Kalavantin Durg en la India, solo para viajeros intrépidos

¿Crees que eres una persona valiente? No lo sabrás con certeza hasta que no visites las impresionantes ruinas de Kalavantin Durg en la India. Este es uno de los rincones más impresionantes sobre la faz de la tierra. Si no nos crees, sigue leyendo.

¿Qué es Kalavantin Durg?

Kalavantin Durg es también conocido como Prabalgad Fort o Fuerte de Kalavantin. Se ubica en el estado de Maharashtra, entre localidades conocidas como Panvel y Matheran. Está a una altura superior a los 2300 pies, en los célebres Ghats occidentales, y es una fortaleza construida sobre una meseta rocosa tan elevada y vertical que su subida asusta incluso a los más valientes.

Aunque el fuerte ha sido conocido con diferentes nombres a lo largo de la historia, hoy en día vuelve a tener su nomenclatura habitual de Kalavantin Durg y sigue siendo una de las grandes atracciones turísticas de la India.

Kalavantin Durg
Kalavantin Durg – rohit gowaikar / Flickr.com

Eso sí, verlo desde abajo es impresionante. Subirlo es apasionante. Bajarlo… solo está permitido para los más valientes, pues la pendiente es tan marcada y el camino y escaleras tan agostos que asusta bastante. Solo está recomendado para personas sin miedo a las alturas y con un valor extremo.

Si te acercas hasta Kalavantin Durg no olvides que la subida y bajada produce verdaderos escalofríos. La pendiente es tan empinada que no habrás visto nada igual. Tampoco hay barandillas donde agarrarse, ni cuerdas de seguridad y la bajada produce un vértigo enorme.

Historia de Kalavantin Durg

Lo cierto es que no se sabe con seguridad el origen de Kalavantin Durg. Según las leyendas que recorren la zona, fue levantado por una reina llamada Kalavantin. La parte curiosa es que esta es la única información que se tiene de su origen.

Después, diferentes sucesos han elevado la leyenda de Kalavantin Durg. Ahmad Malik fue un primer ministro del reino de Ahmednagar que se encargó de la fortaleza mientras sus fuerzas conquistaban Konkan, allá por el lejano año de 1458.

Posteriormente, los mogoles acabaron por controlar todo el territorio y controlaron las ubicaciones de Kalyan, Karnala, Mahuli y el propio Prabalgad, donde se encuentra Kalavantin Durg, así como otros fuertes estratégicos desperdigados por la zona.

Kalavantin Durg
Kalavantin Durg – Rahul Takale / Flickr.com

En 1657 fue Shivaji quien recuperó Kalavantin Durg de los mogoles para establecerse en toda la zona conocida como Kalyan-Bhivandi. Tuvieron una enorme resistencia por parte del sardar Mughal Kesar Singh, en aquella época el protector del fuerte, que murió en el asedio tras una inmolación honorable llamada Jauhar.

Cómo es Kalavantin Durg

Las ruinas de Kalavantin Durg se hallan en la cumbre de un enorme risco picudo retorcido, lo que permite que el desafío a la hora de llegar hasta la cumbre sea todavía más duro e impresionante para el esforzado visitante.

Kalavantin Durg
Kalavantin Durg – Buddha Jyothiprasad / Flickr.com

Llegar hasta la cima para vislumbrar las increíbles panorámicas y las atractivas ruinas tiene un escarpado camino que comienza en la aldea de Shedung. En total, son tres horas de sufrido recorrido solo recomendado a personas con cierta experiencia en sendas peligrosas.

Para llegar hasta la zona de Kalavantin Durg existen diferentes métodos. Lo normal es que el visitante no haga noche en esta parte de la India. Por ello es recomendable tomar el tren que sale desde Mumbai hacia Panvel y dormir en alguna de estas localidades.

Otra buena opción para llegar a Kalavantin Durg es alquilar un coche en alguna de las grandes ciudades de la India y conducir hasta la aldea de Thakurwadi o Shedung, donde podrás aparcar y prepararte para una de las aventuras más arriesgadas de tu vida como viajero.

“Si hay un lugar sobre la faz de la tierra donde todos los sueños de los hombres han encontrado un hogar desde el primer día en la existencia del hombre, es la India…”

-Romain Rolland-

No obstante, sea cual sea tu elección, recuerda que subir hasta Kalavantin Durg es un trayecto de 3 horas que luego has de bajar. Sea como fuere, es mejor ir bien temprano y comenzar el viaje pronto para no perder la luz, pues es muy peligroso bajar los escarpados escalones en condiciones poco adecuadas.

Además, las noches en la zona de Kalavantin Durg son bastante frías, aunque el cielo nocturno es bello. Bajo las estrellas, un buen número de aviones aparecen y desaparecen ofreciendo un espectáculo único en el mundo.

¿Qué te parece la aventura por Kalavantin Durg? ¿Crees que tienes todo lo necesario para atreverte con este desafío? Pues prepara todo tu valor y tus mejores galas para acceder a uno de los rincones más complejos del planeta y dirige tus pasos hacia la India para comenzar un ascenso a los cielos que nunca olvidarás.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar