Cómo llegar a los Atlantes de Tula, uno de los tesoros de México

· 22 mayo, 2018
Los Atlantes de Tula son una de las muestras más imponentes de la antigua cultura tolteca. Llegar a ellos desde la capital de México es muy sencillo.

Los Atlantes de Tula, en México, despiertan la curiosidad de muchos viajeros. Son unas enormes y particulares figuras que representan a antiguos guerreros. Vamos a contarte cómo son, qué tienen de especial y, sobre todo, cómo llegar a los Atlantes de Tula. ¿Te vienes?

Qué son los Atlantes de Tula

Pirámide B – Alain / Flickr.com

Los Atlantes de Tula son unas figuras con formas humanas que pertenecen a la cultura tolteca y que se encuentran, como su nombre bien indica, en la ciudad mexicana de Tula de Allende. Estas estatuas miden alrededor de 4,5 metros de altura y su principal componente es el basalto.

Las figuras representan a uno de los dioses más reconocidos de la cultura mesoamericana, Quetzalcóatl, un dios mitad quetzal y mitad serpiente que creen fue el dador de la vida y de la luz.

No obstante, las figuras lo presentan de una forma especial: vestido de guerrero, con pecho de mariposa, dardos y propulsor para lanzaros. Ahora bien, la pregunta que surge es, ¿por qué se crearon los Atlantes de Tula? ¡Vamos a descubrirlo!

Historia de los Atlantes de Tula

Rostro de un Atlante de Tula
Atlante – Alain / Flickr.com

Parece que estas enormes figuras tenían una labor cuando fueron construidas. Su función era sujetar el techo de la pirámide B, localizada en la zona conocida como Tula Grande. Esta fue una zona que dejaba ver el amplio desarrollo de la ciudad, así como su importancia en el ámbito político, social y comercial.

Sus formas también dejan ver la importancia que las guerras y las victorias de estas tenían entre la cultura tolteca. Todos los utensilios que te enumerábamos anteriormente tienen alguna conexión con dioses de su cultura, mostrando así el vínculo tan especial que los toltecas tenían con sus deidades.

Cómo llegar a los Atlantes de Tula

Si hemos despertado tu curiosidad y quieres ver estos cuatro imponentes guerreros, te contamos ya cómo llegar a los Atlantes de Tula. Eso sí, partimos del hecho que estás alojado en Ciudad de México, ya que este es el destino más común entre los viajeros y, por ser la capital del país, también el más céntrico.

Llegar a los Atlantes de Tula en coche

Es el medio más cómodo y más rápido, ya que solo cien kilómetros separan la capital de México de Tula de Allende. En hora y media, más o menos, habrás cubierto esa distancia.

Si vas en coche, debes dirigirte al norte de la capital y tomar la autopista México-Querétaro. Ya solo tienes que seguir las señales hacia Tepotzotlán o Tepeji del Río. A partir de ahí verás indicaciones hacia Tula. Y ya en la ciudad, no tendrás problemas, el yacimiento arqueológico está perfectamente indicado.

Atlantes de Tula
Atlantes – akolye

Llegar a los Atlantes de Tula en autobús

Lo primero, debes saber que en la capital de México hay dos terminales (o estaciones) de bus, la Norte y la Sur. Los autobuses para Tula parten de la Terminal Central del Norte.

Para llegar hasta la terminal, la mejor opción es el metro, aunque también puedes elegir un taxi. No obstante, este último será más caro, y teniendo en cuenta el tráfico que hay en la ciudad, es posible que tarde unas diez veces más que el metro en llegar.

Una vez estés en la estación, seguramente tengas que hacer cola en la ventanilla en la que venden los billetes de autobús hacia Tula de Allende. Por ello, es importante que calcules muy bien el tiempo de tu excursión.

Una vez que has llegado a la localidad, deberás coger un taxi u otro autobús que te dejarán exactamente en la entrada de las ruinas.

Últimas recomendaciones

Atlantes de Tula – AlejandroLinaresGarcia / commons.wikimedia.org

El horario de estas ruinas es de 9 de la mañana a 16:30 de la tarde, así que te recomendamos madrugar un poco para aprovechar el tiempo y poder disfrutar de estas al máximo, teniendo en cuenta que el trayecto, si vas en autobús, dura un poco más de dos horas.

“Soy muy mexicano, no tiene remedio. En donde he estado, lo que me alimenta es México.”

-Rufino Tamayo-

Los Atlantes de Tula son un monumento único que no te puedes perder si estás de visita en México. Ya ves que llegar es fácil y, además, están ubicados en unas ruinas que tienen mucho más que enseñarte y decenas de historias que contarte. ¿Te las vas a perder?