Lugares de película en China que no debes perderte

21 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Desde lugares de grandes producciones de cine a escenas memorables de la pantalla grande, queremos enseñaros algunos de los lugares de película en China.

En el mundo existen paisajes de película, y por ello en este artículo queremos hacer de esta frase algo real. También, para los más cinéfilos, queremos enseñar estos lugares de película en China. Viajaremos por todo el país asiático para conocer estos escenarios únicos, ya sea en plena naturaleza o entre los grandes monumentos.

La montaña amarilla de Huangshan

Esta montaña es una de las más famosas en China por su espectacular belleza. Está situada en la provincia de Anhui, al norte de la ciudad de Huangshan, y es uno de los destinos turísticos predilectos por los amantes del clásico paisaje asiático. De hecho, está incluida dentro del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1990.

Pasear por este entorno que ocupa más de 154 kilómetros cuadrados es toda una experiencia para los sentidos que nos lleva, de manera irremediable, a sentirnos dentro de otra época. Sus altos pinos, rocas de formas singulares, sus nacimientos de aguas termales y el mar de nubes que corona la montaña lo convierten en uno de los lugares de película en China.

Las montañas amarillas son uno de los lugares de película en China.

Justo sobre este escenario se rodó una de las películas chinas con mayor impacto internacional. Hablamos, nada más y nada menos, que de Tigre y Dragón, que consiguió cuatro Óscar en el año 2020. Su fama le ha dado a este paraje un mayor interés turístico, sobre todo en zonas como el valle de Feicun y la catarata JiuLong.

La Ciudad Prohibida de Pekín

Ciudad Prohibida de Beijing
Ciudad Prohibida

Sin salirnos demasiado de las rutas turísticas clásicas, encontramos la posibilidad de pasear por la Ciudad Prohibida. Situada en la capital del país, es uno de los destinos imprescindibles para muchos turistas.

También conocida como El Palacio Imperial de Pekín, fue utilizada durante siglos como sede del gobierno. Construido en el siglo XV, por el entonces emperador Yongle, está considerado como uno de los monumentos más representativos de China, y así lo certifica su inclusión como Patrimonio de la Humanidad.

De ahí que fuera utilizada como uno de los escenarios principales de la película El último Emperador. Esta fue la ganadora del Óscar a la mejor película en el año 1987.

Este film, que ayuda a entender al público extranjero parte de la historia de China, ha sido otro de los grandes impulsos turísticos. Son muchos los visitantes que tratan de fotografiarse dentro de la Ciudad Prohibida para guardar un recuerdo inolvidable.

El Parque Nacional Forestal de Zhangjiajie de Hunan

Zhangiajie, uno de los espacios naturales den China
Zhangjiajie

Para todos los enamorados de las películas de ciencia ficción o fantasía, existe otra visita obligada en China. El Parque Nacional de Zhangjiajie es el hogar de las actualmente conocidas montañas de Tianzi. Aquí, en la provincia de Hunan, son muchos los turistas y ciudadanos chinos que se acercan a ver de cerca uno de los escenarios que inspiraron al cineasta James Cameron.

El parque, con una extensión que supera los 400 kilómetros cuadrados, fue reconocido en el año 1982 como el primer Parque Nacional Forestal de China. Tan solo diez años más tarde, en 1992, acabaría por ser nombrado parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Este paisaje, tan característico por sus altos picos desgastados de vestigios de areniscas, representó en la gran pantalla al planeta Pandora. Formados tras un largo proceso de estratificación y erosión, estos picos dan vida al hogar de los Na’vi y son uno de los lugares de película de China.

La reproducción de estas montañas fue tan veraz que incluso podremos encontrar, dentro de la visita, carteles con referencias a la película Avatar.

El Ejército de Terracota de Xi’an

Ejército de Terracota
Ejército de terracota – Thomas Barrat

Una de las grandes maravillas de China se encuentra en la provincia de Shaanxi, concretamente en su capital, Xi’an. Aquí se encuentra el famoso Ejército de Terracota de Xi’an, que fue mandado a construir por orden del emperador Qin Sha Huang sobre el año 210 a.C.

Estos soldados fueron descubiertos en el año 1979 para, pocos años después, en 1987, formar parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Estas esculturas con una base de terracota se conservan en perfecto estado. Tanto es así que se incluyeron en otra de las sagas más taquilleras de Hollywood, La Momia: la tumba del emperador dragón. Entre estas esculturas de casi unos 8000 guerreros, se rodaron algunas de las escenas más trepidantes de la película.

Con todas estas descripciones, de seguro te planteas conocer China en un futuro, y más si eres amante del cine y la televisión. Sin dudas, ¡en este país hay lugares dignos de retratar para siempre!