Un paseo por los barrios de Oporto más bonitos

A orillas del Duero, esta es una ciudad para pasear y recorrer sus barrios históricos. Porque todos los barrios de Oporto son dignos de ser conocidos, y cada uno por distintos motivos. Eso sí, os avisamos que se trata de un lugar para caminar, para subir y bajar cuestas y escaleras, por lo que es necesario llevar buen calzado. Pero que no os asusten esas caminatas, os aseguramos que el esfuerzo merece la pena, os mostrará una ciudad de lo más atractiva.

Los barrios de Oporto más bellos

1. La Ribeira

Hoteles de Oporto
La Ribeira – Sean Pavone

Sin duda, el barrio más famoso de Oporto es la Ribeira, que como indica su nombre está en las mismas orillas del río Duero. Por este lugar ha de pasear todo turista que llegue a la ciudad. Y no solo pasear, estamos seguros de que por aquí también comerá, cenará o se sentará a refrescarse con una cerveza o un vino verde, ya que en esta zona se acumulan los restaurantes y tabernas más típicas donde jamás faltan los platos de bacalao, el ingrediente clave de la gastronomía lusa.

Además, durante ese paseo se puede contemplar en toda su magnitud el puente más elegante de la ciudad, el impactante puente de Don Luis I, obra de uno de los socios de Eiffel.

Admirar la ingeniería de este puente de finales del siglo XIX es una obligación durante un viaje a Oporto. Y eso se puede hacer paseando por la Ribeira, atravesándolo para llegar a Vila Nova de Gaia en la otra orilla, e incluso navegando en los cruceros fluviales que surcan el Duero.

2. Miragaia

Miragaia en Oporto
Miragaia – Sergei Gussev / Flickr.com

Desde la Ribeira, casi sin darnos cuenta, podemos llegar al barrio de Miragaia, o sea la barriada desde la que se ve a la perfección Vila Nova de Gaia y todas las bodegas con el famoso vino de Oporto.

Pero además de ver esa población, el propio barrio tiene mucho encanto, sobre todo por su particular arquitectura a base de arcadas, que impedían las inundaciones fluviales. Unos arcos sobre los que se levantan algunas de las casas más auténticas y coloridas de la ciudad.

3. Santa Caterina

Café Majestic en Oporto
Café Majestic – José Moutinho / Flickr.com

Toda esta zona se conoce por el nombre de una de las arterias comerciales de Oporto: la rua Santa Caterina. Un lugar de compras, obviamente. Pero también para hacer turismo cultural viendo iglesias con los típicos azulejos portugueses como es el caso de la Capilla de las Almas.

Y quien haga una visita a Oporto aquí tiene dos lugares que ha de conocer: el popular Mercado de Bolhao y el centenario Café Majestic.

“No hay viaje que no te cambie algo.”

– David Mitchell –

4. La Baixa

Avenida de los Aliados de Oporto
Avenida de los Aliados – NaughtyNut

Al igual que Lisboa, también Oporto tiene un barrio que se llama la Baixa, y aquí también es el más elegante de la urbe. Una barriada con los edificios oficiales que se extiende a partir de la plaza de la Libertad y la Avenida de los Aliados.

Aquí se ven edificios como el Ayuntamiento o las edificaciones modernistas únicas en la ciudad. Pero además hay elegantes cafés y prestigiosas galerías de arte.

5. Vila Nova de Gaia

Ravelos en Oporto
Ravelos – Andrii Lutsyk

Administrativamente Vila Nova de Gaia no es uno de los barrios de Oporto, sino otra población. Pero, dado que se llega dando un paseo y atravesando el río por los puentes históricos de la ciudad, o yendo en tranvía o autobús, os recomendamos encarecidamente su visita en vuestro próximo viaje a Oporto.

Es paradójico, pero es aquí donde están las principales bodegas de los célebres vinos que llevan el nombre de la ciudad vecina. Y también aquí se ven a la perfección los viejos rabelos, las embarcaciones que llevaban los toneles cargados de estos caldos.

Y además, desde Vila Nova de Gaia se tienen las mejores vistas de la Ribeira y el conjunto monumental de Oporto.

6. Foz do Douro

Foz do Douro en Oporto
Foz do Douro – Duszan

Acabamos nuestro paseo por los barrios de Oporto un tanto alejados del centro, en la zona más exclusiva de la ciudad: Foz do Douro. Es precisamente aquí donde el río desemboca en el Atlántico, por lo que el paisaje es espectacular.

Un lugar histórico estratégicamente hablando, por ello se construyeron los castillos que aquí se pueden visitar: el fuerte de San Juan Bautista, y la pequeña fortaleza de San Francisco Javier, más conocida como “Castillo del Queso”.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar