Qué hacer en Long Lake, una hermosa ciudad de Minnesota

Cristina Blanco · 23 febrero, 2019
Esta es una de esas pequeñas ciudades ideales para relajarse y desconectar de todo. Nada que ver con otros lugares famosos de Estados Unidos.

Viajamos a la zona norte de Estados Unidos, al condado de Hennepin, en el estado de Minnesota. Allí vamos a visitar una pequeña pero encantadora ciudad llamada Long Lake. ¿Qué tiene de especial? Ahora mismo te lo contamos.

Long Lake, una hermosa ciudad en el estado de Minnesota

Recorrer Estados Unidos es uno de esos viajes pendientes para muchos. Un viaje que se puede prolongar tanto como podamos o queramos, ya que en un país tan inmenso como este, los rincones interesantes se cuentan por miles.

Bosque en Long Lake
Bosque en Long Lake – Brett Whaley

De norte a sur, de este a oeste, todo cuanto podamos encontrar en el gran continente americano nos dejará con la boca abierta. En esta ocasión, nos alejamos de las míticas ciudades de Nueva York, las Vegas, San Francisco o Los Ángeles.

Vamos a descubrir el estado de Minnesota. Se encuentra en la región norte del país, junto al lago Superior, uno de los Grandes Lagos de Norteamérica y que separa al país de Canadá. Se trata del mayor lago de agua dulce del mundo.

Long Lake está en la zona sur del estado. Una pequeña ciudad abrazada porun lago de 16 kilómetros de largo y algo menos de un kilómetro de ancho. Se le considera como uno de los lagos más limpios de Minnesota y el lugar perfecto para disfrutar de muchas actividades deportivas.

¿Qué hacer en Long Lake durante nuestras vacaciones?

Si lo que buscas son unas vacaciones alejadas de la civilización, tranquilas y en contacto con la naturaleza, Long Lake es un lugar perfecto. Prepara tu agenda para apuntar todo lo que puedes hacer aquí. ¡Disfruta del aire libre!

1. Deportes en Nelson Lakeside Park

Vista de Long Lake
Long Lake – Brett Whaley

En la zona central de Long Lake hay un parque natural llamado Nelson Lakeside Park. Este lugar está pensado para la pesca, junto a otros lugares en los alrededores del lago.

La pesca es uno de los deportes que más se practican en la ciudad, debido a que en las aguas dulces de este lago albergan infinidad de especies.

Además, hay servicios de botes y canoas para poder navegar por sus aguas. Pero, si lo prefieres, también hay una playa pública habilitada para nadar y disfrutar de las aguas frescas del Long Lake.

2. Tarde de juegos en familia

En los alrededores de Nelson Lakeside Park o Holbrook Park podrás pasar una estupenda tarde con tus hijos sin moverte de la naturaleza que rodea a Long Lake. Para empezar, hay zonas habilitadas con mesas de picnic y parrillas, y también hay canchas para practicar deportes como baloncesto, hockey y patinaje.

Por otra parte, para los más pequeños de la familia hay zonas de juegos infantiles. Pasarán un rato estupendo rodeados de la naturaleza. Algunas zonas, como la de patinaje, necesitan reserva, ya que son pequeñas y suelen estar muy transitadas.

3. Un paseo por la naturaleza

Junto al deporte y la diversión en familia, te recomendamos finalizar tu día en Long Lake con un paseo por los alrededores del lago para disfrutar de la naturaleza. Rodeando el lago hay senderos por los que podrás caminar disfrutando del aire puro y fresco.

Consideraciones antes de viajar a Long Lake

Vista del lago en Long Lake
Long Lake – Brett Whaley / Flickr.com

Ante todo, debes recordar que Long Lake es un pequeño pueblo con un lago natural, por lo que hay que cuidar la naturaleza todo lo posible. Por ello, si visitas los parques múltiples que rodean al pueblo recuerda no ensuciar, respetar las zonas verdes, y no dejar basura.

También, procura no molestar a los habitantes del pueblo, pues muchos aprovechan el entorno para practicar deporte y relajarse. Si vas a hacer picnic o usar una parrilla, ten cuidado con el fuego. Procura dejar todo recogido y asegúrate de que estás utilizando las zonas habilitadas para estas actividades.

Long Lake puede ser un destino muy especial para pasar unas vacaciones lejos de la gran ciudad. Este es un lugar diferente que te ayudará a desconectar de las preocupaciones y el estrés. Aquí podrás entrar en contacto con la naturaleza y aprovechar para hacer cosas que nunca podrías hacer en la ciudad.