La isla Saona, un sitio paradisíaco por sus paisajes

· 12 febrero, 2019
Esta isla, dentro de un espacio protegido de la República Dominicana, es un auténtico paraíso. Lo es por sus maravillosas playas, pero también por su gran riqueza natural y paisajística.

La isla Saona es uno de los lugares idílicos que se pueden encontrar en la República Dominicana. Está situada en el Parque Nacional del Este, y aquí encontrarás playas interminables y una gran riqueza natural. Por ello, es uno de los destinos soñados por muchos turistas. ¿Quieres saber más sobre este paraíso? Entonces, sigue leyendo.

Qué ver en la isla Saona

Uno de los mayores encantos de la isla Saona es la famosa cueva Cotubanamá. Recibe ese nombre en memoria del cacique taíno que, supuestamente, se escondió aquí tras ser derrotado en la segunda guerra de Higüey. No obstante, no tardó en ser capturado y ejecutado.

Vista de Mano Juan en isla Saona
Playa de Mano Juan

De la cueva pasamos a los dos asentamientos que hay en la isla. Y es que, debido a su protección, no se permiten más edificaciones de las ya existentes. Uno es Catuano, un destacamento de la Marina ubicado en el extremo oeste.

Por su parte, Mano Juan está al sur y es un precioso pueblo de pescadores. Te encantarán sus casas de madera pintadas de color pastel. En él vive la mayoría de la población de la isla Saona.

Una buena forma de conocer ambas poblaciones es seguir el sendero de 13 kilómetros entre Punta Catuano y Mano Juan. De esta forma, además, pasarás por la laguna de los Flamencos y por Punta Cacón, donde está la cueva que mencionábamos al principio.

Por otro lado, frente a la isla se puede descubrir el arrecife de Caballo Blanco, en el que hay un galeón del siglo XVII provisto de cañones, anclas, municiones y diversos objetos de metal. Es decir, un enclave arqueológico sumergido que visitar al tiempo que se practica buceo.

Playas en la isla Saona

Playa en la isla Saona
Playa en la isla Saona

Además de visitar lo anterior, en la isla Saona debes descubrir sus maravillosas playas, totalmente vírgenes, con palmeras exuberantes y aguas turquesas y cristalinas. Los atardeceres desde ellas son igual de espectaculares.

La playa más extensa es la que se encuentra en Mano Juan. Allí, además, cada touroperador dispone de una zona privada con comedor y con una zona de hamacas. Las principales se extienden a lo largo de la costa meridional, desde Punta Catuano a Punta de la Cruz.

Los amantes del esnórquel también están de suerte. En las playas de la isla Saona hay fondos coralinos de una gran belleza e interés, además del ya citado arrecife de Caballo Blanco.

El Parque Nacional del Este

Paisaje de isla Saona
Isla Saona- Randolf Rautenberg / Flickr.com

Como ya hemos adelantado, la isla Saona forma parte del Parque Nacional del Este. Por ello, en esta isla podemos encontrar la mayor parte de las especies endémicas registradas en dicho parque, que son más de 500.

Su situación también es idónea para avistar diversos animales. Entre ellos, merece la pena destacar las tortugas marinas, los flamencos, las gaviotas zancudas, las cotorras verdes (en peligro de extinción), las iguanas rinoceronte, los manatíes o los murciélagos pescadores.

Cómo llegar a la isla Saona

Playa en isla Saona
Playa en isla Saona

Depende del lugar en el que nos encontremos, pero a la isla Saona se puede llegar desde distintos puntos: Bayahibe, Boca Chica, Juan Dolio, Bávaro y Punta Cana. El trayecto se realiza en catamaranes con una capacidad para unas 50 personas, y es de una hora y media (como mínimo) de duración.

Otra posibilidad es ir en lancha rápida desde los Altos de Chavón. Una ruta de lo más interesante en la que descubrir los sitios donde se rodaron algunas escenas de películas tan célebres como Parque Jurásico o Apocalypse Now.

Sea cuál sea la elección, contratar la excursión es muy sencillo. Prácticamente está disponible en todos los hoteles y empresas turísticas de la zona. Por otra parte, debes tener en cuenta que la excursión suele iniciarse a primera hora de la mañana. Es la mejor forma de aprovechar al máximo la estancia en la isla Saona.

Seguro que ya te has dado cuenta de que la isla Saona es un auténtico paraíso que ofrece numerosas posibilidades turísticas. Anímate a descubrirla de primera mano, no te arrepentirás. Pero eso sí, debes tener muy en cuenta la necesidad de ser muy respetuoso con el entorno.