Los misterios de San Agustín y Tierradentro

Edith Sánchez·
05 Febrero, 2020
San Agustín y Tierradentro albergan la mayor concentración de monumentos megalíticos de Sudamérica. El sitio encierra grandes misterios que hasta el momento no han logrado develarse.

San Agustín y Tierradentro, en Colombia, conforman una de las necrópolis más gigantescas del planeta. La mayor concentración de monumentos megalíticos de Sudamérica se encuentra aquí. Las enormes esculturas, dólmenes y sarcófagos de esta zona se hallan emplazados en un área que abarca más de 2000 km² entre montañas, llanuras, cañones y abismos.

San Agustín y Tierradentro constituyen un gran interrogante para antropólogos y arqueólogos. Por ejemplo, se ignora qué técnicas e instrumentos fueron utilizados en la construcción de las esculturas monumentales que hay allí.

Tampoco se sabe qué significan o por qué se construyeron. Mucho menos se ha podido determinar cómo fueron transportadas, con pesos de varias toneladas, sobre un terreno tan accidentado entre ríos caudalosos y abismos.

Lo único que se ha podido establecer es que estos lugares conformaban un gigantesco cementerio en el que se realizaban rituales funerarios. Lo que también se evidencia es el elevado nivel de perfección alcanzado en la elaboración de estos monumentos. Pero aun así, se desconoce incluso el nombre de la cultura que los construyó o a qué etnia pertenecían.

Una cultura sin nombre

Escultura en San Agustín

El nombre de San Agustín se lo dio Fray Agustín, un clérigo que provenía de A Coruña y realizó una visita casual a la zona en 1589. Se cuenta también que otro fraile, Juan de Santa Gertrudis, un misionero español que visitó el lugar en 1757, quedó impactado por las esculturas de más de tres metros de altura.

Lo único que pudo exclamar fue: “esos ídolos son obra del diablo”. Para exorcizar el mal ordenó la amputación de los genitales de cada escultura con la que se tropezó. Esta forma de saqueo moralista se mantuvo varios siglos, pero ya no por motivos de estrechez mental, sino por la ambición y creencia de que castrando se encontraría oro.

En 1995 esta región fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco con la incertidumbre de que el 40 % aún ni siquiera se ha explorado.

Los estudios sobre San Agustín y Tierradentro

Tumba en Tierradentro

Aunque la cultura de San Agustín y Tierradentro alcanzó su esplendor en el primer milenio, dejaron de existir 600 años antes de que arribaran los conquistadores españoles. El primer estudio que se hizo sobre San Agustín lo realizo Francisco José de Caldas, quien publicó su informe en 1808. Le siguió el geógrafo francés Eliseo Reclus, quien concluyó que las esculturas eran ‘groseras’.

Después hubo una oleada de hipótesis truculentas y se dijo que el complejo había sido construido por extraterrestres. Estudios y excavaciones más profundas y sistemáticas se vienen realizando desde 1930 por parte de antropólogos y arqueólogos. Sin embargo, todavía es más lo que se ignora que lo que se sabe acerca de esta cultura enigmática.

Dentro de los vestigios se encuentran cámaras funerarias de más de 12 metros de ancho, columnas y muros con diseños geométricos y en colores negros, rojos y ocres. Con respecto a la antigüedad de las esculturas, aún no existe consenso entre los arqueólogos.

Saqueos sucesivos

Estatua en San Agustín

Para el arqueólogo alemán Konrad Theodor Preuss, las estatuas eran ‘resultado de un gusto bárbaro’. También consideraba que San Agustín y Tierradentro eran el eslabón perdido entre las culturas precolombinas del norte y el sur en América. Tal vez, a manera de saqueo científico, decidió llevarse 35 esculturas que actualmente reposan en el Museo Etnológico de Berlín.

En un caso similar, un equipo de antropólogos ingleses liderados por el capitán  H.W Dowding extrajo docenas de estatuas que transportaron en un barco que naufragó. Solo pudieron recuperar una que se encuentra actualmente exhibida en el Museo Británico de Londres.

Los hallazgos de San Agustín y Tierradentro

Conjunto de estatuas

Se desconoce por completo cuál fue la relación existente entre las complejas tumbas subterráneas de Tierradentro y los túmulos funerarios existentes en San Agustín, al igual que el significado y la simbología de las gigantescas esculturas.

Cerca de la tercera parte de la estatuaria encontrada se halla en más de 50 sitios distintos de entierros ceremoniales en el Parque Arqueológico de San Agustín. La presencia de sarcófagos cubiertos con losas hace suponer que son sepulturas de dignatarios de esta cultura.

Las gigantescas esculturas fueron elaboradas en piedra volcánica con un nivel de refinamiento que sorprende. Sus dimensiones varían de unos centímetros a los siete metros de altura. Presentan grabados con diseños abstractos y figuras zoomorfas, con motivos bidimensionales y tridimensionales.

Existen todo tipo de representaciones que aluden a la naturaleza y su fusión con lo humano y divino. Ostentan una fiereza intimidante y una energía vital. Existen reiteradas alusiones al jaguar, como los guerreros con colmillos de jaguar que guardan las tumbas. También hay esculturas con ‘el doble yo’ que observan fijamente el paisaje con una sonrisa extraña congelada en sus labios.

Nuevos hallazgos y más interrogantes

Estatuas en Tierradentro

Para Preuss era claro que las estatuas denominadas ‘doble yo’ aludían al alter ego, debido a la presencia de una cara humana y otra animal. Sin embargo, otros consideran que existe una dualidad (día-noche, águila-serpiente, etc.) que va mucho más allá y que involucra una evocación de lo femenino en lo masculino.

La complejidad de los canales de la fuente de Lavapatas, junto con petroglifos y pocetas, activan la imaginación. Hacen preguntarse otra vez por la función de este centro ceremonial. Es inevitable asociar el destino enigmático de las culturas de San Agustín y Tierradentro con el que tuvieron otras culturas, como la de los mayas de Yucatán o la de los moái en isla de Pascua.

En la desaparición de San Agustín y Tierradentro probablemente contribuyeron factores como inundaciones, terremotos, epidemias o sequías extremas. De hecho, la región es muy inestable en términos geológicos.

Lo único cierto es que después de más de 100 años de investigaciones interrumpidas, se concluye muy poco. Tan solo que San Agustín y Tierradentro fue una cultura excepcional que alcanzó un alto nivel de desarrollo. También que poseía un sistema complejo de pensamiento  en el que la espiritualidad ocupaba el lugar más importante.

  • Cultura San Agustín (s.f.) En Wikipedia. Recuperado el 5 de febrero de 2020 de https://es.wikipedia.org/wiki/Cultura_San_Agust%C3%ADn
  • Parque Arqueológico Nacional de Tierradentro. Centro del Patrimonio Mundial. Recuperado de https://whc.unesco.org/es/list/743