Marina Bay Sands, los edificios más singulares de Singapur

16 julio, 2018
Marina Bay Sands domina la silueta de Singapur. Un complejo que, además de hotel, tiene casino, teatros y centro comercial.

Marina Bay es la zona por excelencia de Singapur. Su popularidad se debe a que allí se encuentra Marina Bay Sands, un complejo de edificios que constituye un inmenso hotel. Y no solo eso, sino que cuenta con piscinas, casino y restaurantes. Una atracción al alcance de pocos, pero que posibilita el disfrute de muchos. ¡Vamos a colarnos en el interior de Marina Bay Sands!

Arquitectura de Marina Bay Sands

Vista del Marina Bay Sands
Geoff Whalan / Flickr.com

El complejo de Marina Bay Sands está formado por tres torres de 55 plantas conectadas que constituyen un hotel de cinco estrellas. La conexión entre ellas es una terraza abierta de más de una hectárea de superficie. Fue inaugurado en el año 2014.

Un lugar que acumula récords. Hay más de dos mil quinientas habitaciones y seis restaurantes de prestigio. Además, cuenta con dos teatros, un centro comercial, un museo dedicado al arte y la ciencia y un centro de exposiciones. También tiene un importante casino y una singular piscina de la cual hablaremos más tarde.

El arquitecto dueño de este complejo es Moshe Safdie. En el diseño del edificio se puso especial hincapié en asegurar el sistema de elevación, permitiendo que el borde de la piscina esté siempre en horizontal. Para ello se creó un sistema de gatos hidráulicos para que el edificio se adecuara a posibles variaciones en el nivel. En definitiva, una arquitectura segura.

Partes de Marina Bay Sands

1. Sands Sky Park

Marina Bay Sands
Marianna Ianovska / Shutterstock.com

Se trata de un parque al aire libre con más de 12 hectáreas de extensión que conecta los tres edificios del hotel. Cuenta con plataforma elevada situada en la parte norte del complejo de Marina Bay. Es la plataforma en voladizo más grande del mundo, con 67 metros.

Además, cuenta con una piscina de 150 metros de longitud y capacidad de casi cuatro mil personas. Junto a la piscina hay restaurantes, discotecas, jardines y un observatorio. Es el sitio ideal para presenciar una panorámica de Singapur. Y de paso, disfrutar de unas vistas al río Singapur, los rascacielos y demás zonas populares.

Para poder utilizar la piscina hay que estar alojado en el hotel. De igual manera, para subir al complejo tienes que ser un huésped o tendrás que pagar una tasa.

2. Casino de Marina Bay

Casino del Marina Bay Sands
Sarah Lou / Flickr.com

Junto a todos los servicios de hostelería que puede ofrecerte el hotel, también tiene un importante espacio de entretenimiento. El casino de Marina Bay es el primer casino que se creó en Singapur y actualmente es otro lugar de récords.

En su interior hay más de 2300 máquinas y 13 modalidades de juegos de mesa repartidos a lo largo de 600 mesas. Lo que viene a ser un desafío para aquellos amantes del juego que proceden de Asia o de cualquier parte del mundo. No lo dudes, este casino tiene las mismas posibilidades de competir que Las Vegas. ¡Es algo increíble!

3. Centro comercial

Centro comercial del Marina Bay Sands
Geoff Whalan / Flickr.com

El centro comercial de Marina Bay Sands se sitúa en la zona delantera del hotel. Es uno de los centros comerciales más grandes de Singapur, junto a los que se localizan en la famosa Orchard Road.

A lo largo de este centro comercial tienes un sinfín de tiendas de lujo donde podrás hacerte con las mejores prendas. Sin embargo, lo que hace verdaderamente especial a este centro comercial es que existen unos canales a lo largo del recinto que puedes recorrer en góndola hasta llegar a una cascada. ¡Increíble!

Además, hay un inmenso restaurante donde podrás probar platos de cualquier lugar del mundo, e incluso patinar en una pista que tiene en el interior.

Espectáculos audiovisuales en Marina Bay Sands

Marina Bay Sands por la noche
Michaela Loheit / Flickr.com

Enfrente del complejo de Marina Bay Sands, junto al centro comercial, cada noche hay diferentes espectáculos audiovisuales acuáticos. Afortunadamente, la visita es gratuita para todos.

Se trata de todo un espectáculo de luz y de color donde se proyectan imágenes sobre pantallas formadas por agua. Tienen lugar todas las noches y hay grupos musicales amenizando el show. Suficiente para terminar de enamorarnos de Marina Bay.

Además de todos estos lugares, en Marina Bay Sands destaca el Museo de Arte y Ciencia, que tiene forma de flor de loto. También sus centros de exposiciones y teatros, donde tienen lugar todo tipo de espectáculos.

Sin duda, visitar este lugar es algo imprescindible durante cualquier visita a Singapur. Aunque todos desearíamos pasar una noche en ese hotel, tendremos que conformarnos con visitarlo por la noche o pagar la entrada para subir al observatorio. ¡Merecerá la pena!

Te puede gustar