Las estatuas monolíticas de los moái en la isla de Pascua

Virgynia Duque 23 noviembre, 2017

¿Has oído hablar de la isla de Pascua? Pues esta isla, ademas de ser famosa por su magnífica belleza natural, también lo es por tener unos anfitriones que te darán una bienvenida muy especial. Las estatuas monolíticas de los moái siguen envueltas en el misterio. ¿Quieres conocerlas?

¿Qué son los moái?

Moái en isla de Pascua
Moái – Amy Nichole Harris

Esta es la primera pregunta que surge cuando escuchamos hablar sobre las estatuas monolíticas de los moái. Al parecer, los polinesios tenían la costumbre de esculpir estatuas de piedra cuando llegaron a la isla tras la expedición del Hotu Matu’a entre el 400 y 800 d.C.

Se encontró un manuscrito que explicaba que unos polinesios olvidaron un moái en las playas de Hiva y que lo trajeron a la isla. Aunque estas estatuas se conocen como Máui, el nombre completo en el idioma local es Moái Aringa Ora y significa el ‘rostro vivo de los ancestros’.

Los rapa nui los crearon para representar a sus ancestros más importantes, como sus gobernantes. De este modo, creían que podrían extender su ‘mana’ o el poder espiritual a la tribu y protegerla de los malos espíritus.

Pero no todos los ancestros tendrían esa capacidad de protección, sino que era algo que debían cultivar durante toda su vida haciendo una serie de hazañas y actos heroicos, demostrando que una vez muertos podrían proteger a su tribu.

Cómo se fabricaban las estatuas monolíticas de los moái

Moai en isla de Pascua
Moái – f11photo

Las primeras se esculpieron con basalto, tramita y escoria roja. Más tarde, los talladores se dieron cuanta de la riqueza en piedra de la que gozaba el volcán Maunga Eo, que se conoce más comúnmente como Rato Raraku.

Así, comenzaron a trabajar con piedra volcánica. Un material de color amarillo con reflejos grises que solo se encuentra en este lugar de la isla y tiene apariencia de ceniza con incrustaciones de basalto. Este material era más blando que los usados anteriormente y facilitaría la construcción masiva de las estatuas monolíticas de los moái usando herramientas más simples.

Las estatuas se comenzaban tallando por un costado hacia abajo, con la cabeza para arriba o abajo, dependiendo del tallador. Debían encontrar superficies o muy planas o muy inclinadas que facilitaran transportar el moái una vez estuviera terminado. Se ha calculado que un equipo de talladores podría tardar unos dos años en esculpir un moái grande.

¿Dónde los tallaban?

Moási en la isla de Pascua
Moáis – hecke61

Algo curioso es que subían hasta la parte más alta del volcán para tallar las esculturas, cuando en realidad podrían haber extraído los bloques de material y haberlos transportado a un lugar en el que los talladores pudieran trabajar más cómodamente.

Tallaban cada detalle de los moái en la zona del volcán, incluidos los los rasgos de la cara. Cuando el trabajo estaba casi terminado, se esculpía la espalda, que serviría para desprender la estatua de la roca madre y deslizarla por la ladera.

Para trasportarlos al lugar en el que se iban a colocar se usaban maderos y fibra vegetal. Ya en el sitio, dejaban el moái en un hoyo que los locales habrán excavado previamente para que pudiera mantenerse de pie. Una vez en esta posición, se terminaba la espalda y ya estaba listo.

¿Cuántos moái hay en la isla y dónde se pueden ver?

Estatuas monolíticas de los moái en la isla de Pascua
Moáis – Alberto Loyo

La isla de Pascua está repleta de estas geniales estatuas, se estima que hay unos 900. De estos, 400 están en la cantera de Rana Raraku, 288 unidos en torno a los ahu y el resto esparcidos por la isla. Más de 800 fueron tallados con la piedra madre del volcán, mientras que el resto se hicieron con la gratuita, escoria y basalto.

En la isla se podrán encontrar las estatuas monolíticas de los moái de distintos tamaños, pues los hay desde los 3 hasta los 10 metros. Sin duda, conocer estas estatuas será una aventura increíble donde las haya.

“Dentro de veinte años estarás más decepcionado de las cosas que no hiciste que de las que hiciste. Así que desata amarras y navega alejándote de los puertos conocidos. Aprovecha los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre”.

-Mark Twain-

¿Te ha gustado saber más sobre las estatuas monolíticas de los moái? ¿Ya estás planeando tus próximas vacaciones a isla de Pascua para disfrutar de ellas? Sin duda, viajar a esta isla de Chile será una experiencia inolvidable.

Te puede gustar