Las 3 mejores cosas que ver en Trondheim

· 18 noviembre, 2015

Trondheim es la tercera ciudad con más población de Noruega y la capital universitaria y tecnológica más importante del país. Además, se encuentra rodeada de colinas y un mar sublime y sus calles tienen un encanto especial.

No lo dudes, si estás planeando un viaje por Noruega debes hacer una parada en Trondheim. Para convencerte, te vamos a llevar a los lugares más emblemáticos y fascinantes de la ciudad. Los innumerables paisajes de este increíble rincón de Noruega te impactarán y estamos seguros de que querrás volver.

1. Monumentos en Trondheim

Trondheim fue capital del país hasta el siglo XIII. Es una ciudad, por tanto, con una rica historia, y de ella podemos admirar numerosos vestigios y edificios de interés.

Nidarosdomen

Catedral de Trondheim
Catedral de Trondheim – Piotr Wawrzyniuk

Es la hermosa catedral de Trondheim, un templo construido sobre la tumba de San Olav. El inicio de las obras tuvo lugar en el año 1070, aunque a lo largo de su historia ha sufrido varias reformas. Un edificio bello por fuera y sobrio en su interior.

Palacio del Arzobispo

Palacio del Arzobispo en Trondheim
Palacio del Arzobispo – Laura Tomàs Avellana / Flickr.com

Es un maravilloso complejo arquitectónico perfectamente conservado. Su construcción se inició en el siglo XII  y es el monumento secular más antiguo de toda Escandinavia. En su interior podrás disfrutar de varias exposiciones, entre ellas la de las Joyas de la Corona.

2. Paseos por Trondheim

Pero Trondheim es una ciudad llena de encanto en todos sus rincones, una ciudad que se puede disfrutar simplemente paseando por ella. 

Casas de colores en el río Nidelva

Casas de colores en Trondheim
Casas de colores en Trondheim – Tatiana Popova

A orillas del río Nidelva se encuentra un paisaje propicio para una fotografía panorámica o una tarjeta postal. Estas casas fueron construidas en su mayoría durante el siglo XVIII y se han conservado a la perfección. La mayoría albergan restaurantes o tiendas, por lo que no debes dudar y entrar a alguno para sentir el corazón mismo de Trondheim.

Si quieres disfrutar de esta hermosa y colorida estampa nada mejor que hacerlo en kayak. Puedes recorrer el río Nidelva navegando, eso sí, mejor en verano.

Estas casas son muy diferentes a las del barrio de Bakklandet, una pintoresca zona de casitas de madera tradicionales con un encanto especial.

Skansen y el paseo marítino

Puente Skansen en Trondheim
Puente Skansen – Sveter Sveter / Flickr.com

Es otra zona perfecta para pasear, disfrutarás de la tranquilidad del puerto y podrás llegar al viejo puente ferroviario de Skansen. Un puente ideado por Joseph B. Strauss, el mismo arquitecto que diseñó el Golden Gate de San Francisco y que aún presta servicio.

Cerca del puente de Skansen se encuentra St Olavs Pir, un paseo marítimo con miradores y escaleras para bajar hacia el mar.

3. El Museo del Rock de Trondheim

Rockheim en Trondheim
Rockheim – Ole Gunnar Onsøien / Flickr.com

Trondheim tiene varios museos interesantes, pero este es especial. Cuenta la historia del pop y el rock noruego desde hace 50 años hasta la actualidad. 

Rockheim, que así se llama este museo, es sumamente interactivo. Cuenta con una interesante colección de instrumentos y casi todo se puede tocar, de hecho tiene numerosas consolas y audífonos para escuchar canciones de la época dorada del rock.

“Es difícil explicar lo que es el rock. Es un ritmo que te agarra, algo que sientes.”

-Elvis Presley-

El Museo del Rock noruego es el lugar perfecto para los amantes de la música y en especial del rock. Es un sitio propicio para disfrutar en familia y para que los niños conozcan la historia de la música en general y de la noruega en particular.

Como ves, Trondheim tiene mucho que ofrecer a los visitantes. No la pases de largo en tu viaje por Noruega.