Las montañas de Noruega, lugares realmente mágicos

12 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Noruega es un país realmente espectacular, lleno de montañas mágicas en las que gigantes y trolls han encontrado su hogar. ¿Te atreves a recorrerlas?

Noruega es un país de montañas espectaculares. Con más de 300 picos que superan los 2000 metros de altura, este país es el escenario perfecto para visitar montañas.

El territorio noruego está plagado de estas formas geográficas, y cientos de ellas son totalmente espectaculares. Este país ofrece una naturaleza virgen de cumbres escarpadas con una identidad propia a las que los noruegos acuden durante los fines de semana y vacaciones para librarse del estrés del día a día.

De hecho, son miles los habitantes de Noruega que cuentan con su propia cabaña en las montañas. Por su parte, los que no tienen o vienen del exterior pueden alquilar una preciosa cabaña en espacios tan bellos que la imaginación casi no podría concebir.

Lugares imperdibles en las montañas de Noruega

A continuación, te presentamos una lista de lugares con montañas en Noruega que definitivamente no puedes dejar pasar si visitas este país europeo:

Kjerag

Kjerag es una de las más impresionantes montañas de Noruega.

Esta montaña es una de las más bonitas y desde ella podrás tener unas vistas impresionantes del fiordo Lysefjord. Alcanza a una altura de unos 1084 metros sobre el nivel del mar y es ideal para visitarla en verano. Eso sí, tienes que ir con guía especializado y provisto de material de montaña.

Encontrarás zonas aún con nieve en las que tendrás que utilizar esquíes o raquetas y, aunque sea verano, tienes que ir provisto de ropa de abrigo. En su cima te espera una sorpresa: una piedra colgante entre dos enormes montañas, que es el atractivo estrella de todo el que la visita.

Galdhøpiggen: la montaña más alta de Noruega

Esta montaña es la estrella de todo el país; es la más alta y está situada dentro del Parque Nacional de Jotunheimen, más conocido como el lugar de los gigantes, en el condado de Innlandet.

Galdhopiggen es la montaña más alta de Noruega.

No está tan masificada como las anteriores, pero es recomendable que la asciendas con un guía, ya que hay varios glaciares. En su pico, encontrarás una cabaña muy peculiar realizada en piedra.

Montaña Trolltunga

Esta es otra de las montañas más espectaculares de Noruega. Incluso su nombre es mágico, pues significa ‘La lengua del trol’. Se encuentra situada cerca de la localidad de Odda y es la consecuencia de las diferentes glaciaciones que tuvieron lugar en esta zona.

Puede visitarse sin guía pero solo cuando no hay nieve; además, deben seguirse estrictamente las direcciones marcadas por los paneles indicativos. Durante el resto del año, se puede visitar pero junto con un guía de montaña.

La ruta por Trolltunga puede durar unas 10 horas, así que es importante ir bien provisto de comida y bebida e ir equipado con ropa de abrigo, sea cual sea la época del año. En ella podrás encontrar un enorme saliente sobre un acantilado (imagen de portada), en el que podrás tomar unas fotos espectaculares.

Fløyen o Fløyfjellet: la montaña más visitada de Noruega

La montaña Floyen es la más visitada de todas las montañas que rodean la ciudad de Bergen. Para acceder a ella, cuenta con un funicular que podrás tomar en las inmediaciones del mercado de pescado ubicado en dicha ciudad.

El monte Floyen es uno de los más visitados de Noruega.

Con él podrás llegar a una cota de más de 300 metros y caminar solo un kilómetro más. Allí, encontrarás un centro de visitantes y varias zonas de recreo.

Ulriken, una montaña en la que podrás ir a un restaurante en su cima

Esta montaña también rodea la ciudad de Bergen, y es la más alta de las siete. También cuenta con funicular, el Ulriksbanen, que te llevará a su cima, en donde podrás ir a un restaurante y utilizar sus telescopios gratuitos. Por sus entrañas discurre un enorme túnel de casi 8000 metros de longitud por el que pasa el tren que une Bergen con Arna.

Consejos para visitar las montañas de Noruega

Aparte de las que te hemos recomendado, son cientos las montañas de Noruega que pueden visitarse. Algunas tienen una mayor dificultad de ascenso, mientras que en otras encontrarás bonitos lagos y zonas de pasto para el ganado y áreas recreativas. Eso sí, todas son hermosas y poseen ese halo mágico tan característico de este país.

Para subir a todas ellas, es importante estar bien preparado, tanto desde el punto de vista físico como material. Equípate con todo lo necesario: lleva suficiente agua y comida, nunca se sabe el contratiempo con el que te puedes encontrar.

Finalmente, asegúrate también de que las condiciones climáticas van a ser buenas. Incluso habiendo consultado el pronóstico, no te confíes, porque en las montañas el tiempo puede cambiar muy rápidamente.