente de la ciudad. Son la Fortaleza Akershus y la Ópera de Noruega.

La Fortaleza Akershus se encuentra en el centro de la ciudad y muy cerca del puerto de Oslo. En su interior encontraremos un castillo, unos hermosos jardines y varios museos. Un bello recinto que se empezó a levantar en el siglo XIII.

Fortaleza Akershus en Oslo
Fortaleza Akershus – Nanisimova

La arquitectura histórica de la Fortaleza es un enorme contraste con el bello edificio de la Ópera de Noruega. La Ópera es una obra reciente que combina el vidrio y el mármol y que se ha convertido en un atractivo turístico importante, tanto para acudir a sus espectáculos de primer nivel mundial como para caminar por su tejado, un modo muy curioso de visitar un monumento.

Y una recomendación de carácter económico, Noruega es un país caro y su capital, obviamente, también. Por eso es interesante adquirir la Oslo Pass, con la que se puede entrar a decenas de atractivos turísticos.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar