La Ola del Desierto de Arizona: un lugar mágico

4 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
El estado de Arizona no tiene costa marítima, sin embargo, en su territorio se encuentra una de las olas más espectaculares que se pueden visitar en Estados Unidos.

La Ola del Desierto es una demostración de que el estado de Arizona es uno de los que posee los paisajes más singulares de todos los Estados Unidos. Es algo que se debe a sus condiciones geológicas, y también a su clima dominado por el calor y la aridez.

Ese ambiente tan desértico puede parecer el menos apropiado para encontrar joyas de la naturaleza, sin embargo, nos ofrece rincones de una belleza extraordinaria y diferente, como esta espectacular formación de roca.

La riqueza natural de Arizona

Vista aérea

A veces, cuando pensamos en los paisajes más maravillosos de los Estados Unidos nos vienen a la mente sus Montañas Rocosas o los grandes bosques, como los del famoso Parque Nacional de Yosemite. Eso, por no hablar de lugares icónicos como las cataratas del Niagara o los Everglades de Florida.

Sin embargo, el territorio estadounidense es inmenso. Y por eso, tiene espacios naturales y paisajísticos para todos los gustos. Un ejemplo maravilloso de ello es el estado de Arizona.

Allí podemos visitar un lugar tan excepcional como el Gran Cañón del Colorado. Pero también otros menos grandiosos, aunque de un atractivo sublime y único, como el cañón del Antílope, muy conocido gracias a sus sugerentes formas y colores. Pues bien, a una altura de belleza similar podemos ubicar la extraordinaria Ola del Desierto.

La Ola del Desierto: un lugar muy protegido

La delicadeza de este paraje al norte de Arizona ha provocado que su visita esté muy controlada, ya que la masificación podría acabar con la Ola del Desierto. Así que, antes de visitarla, hay que obtener los permisos pertinentes para no hacer el viaje en balde y tener una sensación negativa de frustración.

Y también un lugar muy desértico

Reflejos en el paisaje

El desierto de Arizona, sin duda alguna, es uno de los más bellos de Norteamérica, y lo es por parajes como este de The Wave. Es un enclave al que no es fácil llegar, ya que hasta se ha cuidado que la señalización no provoque la llegada masiva de turistas.

Y por otra parte, la visita a este sitio requiere de una buena caminata. Hay que andar bajo un fuerte sol y altas temperaturas, así que hay que seguir unas recomendaciones básicas en cuanto a este tipo de prácticas al aire libre. Solo así se podrá disfrutar de la experiencia y que no será una tortura.

Además, si eres aficionado a la fotografía, debes tener en cuenta que aquí ocurre lo contrario que en tantos y tantos paisajes del mundo que requieren de la luz de amanecer o del atardecer para sacar las mejores fotos. En el caso de la Ola de Arizona, lo ideal es estar allí al mediodía, cuando el sol alcanza su cenit y casi no provoca sombras. Pero, a cambio, es cuando más calor hace.

¿Qué es la Ola de Arizona?

El desierto de Arizona es en su mayor parte una amplia extensión de roca arenisca. Pero es un tipo de piedra muy blanda, tanto, que los fuertes vientos de la zona son capaces de desmenuzarla, puliéndola y dándole forma. Esos vientos, junto a las escasas lluvias, son los artífices de esta maravilla de la naturaleza, cuyas formas nos recuerdan a las olas del lejano mar.

Ola del Desierto

La visita a la Ola del Desierto

Por favor, si vais a visitar la Ola del Desierto, id siempre con el permiso concedido por las autoridades competentes. Y también acudid con un equipo apropiado en el que no deben faltar la protección solar, la ropa fresca, el calzado para caminar y el agua.

La caminata va a ser dura, pero merece la pena, ya que no solo vamos a maravillarnos con las formas de esta espectacular ola petrificada. Antes nos espera una imagen de lo más atractiva conocida como The Black Crack (la Grieta Negra). Y si seguimos caminando, veremos que ese peculiar oleaje se prolonga en otras formaciones geológicas maravillosas.

Pero en todos estos parajes hay que tener mucho cuidado al caminar. Ya hemos dicho que la roca arenisca de esta zona es muy blanda, así que en sus tramos más expuestos es fácil destrozar su aspecto con cualquier tropezón.

De manera que prestad mucha atención porque en un momento podemos destruir parte de un monumento natural que se comenzó a originar en tiempos del Jurásico, hace casi 200 millones de años.

  • The Wave - Coyote Buttes North Permit and Hiking Information. Recuperado el 4 de marzo de 2020 de https://www.thewave.info/