Letonia en el verano: prepara un viaje inolvidable

· 28 octubre, 2018
Letonia es un destino perfecto para unas vacaciones. Ciudades maravillosas, espacios naturales de enorme belleza y playas interminables. Es lo que nos espera en este país báltico.

Aunque hay personas a quienes el frío y la nieve no les asustan y eligen lugares como Letonia para sus vacaciones navideñas, lo cierto es que planear la visita a Letonia en el verano es la mejor idea para disfrutar al máximo de sus encantos. Te contamos lo que no te puedes perder en este maravilloso país.

Visitar Letonia en el verano, ¡la mejor idea!

Aunque Letonia no es uno de los destinos más solicitados de Europa, el país tiene rincones maravillosos. Por ejemplo, entre sus parajes naturales podrás disfrutar de cascadas, bosques y mucho más. Y la arquitectura medieval es la protagonista en muchas de sus ciudades.

Te proponemos una ruta que puedes organizar para disfrutar de Letonia en el verano. En ella encontrarás de todo, desde ciudades increíbles a playas o espacios naturales donde disfrutar de paisajes espectaculares.

Riga

Plaza del Ayuntamiento de Riga
Plaza del Ayuntamiento de Riga

Riga es la capital del país, y como tal, está llena de actividades y atractivos por hacer y descubrir. No importa si quieres visitarla solo, en pareja o en familia, es una ciudad para todos.

¿Su mayor encanto? Su aire medieval. Su casco antiguo, que es Patrimonio de la Humanidad, conserva tesoros como calles que nos hacen retroceder a los tiempos en los que cada gremio tenía su espacio. Y podremos ver joyas como la iglesia de San Pedro o la Casa de los Cabezas Negras.

Pero Riga es una ciudad llena de contrastes. Así, cuenta además con un fabuloso patrimonio modernista con más de 800 maravillosos ejemplos de art nouveau. Y por otro lado, se encuentra la zona moderna de la ciudad, donde los edificios altos sobresalen del resto.

Sigulda

Castillo de Sigulda en Letonia
Castillo de Sigulda

Se la conoce como la ‘Suiza de Letonia’ por estar en pleno valle del río Gauja y por el encanto de sus casas de madera, que se asemejan a cabañas suizas. Como imprescindibles están el castillo de Krimulda, la Mansión Krimulda y el castillo medieval, que data del siglo XII.

Pero con tanta naturaleza alrededor, te recomendamos que no dejes de hacer alguna ruta de senderismo en la zona porque los paisajes que atravesarás son únicos e irrepetibles. En verano disfrutarás al máximo de estos, así como de los reflejos del sol en el río, una imagen que no podrás olvidar nunca.

Parque Nacional de Gauja

Parque Nacional de Gauja en Letonia
Parque Nacional de Gauja

El caudaloso río Gauja es uno de los protagonistas del país, pues lo atraviesa casi de punta a punta. En sus alrededores hay maravillas naturales como cuevas, grutas, acantilados y formaciones rocosas, todos ellos dan forma al parque nacional que lleva su nombre.

Pasar un día entero allí, descubriendo sus secretos más ocultos, será una manera perfecta de conectar con el país y  hacer un turismo diferente. Un lugar perfecto para recargar pilas y seguir este viaje por Letonia en el verano.

El Parque Nacional de Gauja es el más grande de Letonia. También es el más antiguo,declarado como tal en 1973.

Jurmala

Playa de Jurmala, para disfrutar de Letonia en el verano
Playa de Jurmala

¿Y un día de playa? Esto es algo que no puede faltar en tu visita a Letonia en el verano. En Jurmala encontrarás una de las playas más bonitas del país. No solo eso, sino que verás el golfo de Riga.

Pero además de su magnífica playa, el pueblo en sí también es un atractivo que merece la pena visitar. Allí veras preciosos edificios de madera. Seguro que algún cuento de los hermanos Grimm se te viene a la cabeza cuando los veas.

Cesis

Calle de Cesis en Letonia
Calle de Cesis

Situado en el Parque Nacional de Gauja, es uno de los pueblos más antiguos del país. Su casco antiguo, al más puro estilo europeo de aires medievales, no tiene desperdicio.

Llegó a ser una de las ciudades más importantes del país, por eso, tiene dos castillos, el de Cesis, del siglo XIII, y el Nuevo Castillo de Cesis, del siglo XVII. Ambos son hermosos y para los letones, auténticas joyas históricas que deberían incluirse entre los más bonitos del mundo.

Palacio Rundale

Palacio de Rundale en Letonia
Palacio de Rundale

Se le considera el palacio más bonito del país, a pesar de que hay muchos de ellos en toda su extensión. Data del siglo XVIII y lo podrás ver por dentro. No obstante, incluso si no entraras, los jardines que lo rodean son realmente excepcionales, nada que envidiar a los de Versalles.

Ya lo has visto, visitar Letonia en el verano puede ser una magnífica idea para unas vacaciones diferentes. Toma buena nota de todo lo que no te puedes perder y empieza ya a pensar en el viaje. ¡No te arrepentirás!