El largo camino de Islandia hacia la reforestación

6 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
El problema de deforestación que sufre Islandia es una grave amenaza para la isla. Por eso se llevan a cabo programas de reforestación desde hace décadas.

Descubrir los paisajes islandeses es el gran motivo para preparar un viaje a este país en el Atlántico Norte. Y sin embargo, al contemplar esos paisajes se observa una gran paradoja: en un ambiente tan natural llama la atención la enorme falta de árboles. Un problema que va más allá de la estética. Por eso, los gobiernos de Islandia llevan décadas desarrollando programas de reforestación.

El suelo de Islandia

Paisaje volcánico de Stokkness en Islandia
Paisaje de Stokkness

Se podría pensar que el frío habitual en las tierra islandesas ya es un factor que no favorece la presencia de vegetación y, por lo tanto, dificulta la existencia de grandes bosques. No obstante, en otras latitudes similares como pueden ser Noruega o Suecia los bosques en las zonas de montaña son una auténtica seña de identidad.

En realidad, el gran problema de Islandia para la existencia de masa forestal son sus suelos volcánicos. Un suelo que no permite la existencia de una gran variedad de especies. De hecho, el árbol que podría tener un mejor desarrollo en el país es el abedul, del cual se tiene constancia que ocupaba hasta una cuarta parte de la isla hace más o menos un milenio.

La erosión y las tormentas de arena

Cascada Skogafoss
Cascada Skogafoss

Sin embargo, aquellos bosques de abedul poco a poco se fueron esquilmando y desapareciendo. Un gravísimo problema porque sin arbolado los suelos son fácilmente erosionables por los vientos. Y otro de los grandes efectos son las terribles tormentas de arena que de vez en cuando envuelven sitios como la propia Reikiavik.

De esta manera, la belleza natural de paisajes volcánicos y cascadas que atrae a tantos turistas que recorren el famoso Círculo de Oro de Islandia, esa misma naturaleza, es la que favorece que los bosques perdidos sean difícilmente recuperables.

Y todo ello causa otros problemas como las tormentas, los suelos estériles o problemas de contaminación. En definitiva, que concienciados con la situación en Islandia se han desarrollado diversos proyectos de reforestación más o menos exitosos.

Reforestación para evitar la desertificación de Islandia

Área de cultivo de árboles para la reforestación de Islandia
Área de cultivo de árboles

Una dura tormenta de arena a finales del siglo XIX en Reikiavik les hizo tomar conciencia sobre el problema de la falta de árboles en Islandia. Desde entonces se han llevado a cabo distintas actuaciones. Siempre muy lentas, ya que son conscientes de que la isla jamás va a tener un poder reproductor al del Amazonas, pero está claro que a veces es desalentador el trabajo de reforestación.

Se han plantado más de tres millones de árboles en los últimos años, pero hay mucho por hacer. Sin duda, lo más sencillo es plantar el abedul autóctono. Pero se trata de una especie escasamente productiva, por ello, se han intentado plantar otros tipos de árboles que sí se dan en climas similares, por ejemplo los alerces siberianos o los pinos que dominan muchas áreas de la hermosa Alaska.

Sin embargo, el desarrollo de estos es muy complicado y sobre todo lento. Han intentado plantar otras especies de desarrollo más rápido, como por ejemplo los álamos. Pero cuando estos árboles apenas son brotes se convierten en un bocado exquisito para los rebaños de ovejas habituales en los paisajes de Islandia, por lo que es un trabajo infructuoso.

En tu próximo viaje a Islandia

Lago Lagarfljot
Lago Lagarfljot

El esfuerzo continúa, ya que en la actualidad menos del 1% del suelo de Islandia tiene arbolado. Es una gran paradoja en un país cuyo encanto se basa, precisamente, en su naturaleza, en sus espectaculares paisajes dominados por cascadas, lagos y montañas. Y aunque es cierto que abundan los grandes prados, la verdad es que es evidente la falta de árboles.

Y es una verdadera amenaza para la isla. Por lo tanto, ya que te presuponemos amante de la naturaleza si estás deseando viajar a Islandia, también te podemos invitar a informarte sobre los programas de reforestación y cómo puedes colaborar con ellos en tu próximo viaje. Será una buena forma de disfrutar de este lugar único y, además, podrás presumir de que has colaborado en su conservación.

  • Fountain, H. Los vikingos arrasaron con los bosques, ¿podrá Islandia hacerlos crecer de nuevo? (24 de octubre, 2017). New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/es/2017/10/24/los-vikingos-arrasaron-con-los-bosques-podra-islandia-hacerlos-crecer-de-nuevo/
  • Dammert, L. El revestimiento del paisaje: iniciativas de forestación en Islandia. En fao.org. Recuperado de http://www.fao.org/3/y2795s/y2795s09a.htm