Descubrimos la ciudad romana de Herculano

Al sur de Italia, Herculano era una antigua ciudad romana en la región de Campania. De pequeño tamaño, pero con habitantes muy adineraros y cultos, fue enterrada por las cenizas de la erupción del Vesubio, al igual que Pompeya. Tras varias excavaciones, hoy podemos conocer un poco más sobre esta localidad tan importante en su época.

¿Qué ver en Herculano?

Cuando el Vesubio entró en erupción, la ciudad de Herculano fue la primera en sufrir las consecuencias. Las altas temperaturas y la lava abrasaron a todos los habitantes, convirtiéndolos en huesos al instante.

Calle de Herculano
Calle de Herculano – WitR

Las primeras excavaciones comenzaron a mediados del siglo XVIII, cuando se hallaron estatuas, pinturas murales, cerámicas y mucho más. Ya en 1980 se encontraron cientos de esqueletos que pertenecían a personas de diferentes edades y condiciones sociales.

En los restos de Herculano aún se pueden contemplar muchas construcciones que nos dan idea de cómo era la ciudad en su época de máximo esplendor.

1. Los Fornicis

Es una serie de estructuras abovedas situadas frente a la playa que se usaban como almacenes y aparcamiento de barcas. Encima había una gran terraza. Aquí se hallaron 300 cuerpos y varios objetos de valor como joyas y monedas.

2. Termas suburbanas

Termas de Herculano
Termas – Porojnicu Stelian

Se construyeron en el siglo I d.C. entre el mar y las murallas de la ciudad. Tras pasar por un portal se accedía al vestíbulo. Desde allí también se podía ingresar a una sala de espera. Contaba con un horno para calentar el agua y tres salas termales (de agua fría, de agua tibia y de agua caliente).

3. Gimnasio

Es sabido que los antiguos romanos se preocupaban mucho por su estética y su salud. Por eso no llama la atención que en Herculano hubiese un gimnasio o Palestra donde se realizaban actividades deportivas. Con dos terrazas, un estanque rectangular y una serie de habitaciones, este gimnasio también contaba con un altar de mármol para ceremonias religiosas.

4. Sede de los Sacerdotes Augustales

Casa en Herculano
Herculano – onairda

Los esclavos que eran liberados podían convertirse en sacerdotes para ascender en la escala social. Para ello debían asistir a un colegio de culto al emperador Augusto. La sede de Herculano estaba ubicada cerca del Foro (que sería como el centro de la ciudad). Se trataba de un edificio cuadrado que conserva frescos originales sobre Hércules, Júpiter, Juno y Minerva.

5. Teatro

Tenía una capacidad para 2500 espectadores, estaba elegantemente decorado y contaba con estatuas de bronce representando a la familia real y otras personalidades importantes. El escenario estaba recubierto de mármol.

“No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños.”

-Cicerón-

6. Casa del Gran Portal

Se la conoce de esta manera debido a sus columnas de ladrillo que dan acceso a la vivienda. Se cree que la casa fue edificada tras un terremoto en el año 62 d.C y que se usaron capiteles de otras construcciones. En el interior destacan los frescos, un pequeño patio y una pared que simula ser un jardín con sus pinturas.

7. Casa del mosaico de Neptuno y Anfítrite

Mosaico de Neptuno y Anfítitre en Herculano
Mosaico de Neptuno y Anfítitre – Porojnicu Stelian

Lleva ese nombre por el gran mural que la decora en la pared oriental de la vivienda y está realizado en pasta de vidrio. Además, en la pared norte se observa un mosaico de vidrio de conchas coronado con máscaras teatrales en mármol.

8. Villa de los Papiros

Herculano fue una ciudad de gente acaudalada, por ello no es extraño que se hallaran villas lujosas. La más destacada está al noroeste, con espectaculares vistas al Vesubio y que perteneció al suegro de Julio César. Se la bautizó de esa manera debido a que contaba con una gran biblioteca con casi 2000 rollos de papiro.

9. Thermopolium

Tienda en Herculano
Tienda – Zoltan Tarlacz

Estos establecimientos eran como mercados o almacenes donde se vendían bebidas y comidas. Mucha gente en esa época almorzaba fuera de casa. Contaban con un mostrador a la calle y un espacio interior para que los clientes se sentasen.

Se hallaron ánforas de vino, tinajas con frutos y recipientes con legumbres. Una de las tiendas más destacadas es la panadería, que conserva los moldes para las tortas de trigo y dos molinos para triturar cereal.

10. Casa del Armazón de Marcos de Madera

Era una vivienda de alquiler donde vivían varias familias. Contaba con un balcón a la calle que descansaba sobre columnas de ladrillo y cuyo acceso estaba en la habitación del primer piso. En el interior se hallaron varios restos de muebles de madera carbonizados, como por ejemplo camas y armarios.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar