Disfruta de la Navidad en la República Checa

Pedro 23 noviembre, 2017

Una de las épocas del año más especiales en la República Checa es el periodo navideño. La luz, los mercadillos, los villancicos y el ambiente festivo en general, son fantásticos. El gusto por la tradición de los checos se ve en todos los rincones de sus ciudades. Es tiempo de conciertos en iglesias, plazas o palacios, de tranquilidad y gusto por lo familiar. Por eso, te invitamos a conocer la Navidad en la República Checa.

Navidad en la República Checa: la Nochebuena

Vamos a descubrir cómo es pasar la Navidad en la República Checa. Este es un país de tradiciones que se viste de gala en estas fechas tan bonitas.

Plaza de la Ciudad Vieja en Praga en Navidad
Plaza de la Ciudad Vieja, Praga – Kajano

En este país centroeuropeo, además de las celebraciones puramente religiosas, existen varias costumbres y supersticiones que están unidas al encanto de esta noche tan señalada. Por ejemplo, es tradición colocar una escama justo debajo del plato en la mesa de Navidad. Sirve para atraer felicidad y dinero en el próximo año.

Otra leyenda dice que, si se parte una manzana en dos partes iguales y el corazón forma una estrella, la felicidad y la salud llenarán el año que llega. Existe también una superstición que habla de que da salud masticar cuatro nueces en buen estado.

Esta época del año, en todo el centro del viejo continente, suele desarrollarse con frío y nieve. La República Checa no es una excepción. Los días son bastante más cortos y hacen del hogar un sitio perfecto para disfrutar.

Los platos típicos

Vanocka, dulce típico en laNavidad en la República Checa
Vanocka – Jaromir Klein

Al igual que en el resto de occidente, son unas fiestas de simbolismo. En los hogares suelen elaborar dulces tradicionales checos. Es el caso de los pasteles que denominan “cukroví”, que son variados, y suelen abundar en formas, colores y sabores.

El plato típico en la cena del 24 de diciembre es la carpa empanada. Al pescado se le acompaña con ensalada de patatas y varios ingredientes, dependiendo de la región y las costumbres familiares que se tengan. Son protagonistas también la sopa de pescado, el ponche, el pan dulce de Nochebuena, relleno de almendras, pasitas y fruta azucarada, además de los pasteles.

El 24 de diciembre suele reunirse a la mesa toda la familia cercana. Una vez acabada la cena, todos van al árbol a por los regalos. Además, abandonan la mesa al mismo tiempo. Después, se va a la Misa del Gallo.

No queríamos olvidarnos de una parte importante del menú de Navidad checa. Es imprescindible el típico bizcocho llamado “Vánocka”. Está realizado con una masa especial y entrelazado con uvas pasas y almendras.

La tradición de San Nicolás

NAvidad en la República Checa, decoración en Praga
Praga – Balate Dorin

En primer lugar, aparece San Nicolás vestido de obispo y les pregunta a los niños si se portaron bien, pidiéndoles que le digan un poema o canten una canción. El demonio es el que intenta asustarles y el ángel hace su papel bueno.

Finalmente, San Nicolás da a los chicos que prometen que serán buenos un regalo, que puede ser un polvorón o fruta escarchada. En el caso de que los niños no se hayan portado bien, es posible que reciban un trozo de carbón o una patata.

Si San Nicolás ese año no aparece, el chico no se queda sin recibir nada. Pero por la noche, al menos, recibirá una chocolatina. Por cierto, se celebra el 5 de diciembre.

Nochevieja en la República Checa

NAvidad en la República Checa, reloj
Praga – Kajano

Una vez ha pasado la Navidad, llega fin de año y la esperada fiesta de Nochevieja. Esta bulliciosa celebración de medianoche es la principal protagonista y la gente gusta de salir a la calle, donde multitud de fuegos artificiales iluminan el cielo checo. La Nochevieja la celebran muchos restaurantes y tabernas, así como clubes de música o salas de conciertos.

Año nuevo

Árbol de Navidad en Praga, República Checa
Praga – Balate Dorin

El primer día del año se suele seguir al pie de la letra el dicho de “año nuevo, vida nueva”. Esto hace que se tenga que olvidar todo lo malo que haya pasado en el año acabado. Este día, lo que se suele comer son lentejas o sopa con cereales. La costumbre es que esta sopa traiga riquezas al que la come. Lo que no se toma es pollo o gallina, pues la superstición dice que la suerte sale volando.

“Ojalá pudiésemos meter el espíritu de Navidad en jarros y abrir un jarro cada mes del año.”

-Harlan Miller-

Ahora, ya sabes cómo se celebra la Navidad en la República Checa. En lo fundamental, no hay tantas diferencias, pero sí que es cierto que la superstición y las viejas tradiciones hacen que pasar las fiestas en este país sea algo nuevo y excitante.

Te puede gustar