Los malestares que pueden surgir en un avión

Edith Sánchez · 15 noviembre, 2019
La mejor manera de evitar los malestares que pueden surgir en un avión es previniéndolos. Si tienes un vuelo, especialmente si es muy largo, lo mejor es que desde antes revises tu estado de salud y tomes algunas medidas.

La compañía Boeing realizó un estudio en el cual se señalaba que uno de cada 15 pasajeros sufre molestias de salud durante un vuelo. Son muchos los malestares que pueden surgir en un avión y, según este estudio, afectan con más frecuencia a las mujeres y a los adultos jóvenes.

Las indisposiciones que pueden surgir en un avión se manifiestan principalmente en el momento del despegue y, más tarde, a las tres y a las nueve horas después de iniciado el vuelo. Es raro que estas molestias se transformen en algo grave, pero es importante tenerlas en cuenta a la hora de volar.

Se estableció también que cuanta mayor sea la altitud, mayor es el número de malestares que pueden surgir en un avión. Algunos son similares a los que se producen con el famoso ‘mal de altura‘.

El síndrome de clase turista

Interior de un avion

Uno de los malestares más comunes que pueden surgir en un avión es el llamado ‘síndrome de clase turista’. Tiene que ver con los problemas de circulación que surgen al estar mucho tiempo sentado y con poco espacio entre los asientos durante los viajes largos.

Esos problemas pueden ir desde adormecimiento en las piernas e hinchazón en los tobillos hasta trombosis venosa profunda en las piernas. Para evitar que esto ocurra, lo mejor es que, si te enfrentas a un vuelo largo en clase turista, utilices ropa holgada. Trata de moverte, caminando o flexionando las piernas en tu asiento cada vez que puedas.

Así mismo, es conveniente que te mantengas bien hidratado, que evites el consumo de café o de alcohol y que te des pequeños masajes en las piernas de vez en cuando. Si tienes antecedentes individuales o familiares de trombosis, mejor consulta con el médico antes de viajar.

Dolor de oídos, uno de los malestares que pueden surgir en un avión

Pasajero con dolor de oídos, uno de los uno de los malestares que pueden surgir en un avión

El dolor de oídos es un malestar habitual durante los vuelos. Es más usual que se presente durante el aterrizaje. Normalmente comienza con zumbidos o una pequeña sordera y muchas veces escala hasta convertirse en un dolor agudo que es difícil de tolerar.

Para evitar que esto te suceda, lo mejor es masticar chicle poco antes del aterrizaje. También puedes simplemente mover la mandíbula o bostezar. Otra técnica eficaz es la de taparte la nariz y la boca y luego tratar de expulsar aire por los oídos. Así se libera parte de la presión.

Dolor de muelas

El dolor de muelas es otro de los malestares que pueden surgir en un avión. Al volar, la presión hace que el aire se expanda. Si tienes una muela o un diente en mal estado, la caries hará que se libere un volumen mayor de gas en la muela. El aire está atrapado dentro de la pieza dental y se expande.

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es tomar a medidas preventivas. Si tienes alguna pieza en mal estado y no te da tiempo de ir al odontólogo antes de viajar, lo mejor es que tomes un analgésico media hora antes de subir al avión. Si lo haces después, es probable que no te haga efecto.

Hiperventilación, otro de los malestares que pueden surgir en un avión

Mujer enferma en un avión

El origen de la hiperventilación, casi siempre, es el estado de ansiedad que algunas personas padecen al volar. También es un problema frecuente entre quienes padecen diabetes o insuficiencia renal. En estos casos, la persona siente que le falta el aire y comienza a respirar con mucha rapidez.

La manera más práctica de manejar la hiperventilación es tomar una bolsa de plástico o de papel. Con ella debes cubrir tu boca y tu nariz. Luego debes inhalar y exhalar el mismo aire que queda atrapado en la bolsa. Esto hará que se regule tu respiración.

Problemas digestivos

Los problemas digestivos también son otro de los malestares que pueden surgir en un avión. El propio vuelo hace que se produzcan más gases, que a veces no logran ser evacuados correctamente. Por eso, lo mejor es tomar precauciones antes de viajar, no ingiriendo alimentos que puedan provocar flatulencias, como alcachofas, pimientos, cebolla, coles, comidas grasas, etc.

No es recomendable consumir bebidas gaseosas en el avión ni tomar alcohol o café. La mejor opción es tomar los alimentos que te den en el vuelo, sin agregarles sal. Evitar permanecer quieto si el vuelo es muy largo.

  • Muhm, J. M., Rock, P. B., McMullin, D. L., Jones, S. P., Lu, I. L., Eilers, K. D., … McMullen, A. (2007). Effect of aircraft-cabin altitude on passenger discomfort. New England Journal of Medicine. https://doi.org/10.1056/NEJMoa062770
  • 'Síndrome de la clase turista': síntomas y formas de evitarlo (01 de agosto, 2016). Europa Press. Recuperado de https://www.europapress.es/turismo/transportes/aerolineas/noticia-sindrome-clase-turista-sintomas-formas-evitarlo-20160801114348.html