Descubre el Monumento Natural de La Fuentona en Soria

· 28 abril, 2017

Uno de los más bellos parajes de la provincia de Soria es objeto de nuestro interés en esta ocasión. El Monumento Natural de La Fuentona esconde grandes atractivos. De hecho, sorprenderá incluso a los que dicen no hacerlo por nada. La naturaleza puede ser curiosa y salvaje y en este lugar se dan cita las dos características. ¿Sientes curiosidad, no? Pues vamos a contarte más.

¿Cómo llegar al Monumento Natural de La Fuentona?

Lo primero que hay que hacer es llegar al pueblo de Muriel de la Fuente. Esto lo podemos hacer usando la carretera N122 y la carretera N234, donde encontramos el parque natural de La Fuentona.

Monumento Natural de la Fuentona
Monumento Natural de la Fuentona – jultud

Fue declarado monumento natural en 1998. Todo el que lo visita suele decir que es un lugar singular por la mezcla de agua, piedra y la vida que tiene. Estamos ante un paraje entre montañas donde se puede hacer un trekking de 3 o 4 kilómetros.

La Fuentona está situada entre barrancos y desfiladeros que ha creado el agua que brota de entre sus características rocas calizas. Especialmente llama la atención que al salir el agua de las rocas es muy clara. Los muros de piedra siguen conservando los restos del paso de los glaciares hace miles de años.

La Fuentona

Es una fuente natural en la que el agua recorre varias cavidades en el interior de la montaña y surge en apariencia de la nada. Para todo ello debe avanzar entre varios sifones. El sifón principal nunca fue explorado por completo. De hecho, es peligroso para prácticas como la espeolología o el espelebuceo submarino.

Monumento Natural de La Fuentona
Monumento Natural de La Fuentona – Lyd Photography

Su exploración es peligrosa, de ello dio cuenta el programa televisivo “Al filo de lo imposible”. Hace un tiempo penetró en las entrañas de la montaña. Descendieron por la galería del primer sifón, fueron 50 metros en vertical y 150 en horizontal. Después de alcanzar esta cota ascendieron por la segunda galería hasta que llegaron a una cavidad que tenía aire. Esto puede conseguirse ya que las inmersiones se realizan con los niveles de agua más reducidos.

Después de caminar ascendiendo algunos metros, dieron con un segundo sifón. Procedieron a bajar de nuevo hasta encontrar agua en la que poder sumergirse otra vez. El equipo que tiene el récord en inmersión en este paraje en 150 metros bajo el nivel del agua exterior no consiguió llegar hasta el fondo, siendo este desconocido.

La cascada de La Fuentona

Cascada de La Fuentona
Cascada de La Fuentona – cdepedro64 / Flickr.com

Estamos en una fuente natural de nuevo. Aunque es más alta, suele tener agua solo en época de lluvias, por lo que el visitante no siempre para a poder ver el agua caer de ellas.

“Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza.”

– Jean-Jacques Rousseau –

Más puntos de interés cerca del Monumento Nacional de la Fuentona

Además de todos los monumentos naturales, existe una cueva donde se han encontrado interesantes restos de cerámicas prehistóricas de la Edad del Bronce. También una casona-palacio reconstruida y trasformada en punto de información.

Hay que contar también con la cercanía de Catalatañazor. Es este un destino que puede completar muy bien la excursión a este bello parque natural.

Calatañazor en Soria
Calatañazor – Rosa Fernandez Rz

Algo que nos parece interesante como punto de encuentro, ya sea al principio o al final, es visitar la ermita de la Virgen del Valle. Es una ermita románica que pese a haber sido reconstruida para que se pudiera conservar, sigue teniendo el encanto de este tipo de construcciones de la Baja Edad Media.

Soria está llena de tesoros naturales y culturales que bien merecen una visita. Ejemplo son la propia Soria capital, Burgo de Osma, Almazán, etc. Un buen lugar para escaparse del mundanal ruido y vivir prácticamente en la naturaleza en la provincia con menor densidad de población de España y entre las más bajas de la Unión Europea.

Las mejores épocas para visitar pueden ser en otoño y primavera. Son estaciones más suaves en las que no tendrás que pasar con fortuna el rigor del frío soriano, que para quien no esté acostumbrado, puede hacerle disfrutar menos de la experiencia. Así que ya sabes, el Parque Natural de La Fuentona bien merece una visita, ¿no?