Visitamos algunos de los sitios más bonitos de España

Juan Luis Minarro 11 noviembre, 2017

Existen miles de lugares para visitar en España. Algunos son populares, mientras que otros son grandes desconocidos. Cada uno tiene un encanto diferente e incomparable. Pueden llamar la atención por sus bonitos paisajes o por sus llamativos monumentos. También por su gente o incluso por su gastronomía. Hoy hacemos un fantástico recorrido buscando los sitios más bonitos de España. Rincones que merecen no una visita, sino cien.

Los sitios más bonitos de España: 4 ejemplos

No puede extrañar que España sea lugar turístico por excelencia, y es que tiene lugares maravillosos para todos los gustos. Este que te vamos a ofrecer es solo un pequeño listado con 4 de los sitios más bonitos de España. Sitios muy diferentes, como vas a poder comprobar.

1. Las malagueñas Cuevas de Nerja

Cuevas de Nerja, uno de los sitios más bonitos de España
Cuevas de Nerja – catalin eremia

En la provincia de Málaga se encuentra el precioso pueblo de Nerja. Son muchos los turistas que llegan hasta esta villa atraídos por la gran variedad de atracciones que ofrece. Sin embargo, una es más renombrada que el resto, son sus fabulosas cuevas.

Estas cuevas fueron descubiertas en 1959 por unos muchachos que buscaban murciélagos. Unas cavernas que, con su magia, consiguen atrapar al visitante según se adentra en ellas. Sus arrebatadores monumentos subterráneos, creados y dibujados por el paso del agua durante miles de años, dan la bienvenida.

Paseando por sus múltiples galerías van apareciendo diferentes grupos de estalagmitas y estalactitas. Todas ellas tomando curiosas y llamativas formas. Estas cuevas han sido declaradas Monumento Histórico-Artístico y en ellas se celebra anualmente un cautivador festival de música, danza y ballet.

2. El Castillo de Butrón, delicia de Euskadi

Castillo de Butrón, uno de los sitios más bonitos de España
Castillo de Butrón – siete_vidas

Este castillo está situado en Gatica, en la provincia de Vizcaya. Una imponente fortificación que deja sin palabras a todo aquel que se aproxima a contemplarla. Sensación que viene acompañada por la espectacular vegetación que rodea el paraje.

En un principio no se alzó como fortaleza. Simplemente contaba con un pajar, unas cuadras y un torreón. No obstante, un buen día, la familia propietaria decidió transformarlo en un palacio. Eran estos los señores de Butrón, dueños del edificio y a los que debe su nombre.

Su transformación en un precioso edificio neomedieval lo convirtió en una auténtica joya. En la zona se dice que la ampliación del castillo tuvo una razón muy sencilla: ser objeto de envidia de los pueblos vecinos. Cierto o no, lo que es innegable es que el castillo parece salido de algún cuento.

3. Cedeira, un paraíso gallego

Acantilados de Cedeira en Galicia, uno de los sitios más bonitos de España
Cedeira – peizais

Si el viajero anda buscando un lugar donde disfrutar de bonitas y llamativas sensaciones debe de dirigirse a Cedeira. Este bonito municipio de Galicia es uno de los más increíbles de toda la costa gallega. Destacan sus grandiosos y espectaculares acantilados, los más altos de la Europa continental. 

Y junto a ellos, el color azul del agua del amplio océano y sus bonitas playas no dejan indiferente a nadie. Antes de planear la visita hay que contar con que el acceso a algunas de sus calas es complicado. Pero merece la pena, ya que la vista es absolutamente maravillosa y se descubren pequeños tesoros como la playa de Burbujas, conocida así por las pompas que se forman en la arena.

“Nada desarrolla tanto la inteligencia como viajar.”

-Emile Zola-

4. La Caldera de Taburiente, singular espacio canario

Caldera de Taburiente en La Palma, uno de los sitios más bonitos de España
Caldera de Taburiente – Karol Kozlowski

La Caldera de Taburiente está ubicada en la espectacular y bella isla de La Palma. Se trata de un increíble circo de 8 kilómetros de diámetro que ocupa toda la parte central de la isla. Un sobrecogedor paisaje moldeado por la fuerza de las erupciones volcánicas y la erosión del agua durante millones de años.

Desde cualquiera de sus miradores, lo que se ofrece ante la vista quita la respiración: inmensos precipicios rodeados de cumbres que alcanzan los dos mil metros. Y, entre ellos, una vegetación a veces tan densa como única, formada en parte por endemismos de la zona.

El Roque de los Muchachos es su punto más elevado. Ideal para contemplar el firmamento, como lo demuestra la presencia de un reconocido observatorio astronómico. También se puede subir al Pico de la Cruz, o realizar infinidad de rutas senderistas por el interior de la caldera para admirar toda su belleza e inmensidad. Sin duda, uno de los sitios más bonitos de España.

Te puede gustar