Malapascua, un rincón idílico en Filipinas

· 24 octubre, 2016

Malapascua es una isla paradisíaca que aún no ha sido descubierta por el turismo en masa. Quienes llegan a este paraíso no se quieren ir, y no es para menos, este pequeño trozo de tierra en Filipinas es increíble. Aquí encontrarás playas idílicas, puestas de sol con colores que no imaginas, una vida marina fantástica y perfecta para bucear y gente amable que te atenderá a cuerpo de rey. Vamos a conocer Malapascua ¿Nos acompañas?

Malapascua, un pequeño paraíso

Malapascua es una isla que se encuentra en el extremo más norte de la isla de Cebú. Está a tan solo 8 kilómetros del mar de Bisayas. Forma parte del Barangay insular de Logon, y pertenece a la provincia de Cebú. Esta pequeña isla tiene apenas 2,5 kilómetros cuadrados. No tiene calles asfaltadas y está salpicada de playas de arena muy blanca con imponentes palmeras.

Malapascua en Filipinas
Malapascua – Aleksandr Sadkov

Su nombre tiene un origen muy particular. En 1520, un barco lleno de colonos españoles quedó varado en esta pequeña isla perdida en las Bisayas de Filipinas. Muy molestos por tener que pasar la noche de Navidad en este maravilloso lugar, decidieron bautizarla como Malapascua.

Esta pequeña isla, además de tener hermosas playas de arena blanca, es actualmente conocida por ser un santuario del buceo a nivel mundial. En este lugar se dan cita los amantes de este fascinante deporte para avistar especies marinas increíbles que solo se encuentran en este lugar.

Además de bucear, las largas playas de arenas blancas y finas te enamorarán. Asimismo, la perfecta armonía en la que conviven las tradicionales y discretas moradas de los lugareños con los resorts de la isla, hará que te sientas cómodo y relajado en este maravilloso paraíso.

Qué hacer en Malapascua

1. Deportes acuáticos

El submarinismo es una de las principales actividades que hacer en esta pequeña isla. Aquí encontrarás lugares como Kemo Shoal, Gato Island, y Monad Shoal, donde se practica el buceo en compañía de las mantas raya y de los famosos tiburones zorro, una de las especies más interesantes de Malapascua.

Malapascua en Filipinas
Malapascua – leoks

Si eres un buceador experimentado con ganas de nuevos retos, en Malapascua encontrarás zonas de buceo que no te decepcionarán. Asimismo, si te estás iniciando en este deporte, también hay aguas perfectas para ti.

Si realizas aquí tus primeras inmersiones, encontrarás una increíble flora submarina. En la isla existen varios establecimientos donde se puede alquilar el equipo necesario. También hay alquiler de kayaks y otros recursos para realizar excursiones en los entornos naturales de la isla e islotes cercanos.

Otro de los deportes que se realizan con mucha frecuencia es el snorkel. Las aguas cristalinas de la isla, te permitirán disfrutar del fondo marino sin necesidad de sumergirte, toda una maravilla.

2. Disfrutar de sus playas

Malapascua en Filipinas
Malapascua – leoks

Las playas de Malapascua son sencillamente paradisíacas. Puedes perderte en los caminos que bordean la isla, para encontrar playas desiertas, perfectas para encontrar paz y relax. Pero también más accesibles hay maravillosos paraísos playeros como Mangrove Bay, Bounty Beach y Mariquita Beach.

3. Admirar los amaneceres y las puestas de sol

En Malapascua se contemplan unos amaneceres y puestas de sol que te dejarán sin aliento. Los amaneceres son ideales para admirarlos en el mar, cuando el tiburón zorro sube a la superficie para su habitual lavado matutino.

Malapascua en Filipinas
Malapascua – roman korzh

Es un espectáculo ver los increíbles colores que regala el sol, asomándose en el horizonte, junto con las siluetas de los tiburones zorro.

Cuando llega el atardecer, el reclamo es el faro de la isla, donde llegan todos los turistas a observar las maravillosas puestas de sol.

“Vemos la luz del atardecer anaranjada y violeta porque llega demasiado cansada de luchar contra el espacio y el tiempo.” 

– Albert Einstein –

4. Conocer el pueblo de Malapascua

Malapascua en Filipinas
Malapascua – Kristina Vackova

El pequeño pueblo de esta isla, es también un atractivo en sí. Está colmado de caminos de tierra y en diferentes direcciones se encuentran asentadas las diferentes comunidades de la isla, como Logon, Bool o Kabatangan, entre otras.

Allí se pueden observar las tradicionales cabañas de madera donde viven familias enteras. Puedes encontrar restaurantes, donde degustar la comida típica del lugar, como los espaguetis filipinos. En completa libertad se pueden encontrar animales como cerdos, gallos, gallinas y algunos otros, lo que le da mucho encanto a este lugar.

Malapascua es un paraíso con muchas razones para ser visitado. Solo ponte tu bañador y disfruta de este paraíso que no olvidarás.