Los Pilones en el Valle del Jerte, un rincón maravilloso

· 14 diciembre, 2018
Son un conjunto de piscinas naturales horadadas en la roca por el agua. Los Pilones dan forma a una de las imágenes más bonitas de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, en Cáceres.

Los Pilones, en el Valle del Jerte, son una auténtica joya natural en España. De hecho, es el enclave más visitado de la Garganta de los Infiernos. Si quieres saber más sobre esta maravilla, no dudes en seguir leyendo. Nosotros te ofrecemos toda la información necesaria para que disfrutes de la visita.

Ir a los Pilones en el Valle del Jerte

Los Pilones
Los Pilones – Ana Morales / Flickr.com

Los Pilones es un tramo de pozas que el agua ha ido tallando en el duro granito a lo largo de los años. Son las llamadas marmitas gigantes, que aquí están escalonadas y se conectan con pequeñas cascadas.

Para acceder tan solo hay que hacer senderismo. La ruta es de seis kilómetros (ida y vuelta) y se inicia en el Centro de Interpretación de la Garganta de los Infiernos. No es complicada en exceso y se encuentra perfectamente señalizada. También se puede llegar a Los Pilones contratando el servicio de un vehículo todoterreno.

De cualquiera de las maneras se puede disfrutar de esta maravilla natural. Un lugar donde se juntan las aguas frías y cristalinas de dos arroyos, el de los Tres Cerros y el de Collado de las Yeguas.

Un baño refrescante

Los Pilones en el Valle del Jerte
Los Pilones – Neticola / Flickr.com

Si se visita la zona de Los Pilones en verano, no hay que dejar pasar la oportunidad de darse un baño en alguna de las pozas. Eso sí, como decíamos, debes tener en cuenta que el agua está bastante fría, ya que estamos en zona de montaña.

Por otra parte, aunque el baño no conlleva riesgos, conviene respetar unas mínimas normas de seguridad. Es importante aplicar el sentido común para evitar resbalones o caídas. Y si llevas calzado de agua con suela antideslizante, mucho mejor.

Por otro lado, antes de llegar a Los Pilones hay un desvío hacia el mirador del Chorrero de la Virgen, el otro gran reclamo de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos. Desde él se puede observar la impresionante cascada homónima, aunque durante la época estival es posible que su cauce esté seco.

Información práctica para visitar la Garganta de los Infiernos

Garganta de los Infiernos
Garganta de los Infiernos – Angelvi / Flickr.com

La Garganta de los Infiernos, donde se esconden Los Pilones, está en la comarca del Valle del Jerte, entre los términos municipales de Tornavacas, Jerte y Cabezuela del Valle. A tres kilómetros de este último verás un acceso señalizado que te llevará al centro de interpretación, ubicado junto a la carretera N-110.

El lugar se puede visitar en cualquier época del año, aunque sea la primavera una de las favoritas de los visitantes por la floración de los cerezos en el valle. En esta estación, pero también en otoño e invierno es cuando los los arroyos bajan más caudal. Mientras, el verano es ideal para bañarse en Los Pilones.

Para conocer todos los encantos de la Garganta de los Infiernos lo mejor es hacer senderismo. Muy importante es llevar ropa y calzado adecuados, así como agua y alimentos para reponer fuerzas. Y en verano no hay que olvidar bañador y toalla.

Qué más ver en la Garganta de los Infiernos

Garganta de los Infiernos
Garganta de los Infiernos -Iñaki Queralt / Flickr.com

Además de visitar Los Pilones en el Valle del Jerte y el Chorrero de la Virgen, en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos se pueden hacer muchas más cosas. Y es que este espacio abarca más de 7200 hectáreas repletas de fauna (gatos monteses, jinetas…) y de vegetación (bosques caducifolios, de ribera o pastizales alpinos).

Para contemplar todo el esplendor que ofrece la Garganta de los Infiernos se puede subir a alguna de sus máximas altitudes: la Cuerda de los Infiernillos o el Cerro del Estecillo. Ambas  rodean la Garganta de la Serrá, antiguo valle glaciar, y superan los 2200 metros.

Tampoco se puede dejar de conocer los municipios de la comarca. Cabezuela del Valle posee un singular e interesante patrimonio histórico-artístico. En Jerte podrás probar su producto más exquisito, la cereza. Y en Tornavacas pasearás por un pueblo de arquitectura típicamente serrana.

Como acabamos de ver, la Garganta de los Infiernos ofrece múltiples posibilidades relacionadas con la naturaleza. Pero si hay un rincón que no debes perderte son Los Pilones. Por tanto, ¿a qué esperas para organizar una excursión a este bello rincón de la provincia de Cáceres?

Imagen  principal: Mario Gomez Maestre / Flickr.com