Disfruta de la fabulosa ruta del Transiberiano

· 11 marzo, 2019
El Transiberiano es la ruta ferroviaria más célebre del mundo. Cualquiera que se anime a realizar esta travesía no va a olvidarla jamás. De hecho, solo subirse al tren es ya una aventura.

Si eres un viajero “todoterreno” y de Europa quieres pasar a Asia, la ruta del Transiberiano es ideal para ti. Tiene un recorrido desde Rusia hasta China, pasando por algunas provincias del Lejano Oriente ruso y Mongolia. No solo es muy seguro, sino que podrás descansar en sus coches-cama mientras viajas con comodidad.

El Transiberiano surgió como respuesta a una necesidad de la población por atravesar distancias gigantescas. Y a fe que lo lograron. Con este medio de transporte se pueden recorrer poco menos de 10 000 kilómetros, pasando por Rusia, China y Mongolia.

El precio del Transiberiano cambia dependiendo de los servicios que incluya. Por esta razón, en el momento de planificar tu viaje debes tener en cuenta qué tramos vas a recorrer. También si decides quedarte en alguna ciudad y pasar la noche allí o si prefieres hacer tu viaje sin parar hasta el último destino de tu elección.

¿Qué debes saber de la ruta del Transiberiano?

Transiberiano en el lago Baikal
Transiberiano en el lago Baikal

Lo primero que debes hacer es cerciorarte de si necesitas visado para ir al destino elegido, dependiendo de cuál sea tu nacionalidad. Para saberlo, lo mejor es revisar esta información en la web de cada país.

Por supuesto, no debes olvidar tu pasaporte, que debe tener, al menos, seis meses de vigencia. Debes llevar también el seguro médico con amplia cobertura de salud, las reservas y tu itinerario de viaje, así como el dinero que necesites para cubrir tu estancia.

Son tres las rutas ferroviarias que se ofrecen y cada una de ellas tiene recorridos específicos. La primera ruta es el Transiberiano ruso clásico. Va desde Moscú hasta Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso. Pasa también por Mongolia y China.

La segunda es el Transmongoliano, con su recorrido de Moscú a Pekín, que pasa por Mongolia. La tercera es el Transmanchuriano, que va de Moscú a Pekín, pero no pasa por Mongolia.

Los tramos contemplados son: Moscú – Nizhni Nóvgorod – Ekaterimburgo – Novosibirsk – Irkutsk 1 – Ulan-Ude – Chitá – Vladivostok – UlanUde – Pekin Chitá o Manzhouli. De acuerdo a los lugares que quieras visitar, deberás elegir la ruta del Transiberiano que tenga el recorrido más favorable para ti.

Las clases de trenes y sus compartimientos o habitaciones

Golden Eagle del Transiberaino
Golden Eagle del Transiberaino

Si lo tuyo es la sofisticación, lo mejor es tomar un servicio privado de lujo, como el de The Golden Eagle o el Imperial Russia. Estos se asemejan a cruceros cinco estrellas y, por tanto, su precio va desde los 3000 hasta los 15 000 euros, según el recorrido y los servicios que incluya.

Estos trenes cuentan con ostentosos vagones, cómodos dormitorios y un servicio Premium de restaurante.

Si buscas un servicio más económico, lo aconsejable es elegir los trenes de servicio regular. Están operados por la compañía nacional rusa de ferrocarriles (RZD) y son mucho más asequibles. Puedes hacer recorridos cortos y pasar la noche en una población que quieras conocer antes de continuar el viaje.

Si eliges esta última opción, ten en cuenta que el servicio es de primera, segunda y tercera clase. Por lo tanto, al ser de bajo costo, te recomendamos llevar toallitas húmedas personales, cubiertos, algo de comida y cargadores portátiles, pues puede haber pocos enchufes en el tren.

Recomendaciones finales para la ruta del Transiberiano

Interior del Transiberiano
Interior del Transiberiano

Si ya estas decidido a vivir esta experiencia y a disfrutar cada segundo, ten presente que debes planificar el viaje con más de tres meses de antelación. Esto es lo más recomendable, pues las compras de billetes, las reservas de hotel, así como la gestión de los visados y permisos que requieras pueden tomarte tiempo.

Puedes hacer la ruta del Transiberiano en cualquier momento del año, teniendo en cuenta que tiene mucha afluencia de personas. Sin embargo, es recomendable ir en verano. Los días son más largos y el clima te permite conocer cada población más a fondo, aunque los pasajes suelen ser más caros.

Generalmente, el viaje puede durar entre ocho y 30 días, según los lugares que visites. En todo caso, no puedes dejar de conocer el impresionante lago Baikal, Gorkhi-Terelj, la impresionante estepa mongola o la visita obligatoria a Manzhouli y Harbin, entre otros maravillosos lugares que forman parte de esta travesía.