Lo que no puedes dejar de hacer en Atenas

· 12 septiembre, 2018
Atenas es una ciudad llena de atractivos históricos, monumentales y de otro tipo. Vamos a disfrutar de todos ellos.

Ya sabemos que hemos hablado mucho sobe Atenas y todo lo que tienes que ver. Lo tenemos claro: el Partenón, el templo de Atenea y otros grandes atractivos que ofrece la ciudad. No obstante, hay varias cosas imprescindibles que no puedes dejar de hacer en Atenas, y te contamos cuáles son.

Lo que tienes que hacer en Atenas, sí o sí: probar su gastronomía

Comer yogur griego

Yogur griego
Yogur griego

El yogur griego es uno de los grandes atractivos del país y, por supuesto, de Atenas. En tu recorrido encontrarás decenas de lugares donde se vende este producto. Pero, como sucede en el caso de los macarrons en París, no en todas partes es delicioso.

Un lugar recomendando por los atenienses es Stani. Se encuentra en la calle Marikas Kotoupoli con la esquina de la calle Omonia. Es un lugar pequeño y antiguo, pero te ofrecen un yogur exquisito que podrás hacer aún más delicioso con nueces y miel. Hay varias modalidades, con diversos porcentajes de grasa, aunque el original, el más graso, es el mejor.

Después de todo, ¿cuántas veces más podrás comerlo? El precio es muy asequible, alrededor de 3 euros, aunque esto de los precios bajos es una característica muy atractiva del país.

Comer mousaka

Mousaka
Mousaka

La mousaka es otro de los manjares famosos de Grecia. En Atenas hay mil y un sitios donde la cocinan de manera magistral. No obstante, nosotros te recomendamos que busques un lugar típico y tradicional, pequeño y con encanto. ¡Seguro que no habrá mousaka mejor en la ciudad!

Recomendable es Aspro Alogo, un lugar al más puro estilo griego en el que degustarás manjares cocinados de manera tradicional. Recomendado por los propios atenienses. Un rincón pequeño pero lleno de encanto.

Comprar queso fetta

El queso fetta que probarás en Atenas no tiene nada que ver con cualquier otro que hayas podido comprar en tu país. No importa a qué hora del día lo hagas, lo puedes llevar durante el turismo, comer para desayunar, para merendar o para lo que necesites.

Es un alimento rico en proteína y muy saciante y qué decirte, ¡está delicioso y en Atenas es baratísimo! ¿Qué más puedes pedir?

¿Qué más hacer en Atenas? Ver sus grandes atractivos

Con el estómago bien lleno y las fuerzas recuperadas del viaje es el momento de descubrir todo lo que ofrece la capital griega. Esto es lo que no te puedes perder.

Subir a la Acrópolis

Vista de la Acrópolis de Atenas
Vista de la Acrópolis de Atenas

¿Cómo irte de Atenas sin subir a la Acrópolis? Imposible. No creas que es un simple conjunto de ruinas, ni mucho menos. La sensación que tendrás cuando la pises será inexplicable. Piensa que Grecia es uno de los países más antiguos del mundo y que Atenas es la cuna de la civilización occidental.

Pasear por Plaka

Barrio de Plaka en Atenas
Barrio de Plaka

El barrio de Plaka, a los pies de la Acrópolis, es un lugar lleno de magia en el que las terrazas de los restaurantes llenas de gente son su mayor atractivo. Aun si no te paras en ninguno de ellos, caminar por sus calles estrechas y empedradas, visitar sus tiendas de productos tradicionales y admirar la decoración de sus locales, será una experiencia inolvidable.

Ver el cambio de guardia

Cambio de Guardia en Atenas
Cambio de guardia

En el antiguo Palacio Real, hoy día el Parlamento griego, se lleva a cabo del cambio de guardia, muy peculiar. Su ropa es digna de ver y los movimientos que realizan para hacer el cambio es realmente diferente a todo lo visto antes.

Son muchos los turistas que se acercan a este lugar para disfrutar de este espectáculo. Siempre tiene lugar a las horas en punto, así que acércate a verlo porque te aseguramos que no tiene desperdicio.

Subir al Areópago

Subir al Areópago, una de las cosas que hacer en Atenas
Areópago

Para aquellos que les guste la historia, el Areópago es una colina de piedra de mármol. Allí el apóstol Pablo dio uno de sus discursos más famosos. De hecho, este está grabado en una piedra. Además, las vistas desde allí son impresionantes, y para los más religiosos, pensar que están sobre tierra santa les creará una sensación muy especial.

Ya ves que hay muchas cosas que hacer en Atenas, y también mucho por probar y de lo que disfrutar. Toma buena nota de todo ello y aprovecha al máximo de tu viaje a la capital griega, ¡no te arrepentirás!