6 lugares que visitar en Riga, la capital de Letonia

Riga, la capital de Letonia, es una preciosa ciudad de la región del mar Báltico con numerosos encantos. De entrada, su centro histórico está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A continuación te damos a conocer los imprescindibles de Riga. ¿Nos acompañas?

1. Plaza del Ayuntamiento, un imprescindible de la capital de Letonia

Plaza del Ayuntmaiento de Riga, capital de Letonia
Plaza del Ayuntamiento – kavalenkava

Está situada en el casco histórico de la ciudad y es una enorme explanada con suelo adoquinado en la que destacan varios edificios, entre ellos la Casa de los Cabezas Negras. Esta construcción se levantó en el siglo XIV para ser la sede de la Hermandad de los Cabezas Negras. Fue derribado durante la II Guerra Mundial, por lo que hoy podemos ver una reconstrucción de 1999 que alberga la Oficia de Turismo.

Otro edificio de interés es el Ayuntamiento, una elegante construcción de tres plantas que está coronada por un campanario que data de 1756. También hay que fijarse en la iglesia de San Pedro, de confesión luterana y una de las más importantes de Riga; y en el Museo de la Ocupación de Letonia, con información sobre las diferentes invasiones que sufrió el país en el siglo XX.

“Las ciudades son como una piedra con la que uno choca, y el resultado de ese choque es lo que llevas por dentro”.

-Santiago Gamboa-

2. Los tres hermanos

Los tres hermanos en Riga
Los tres hermanos – Sergei25

También en el casco antiguo de la capital de Letonia se encuentra este complejo residencial, que es el más antiguo de la ciudad. Su nombre se debe a que está formado por tres edificios: los números 17, 19 y 21 de la calle Mazā Pils. Todos ellos se encuentran unidos en su interior y albergan la sede de la Inspección Estatal para la Protección del Patrimonio y el Museo Letón de Arquitectura.

La más antigua de las casas es la del número 17, ya que data del siglo XV. Su fachada  tiene detalles de estilos gótico y renacentista. Después iría la del número 19, que se edificó en el siglo XVII, aunque fue reformada con posterioridad. Mientras, la del número 21 fue construida en el siglo XVIII y es de estilo manierista.

3. Catedral de Riga

Catedral de Riga
Catedral de Riga – Viktar Malyshchyts

De confesión luterana, es uno de los principales monumentos de Riga, así como la iglesia medieval más grande de los Países Bálticos. Fue construida en el siglo XIII y ampliada entre 1547 y 1595. De aquella época conserva muchos elementos, pero su apariencia actual corresponde a una restauración de 1914.

En cuanto a su interior, es blanco y diáfano. De él destaca el órgano, que data de finales del siglo XIX y que en el momento de su fabricación era el más grande del mundo. La relación de la catedral de Riga con la música es muy estrecha, de hecho, cuenta con una extensa programación de conciertos para prácticamente todos los días del año.

4. Catedral de la Natividad

Catedral de la Natividad de Riga
Catedral de la Natividad – Grisha Bruev

Es la catedral ortodoxa de Riga. Fue construida a finales del siglo XIX, cuando Letonia formaba parte del Imperio ruso, en estilo neobizantino. Fue ornamentada en su interior con pinturas al fresco y con tres iconostasios pintados por maestros de la Academia de Artes de San Petersburgo, así como por el famoso pintor Vasily Vereshchagin.

Por otro lado, a lo largo de su historia ha sufrido diversas modificaciones. Y es que tras la Primera Guerra Mundial, los alemanes convirtieron la catedral en un templo luterano. Más adelante, durante el esplendor de la Unión Soviética, fue convertida en un planetario, dado el ateísmo del Partido Comunista. No fue hasta 1991, año en el que Letonia se independizó, cuando recuperó su carácter religioso ortodoxo.

5. Castillo de Riga

Castillo de Riga,capital de Letoni
Castillo de Riga – Jelena Safronova

Fue construido en 1330 por los Hermanos de la Espada, una orden militar de corte similar a los Caballeros Templarios,  para proteger la parte norte de la ciudad. Aunque actualmente tiene una función muy distinta: servir de residencia oficial del presidente de Letonia, así como de sede del Museo Nacional de Historia del país.

Por otro lado, el castillo se distingue por su torre amarilla fortificada, el único elemento del antiguo castillo feudal que aún se mantiene intacto; y cuenta con una ubicación privilegiada, pues se encuentra cerca del mar Báltico. También estratégica, dado que desde allí se abría la cómoda vista a los buques que se dirigían al puerto de la capital de Letonia.

6. Monumento a la Libertad

Monumento a la Libertad en Riga
Monumento a la Libertad – Ingus Kruklitis

Muy cerca de la catedral está el Monumento a la Libertad, situado en el centro de la colina del Bastión, un coqueto parque atravesado por un canal. Dicho monumento es un obelisco de cuarenta y dos metros de altura, que homenajea a los soldados que murieron durante la Guerra de Independencia de Letonia. De ahí que esté considerado como un símbolo de la libertad, independencia y soberanía del país.

Respecto a su arquitectura, cabe decir que el Monumento a la Libertad presenta diferentes esculturas y relieves que muestran la cultura y la historia de Letonia. Además, está coronado por una figura que, como no podría ser de otro modo, representa a la libertad. Esta tiene forma de mujer, la cual levanta tres estrellas doradas que simbolizan a los distritos constitucionales del país.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar