Los mercadillos en España: un plan muy entretenido

Edith Sánchez · 1 octubre, 2019
Los mercadillos de España tienen un encanto que no está presente en otro tipo de comercios. Son espacios de magia y tradición donde se pueden conocer los aspectos más auténticos de la cultura española.

Los mercadillos en España tienen una tradición centenaria. En su mayor parte son mercados ambulantes y temporales que, por lo general, se organizan al aire libre. También son conocidos como mercados de pulgas, bazares o ferias, entre muchos otros nombres.

El mercado surge ya en la antigüedad como una práctica que busca satisfacer alguna necesidad. En este proceso de transacción, los pueblos que participan no solo intercambian productos o servicios, también establecen vínculos e intercambian conocimientos y cultura.

Las actividades comerciales han tenido cambios significativos a través de la historia y, paralelamente a estos, también se han creado distintas estrategias de compra y venta. Una de ellas ha sido la venta ambulante, que posteriormente daría origen a las ferias y luego a los mercadillos.

Mercadillos de España: memoria presente

Puesto en mercadillo

Aunque su origen pudo ser revolucionario para la época, hoy no resultan tan atractivos como antes para muchas personas. En una era de tecnología y globalización que involucra una logística más compleja y eficiente, es inevitable preguntarse por qué entonces los mercadillos siguen ahí.

La respuesta probablemente tenga que ver con la cultura y la ancestralidad que está presente en esos lugares. Los mercadillos de hoy son un lugar de encuentro en vivo y en directo. Allí se puede regatear y se entra en contacto con las rarezas y los afectos por los objetos.

Pero sobre todo, son lugares donde  conectamos con nuestros orígenes y volvemos a darle un valor especial a las cosas. Nos convertimos en partícipes de la urdimbre que estructura el tejido social. Esto los convierte en lugares únicos y llenos de encanto. Si quieres conocer más acerca de los mercadillos de España, no te pierdas este viaje a la memoria del presente.

Mercadillos en España muy especiales

El Rastro de Madrid

El Rastro en Madrid, uno de los mercadillos en España
El Rastro

Es uno de los mercadillos de España más emblemáticos y con mayor tradición, ya que se realiza desde 1740. Allí podremos encontrar de todo, incluidos artículos de primera y segunda mano, pasando por piezas de colección y un gran número de antigüedades. Lo puedes visitar cada domingo en el corazón de la capital española, en el entorno de la Ribera de Curtidores.

Mercado de Motores de Madrid

Emprendedores y artesanos se dan cita el segundo fin de semana de cada mes en el Museo del Ferrocarril, en uno de los mercadillos de España más singulares. Ropa, libros, vinilos, degustaciones y conciertos en vivo son algunos de sus atractivos. Se ubica en el Museo del Ferrocarril, en el paseo de las Delicias.

Mercadillo La Mola de Formentera

Es uno de los mercadillos de España en el que se respira una atmósfera hippie, con propuestas artísticas elaboradas a partir de materiales como vidrio, cuero, cerámica, madera y metal. Además, cuenta con una oferta gastronómica y cultural permanente. Se lleva a cabo todos los miércoles y domingos por la tarde en la localidad de el Pilar de la Mola.

Els Encants de Barcelona

Mercadillo deLesEncants
Mercadillo dels Encants

Es uno de los mercadillos más antiguos. Surge de la unión del mercadillo de los Encantes del siglo XIII y el mercadillo de la Fira de Bellcaire del siglo XIX. Allí se comercializa un gran catálogo de productos como artesanías, antigüedades, prendas y accesorios e incluso una buena oferta gastronómica. Se celebra en la plaza Glòries los lunes, miércoles, viernes y sábados.

Mercado medieval de Fuengirola de Málaga

A lo largo y ancho de España se organizan infinidad de mercadillos medievales y este es uno de ellos. Se celebra durante la segunda quincena de agosto o septiembre. Cuenta con una amplia oferta cultural que incluye eventos musicales y teatrales, así como una extensa oferta gastronómica y puestos de artesanos. Se realiza en las afueras del castillo Sohail.

Mercadillo del Cabañal de Valencia

Es uno de los mercadillos de España más grandes, con cerca de 600 puestos, y también uno de los más famosos. Se caracteriza por vender frutas y verduras frescas, pero también se encuentran plantas, ropa, artesanías, artículos para el hogar y perfumes. Funciona todos los jueves por la mañana en la Carrer de Martí Grajales.

Mercadillo de Nueva Andalucía de Málaga

Es uno de los mercadillos de España que destaca por su sofisticación. Se encuentra cerca del lujoso Puerto Banús. Allí se comercializan artículos de moda, antigüedades, accesorios, cuadros y alfombras. Es muy visitado por turistas y compradores de la región. Se levanta los sábados por la mañana en la avenida de Manolete de Marbella.