La geografía de Egipto, clave para la formación de su cultura

María Belén Acosta · 27 junio, 2019
La geografía de Egipto está marcada por el curso de uno de los ríos más importantes del mundo, el Nilo. Conoce más de cerca su singular paisaje.

La geografía de cada región ejerce una gran influencia no solo sobre el paisaje, sino también sobre la cultura. Egipto, cuya antigua civilización es objeto de culto e investigación internacional, se encuentra situado sobre dos continentes: África y Asia.

Ubicado entre el extremo nordeste de África y el occidente de Asia, justo en la península del Sinaí, Egipto limita con el mar Mediterráneo al norte y el mar Rojo al este. Sin embargo, el rasgo más significativo de la geografía de Egipto es el río Nilo, uno de los ríos más famosos del mundo.

Geografía de Egipto: relieve

Desierto Blanco en la geografía de Egipto
Desierto Blanco

En Egipto, menos de un 10% de la superficie está poblada o se usa para cultivo. El resultado es un territorio prácticamente desértico. Esto es lo que hace que la geografía de Egipto sea tan particular.

La población y las áreas de explotación agrícola se concentran en el valle y el delta del río Nilo. En la zona occidental se encuentra el desierto de Libia y parte del desierto del Sahara. En la zona oriental está el desierto Arábigo.

El desierto Líbico se extiende a lo largo de lo que se conoce como el Gran Mar de Arena. Es una zona con varias depresiones que llegan a encontrarse hasta 100 metros por debajo del nivel del mar, como es el caso de al-Qattara, el punto más bajo del continente africano.

El desierto Arábigo, en cambio, se sitúa sobre una meseta que llega a alcanzar los 610 metros de altitud, con picos que llegan a altitudes de 2000 metros. Por el sur se encuentra el desierto de Nubia, una amplia extensión desierta que llega hasta la frontera con Sudán.

Al noreste del país se encuentra la península del Sinaí, que cuenta con grandes picos en su zona sur y con el punto más alto de Egipto: el monte Santa Catalina, de 2637 metros. Se encuentra aquí también el monte Sinaí, el lugar donde el Antiguo Testamento afirma que Moisés recibió las tablas de los Diez Mandamientos.

El clima

Meseta de Guiza
Meseta de Guiza

Egipto ofrece un clima seco, pero bastante variado en función de sus zonas. Excepto en los meses de invierno, el país no recibe apenas lluvias, que se localizan sobre todo al sur de El Cairo. Tiene unas precipitaciones promedio de entre 2 y 5 mm anuales.

El país cuenta con inviernos templados, en los que la temperatura se mantiene en torno a los 15º C durante el día. Los veranos son muy calurosos, hasta 50º C se alcanzan en sus desiertos. El clima es más suave en el delta, gracias en parte a las vientos que soplan desde el Mediterráneo. En el invierno sopla el khamsīn, un viento cálido de gran potencia que llega del sudeste.

En las montañas del Sinaí y algunas ciudades de sus ciudades costeras del norte nieva en ocasiones y las heladas tampoco son desconocidas por completo. Otra de sus características es la gran diferencia de temperatura entre sus días y noches. En el desierto se pueden registrar variaciones de hasta 40º C.

Geografía de Egipto: hidrografía

El río Nilo es el único río permanente de Egipto y uno de los rasgos más característicos de la geografía de Egipto. Se trata del segundo mayor río del planeta, con más de 6000 kilómetros de longitud. El río cubre un recorrido de 1550 kilómetros a través de Egipto.

Río Nilo
Río Nilo

La zona de su delta, donde desemboca, resulta de vital importancia para comprender la estructura del país y la región. Aquí se localizan tierras muy fértiles gracias a los sedimentos y nutrientes que el gran río arrastra.

El Nilo entra al país por el sur, avanza por el desierto hasta Asuán y allí fluye a través del valle hasta El Cairo. Desde allí se extiende en un delta en el que se ramifica y crea la zona próspera y fértil que da color al desierto circundante.

Cada año, las inundaciones del Nilo enriquecen el suelo con nuevos nutrientes para la vegetación, fenómeno conocido por muchos como el ‘regalo del Nilo’. Sin embargo, la construcción de la presa de Asuán ayudó a estabilizar el caudal del río, evitando daños causados por crecidas inesperadas o demasiado impetuosas.

El Nilo desempeñó así un papel vital en el desarrollo de la cultura egipcia como la mayor fuente de recursos del país. Además, constituía la principal vía de transporte de personas y mercancías. En la actualidad, el Nilo, que cruza más de diez países africanos, es una de las rutas turísticas más demandadas por los amantes del turismo cultural.

  • Guerrero. T. (17 de mayo, 2019). Un país marcado por el Nilo. El Mundo. Recuperado de https://www.elmundo.es/elmundo/2009/05/14/internacional/1242312532.html
  • Egipto... Geografía. Servicio de Información del Estado. Recuperado el 27 de junio de 2019 de http://www.sis.gov.eg/section/2/73?lang=es