Las ciudades canadienses reinventan sus centros comerciales

Álvaro Gómez · 4 mayo, 2019
Las ciudades canadienses cada vez incluyen más alternativas de ocio en sus centros comerciales. De esta manera, se puede pasar en ellos jornadas completas sin aburrirse ni un segundo.

No se puede hablar de localidades avanzadas en los últimos años sin mencionar algunas ciudades canadienses. Lo son en todos los sentidos, pues van a la cabeza en las políticas medioambientales, de igualdad y, en definitiva, del desarrollo de la sociedad.

También destacan en los apartados tecnológico, industrial y turístico. En este sentido, las ciudades canadienses potencian al máximo sus puntos de interés para atraer a viajeros de todas las partes del mundo. Y más allá de monumentos o lugares emblemáticos, lo consiguen también con espacios como los centros comerciales.

Estas zonas no suelen generar demasiado entusiasmo en las ciudades que visitamos. Acudimos solo a comer si nos pilla de paso, pero no diseñamos nuestras vacaciones en torno a ellos. Ahora, en las ciudades canadienses los centros comerciales se están reinventando. ¿Quieres saber cómo?

Los centros comerciales en ciudades canadienses

Eaton Center en Toronto
Faton Center en Toronto

Los mayores centros comerciales de Canadá reciben cada año a millones de visitantes. Muchos residen en esas mismas ciudades, pero otros son turistas que llegan a pasar unos días. Estas zonas tienen su punto fuerte en que ofrecen varios servicios y con distintas posibilidades en un único edificio.

De esta manera, puedes ir a comer o a comprar ropa, ir al cine o buscar un libro. Y, además, con la posibilidad de acudir a establecimientos de diferentes marcas para poder comparar y elegir lo que más se adecue a ti. En resumen, los centros comerciales ponen en la mano del cliente todos los bienes y servicios posibles.

En las ciudades canadienses, los centros comerciales ofrecen cada vez más servicios, incluso aquellos que nunca hubieras esperado ver. Hay algunos que cuentan con parques de atracciones o pistas de esquiar. Una manera genial de atraer gente que, después, puede comprar en los establecimientos o quedarse a comer y cenar.

De hecho, muchos vecinos de las principales ciudades del país disfrutan de sus días de ocio en ellos. Van por la mañana a comprar en las tiendas de ropa. Después comen en un restaurante y, por la tarde, disfrutan de alguna de las actividades de ocio. Luego pueden cenar en otro sitio distinto antes de volver a casa.

Los centros comerciales más famosos

Aberdeen Centre en Vancouver
Aberdeen Centre – Ruth Hartnup / Flickr.com

En Vancouver hay unos cuantos centros comerciales destacados. De hecho nada más llegar al aeropuerto encontrarás muy cerca el McArtherGlen Designer Outlet. Allí te espera, sobre todo, una buena variedad de marcas de ropa con ofertas que no verás en otros establecimientos. A los turistas incluso les hacen un descuento superior.

Seguimos en Vancouver. El Aberdeen Centre es un centro comercial reconocido en las ciudades canadienses debido a su especialidad. La mayoría de sus tiendas venden productos de origen asiático, por lo que se podría decir que es un centro comercial temático.

En Toronto, el centro comercial más destacado es el Toronto Eaton Centre. Se ubica en el centro de la ciudad, lo que unido a sus grandes dimensiones hace que siempre esté lleno de gente. Es el lugar con más visitas de la ciudad. Se dice que recibe cerca de un millón de personas semanales, más que muchas ciudades durante todo el año.

El mejor centro comercial del país

Interior del West Edmonton Mall en una de las ciudades canadienses
West Edmonton Mall

De todas las ciudades canadienses, si quieres conocer el mejor centro comercial, tienes que ir a Edmonton. El West Edmonton Mall es de los centros comerciales más grandes del mundo y, en su día, ocupó el primer puesto mundial.

Su tamaño es inmenso, pues tiene más superficie disponible que muchas localidades del país. En él encontrarás todo tipo de servicios, como los que ya hemos mencionado. Además de tiendas y lugares para comer y cenar, dispone de negocios dedicados a las finanzas, cines y hasta un teatro.

También hay un parque de atracciones con varias montañas rusas y un parque acuático con toboganes y grandes piscinas. Las posibilidades aquí son inmensas y seguro que no te vas a aburrir pasando un día entero en este centro comercial.

Además, cuenta en su interior con varios hoteles. Resulta increíble, pero en las ciudades canadienses ¡puedes irte de vacaciones a un centro comercial!