Olvera, uno de los pueblos más bonitos de Cádiz

· 2 septiembre, 2017

Pueblo blanco y encrucijada de caminos, Olvera es uno de los municipios más bonitos de Cádiz y de Andalucía. Un pueblo de calles estrechas y empinadas que llevan a dos viejos tesoros: la iglesia y el castillo árabe. Vamos a recorrer esta preciosa localidad. ¿Nos acompañas?

Olvera, en el corazón de Andalucía

Este es un pueblo encantador situado en tierras gaditanas, pero a un paso de las provincias de Málaga y Sevilla. Ubicado, más concretamente, en el extremo nororiental de la serranía de Cádiz, guarda un sabor morisco que lo hace muy especial.

Vista de Olvera
Olvera- Iakov Filimonov

Nada tiene que envidiar Olvera a otros pueblos de provincia tal vez más conocidos, como Conil de la Frontera, Jerez, Tarifa o Chipiona. De hecho, su casco antiguo está declarado como Conjunto Histórico-Artístico desde 1983.

Encaramándose a un elevado risco, las laberínticas calles de Olvera guían los pasos a sus dos grandes tesoros. Dos edificios que dominan el paisaje y dan forma a una postal inolvidable.

“Olvera es una calle una iglesia y un castillo pero.. ¡qué calle, qué iglesia y qué castillo!”

-Joaquín Romero Murube-

 

Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación

Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación de Olvera
Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación – Sergey Dzyuba

Es una magnífica iglesia de estilo neoclásico, formada por  tres amplias naves paralelas, una central de cruz latina y dos laterales. Comenzó a construirse a finales del siglo XVII, aunque las obras no finalizaron hasta 1843, tras el derribo del antiguo templo gótico-mudéjar, del que tan solo se conserva su ábside.

Una iglesia monumental que destaca por la fachada principal, con dos torres gemelas. Pero además de por su belleza, destaca por ofrecer una panorámica extraordinaria de todo el pueblo gaditano y sus alrededores.

Castillo árabe y murallas

Castillo de Olvera
Castillo de Olvera – Iakov Filimonov

El castillo es una construcción del siglo XII que formaba parte del sistema defensivo del reino nazarí de Granada. De la vieja fortificación solo se conserva de la cerca de murallas que rodeaba el barrio de la Villa, y es que a lo largo de los siglos sufrió innumerables ataques y reparaciones. Por ello, hoy presenta rasgos cristianos en su construcción.

En el castillo se pueden contemplar el patio de armas y la torre del homenaje, así como parte del lienzo de la muralla, dos torreones y algún aljibe. Y también desde la fortaleza se admiran unas vistas fantásticas del municipio y su entorno.

Otros atractivos de Olvera

Vista de Olvera
Olvera – Iakov Filimonov

Olvera cuenta con otros muchos atractivos. Para no perderse detalle, lo ideal es iniciar la ruta monumental desde la Plaza del Ayuntamiento y de ahí salir al casco histórico para visitar las edificaciones de las que acabamos de hablar: la iglesia y el castillo.

Saliendo de la fortaleza se accede a la calle principal, que lleva al Monumento al Sagrado Corazón y a la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria. Ya en las afueras, merece la pena visitar el Santuario de Nuestra Señora de los Socorros.

Otras rutas turísticas en Olvera

Hay quien no se conforma con pasar sus días de descanso en una única localización, queriendo descubrir otros puntos de interés cercanos al lugar donde se encuentran. Pues bien, Olvera forma parte de la llamada ruta de los Pueblos Blancos. Ideal, sobre todo si se viaja en coche.

Pueblo blanco de Zahara de la Sierra
Zahara de la Sierra – Marques

La ruta está compuesta por diecinueve pueblos de enorme belleza. Pueblos que, como es lógico, se caracterizan por sus casas encaladas. Pero entre tantas posibilidades, ¿por cuál decantarse? Cualquier opción es buena, aunque hay algunas que destacan. Tal es el caso de Olvera, pero también de Setenil de las Bodegas, famoso por su pintoresco entramado urbano.

Mención especial merecen Zahara de la Sierra y Grazamela, situados en el Parque Natural de la Sierra de Grazamela. Y no hay que pasar de largo Arcos de la Frontera, con monumentos de interés como el Palacio del Conde del Águila, el castillo o la Iglesia de San Pedro; Ubrique, también declarada Conjunto Histórico; y Castellar de la Frontera, en el Parque Natural de los Alcornocales.

Sin embargo, para los que no quieran viajar tanto, hay otra alternativa: la Vía Verde de la Sierra, una antigua infraestructura ferroviaria acondicionada para uso turístico y que se puede realizar a pie, en bici o a caballo.

Su trazado discurre durante 38 kilómetros entre Olvera y Puerto Serrano, paralelo a las orillas de numerosos ríos. Por el camino se pueden encontrar lugares destacados, como la Reserva Natural Peñón de Zaframagón o el Monumento Natural Chaparro de la Vega.