La judería cordobesa, un viaje en el tiempo

El barrio judío de esta hermosa ciudad andaluza es uno de los más famosos de España. Popular y habitada mayormente entre los siglos X y XVI, la judería cordobesa está situada al noroeste de la turística Mezquita-Catedral. ¿Nos acompañas a recorrerla?

Judería cordobesa: los orígenes

Para aprender sobre los orígenes de la judería cordobesa debemos viajar bastante en el tiempo, hasta la época romana, a los años en los que esta ciudad tenía el nombre de Colonia Patricia. A partir de la era de Augusto, el perímetro amurallado se amplía al sur (donde se encuentra el barrio judío).

Plaza en la Judería cordobesa
Judería cordobesa – trabantos

Posteriormente, en el siglo VI, se realiza una renovación urbanística muy importante. Tras la conquista musulmana en el año 711 los judíos comienzan a ocupar la zona norte de la medina. Los límites del barrio judío no eran los mismos que hoy en día. Actualmente, la judería se encuentra entre las calles Deanes, Tomás Conde, Manríquez, Judíos, Romero y Almanzor.

“Viajar enseña tolerancia”.

 -Benjamin Disraeli –

De paseo por la judería cordobesa

La visita al barrio judío de Córdoba es imprescindible mientras estamos en el casco antiguo de la ciudad. Además de pasear por sus callejuelas, hay varios lugares que no debes perderte:

1. Sinagoga

Sinagoga en la judería cordobesa
Sinagoga – Vector99

Este templo hebreo es uno de los tres que se conservan del siglo XIV (junto a las del Tránsito y de Santa María la Blanca de Toledo). Fue construida por el alarife Isaq Moheb y unos años más tarde se transformó en un hospital. Posteriormente se usó como ermita y como escuela.

Consta de un patio al que se puede acceder desde la calle y que da paso al vestíbulo y a la casa de oración. Desde allí se puede ver una escalera que dirige hacia la galería de las mujeres. La sala de oración es de casi 50 m² y tiene una altura de 6 metros.

2. Calle Judíos

Transcurre de forma paralela a la muralla y está abierta hacia el sur. Se trata del eje principal de la judería cordobesa. Llama la atención por su estrechez, sus casas encaladas y la canaladura a lo largo de casi todo su extensión (para facilitar el paso de los carros en la época musulmana).

3. Casa Sefarad

Casa Sefarad en la judería cordobesa
Casa Sefarad – Elliott Brown / Flickr.com

Está frente a la sinagoga. La también llamada “Casa de la Memoria” es un inmueble que data del siglo XIV y que, según se cree, antes era un templo judío. Tiene un patio con elementos originales relacionados con la vida religiosa. En la actualidad es un centro cultural.

4. Casa del Judío

Es una casa solariega unida por hermosos patios a otra vivienda. Es una de las mansiones más bellas de Córdoba y tiene dos fachadas: una en la calle Rey Heredia y la otra en la plaza Jerónimo Páez.

5. Plaza de Judá Leví

Esta plaza está dedicada a un famoso poeta y filósofo judío, Yehudá Ben Samuel Ha-Levi (1070-1141), quien pasó una gran parte de su vida en Córdoba. La plaza se localiza en la intersección de las calles Albucasis (antes Portería de San Pedro de Alcántara) y Manríquez y su construcción es bastante reciente.

6. Plaza de Maimónides

Plaza deMaimonides en la judería cordobesa
Plaza de Maimonides – UmaSumak

Situada en la entrada de la judería cordobesa, fue conocida anteriormente como la Plaza de las Armenas, del Arcediano y de las Bulas. Su nombre actual recuerda al filósofo árabe Maimónides, que nació y vivió en la ciudad en el siglo XII,

En uno de los extremos podemos ver un edificio notable: la Casa de los Condes de Hornachuelos. También podemos hallar el Museo Taurino.

7. Alcázar Viejo

La zona aledaña al Alcázar Viejo fue el lugar elegido por los judíos para asentarse tras la conquista cristiana en 1236. En el siglo XV el corregidor Valdés los trasladó hasta este sitio nuevamente, sin embargo, la comunidad pidió al Rey Católico que les permita regresar a su antiguo recinto.

8. Cementerio de los Judíos

El Fonsario está extramuros y fue localizado tras excavaciones realizadas en la década de los años 30. Se hallaron 20 sepulturas con dirección a oriente.

Y en el Museo Arqueológico de Córdoba podemos encontrar la única lápida funeraria hebrea que se ha encontrado hasta el momento. Es la de Yehudá Bar Akón, un personaje importante para la comunidad, fallecido en el siglo IX.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar