Visitamos las impresionantes cataratas de Düden en Turquía

Alba Durán Terrazas 10 mayo, 2018
Viajamos a Turquía para admirar una sucesión de cascadas que terminan en el mar Mediterráneo. Son las cascadas de Düden.

Cuando pensamos en cascadas, solemos imaginarnos un paisaje idílico en plena naturaleza. Pero, increíblemente, también existen cascadas que están situadas en ciudades. Vamos a ver un impresionante ejemplo de ello. Las cataratas de Düden, en Turquía, forman parte de la ciudad de Antalya.

La ciudad de Antalya, uno de los mayores focos turísticos del Mediterráneo

Antalya en Turquía
Antalya – Boris Stroujko

La ciudad de Antalya se encuentra en el sur de Turquía. Es la quinta urbe más poblada del país y constituye un punto de gran afluencia turística, ya que se ha convertido en el mayor complejo turístico internacional de la riviera turca. También es la capital de la provincia que comparte su mismo nombre.

Por lo tanto, la propia ciudad de Antalya ofrece infinitas posibilidades para pasar unas vacaciones de lujo. Y, para ponerle la guinda el pastel, cuenta con un escenario único en el mundo: las cascadas de Düden. Una excursión de un día o de medio día puede hacer más especiales aún tus vacaciones si te encuentras en la zona.

“La naturaleza es el arte de Dios.”

-Dante Alghieri-

Las cascadas de Düden: la cascada superior y la inferior

Cascada superior de Düden
Cascada superior – zolakoma / Flickr.com

Muy pocas cataratas caen directamente al mar Mediterráneo. Y sobra decir que ninguna de ellas se encuentran en una ciudad. Las cascadas de Düden son únicas, ya que solo en Antalya encontraremos dicha estampa.

El río Düden nace en los montes Taurus y ofrece varios saltos de agua que, sin duda, merece la pena visitar y que vamos a describir. Como hemos dicho, las cascadas de Düden constituyen un conjunto de saltos de agua repartidos a lo largo del río Düden, uno de los más importantes que se encuentran en el sur de Anatolia.

Dentro de este conjunto de saltos de agua se incluyen las cataratas Düden, compuestas por la cascada superior o Yukari Düden y la cascada inferior o Asagi Duden.

Planea bien tu visita a las cataratas de Düden

A continuación, te vamos a proponer diferentes maneras de disfrutar de estas impresionantes cascadas turcas. La cascada inferior se encuentra más cerca del corazón de la ciudad, en los suburbios, y cae directamente al Mediterráneo. La superior se encuentra al norte de la ciudad y está en plena naturaleza.

Las cataratas del Bajo Düden o cascada inferior: dos maneras de disfrutar de ellas

Bajo Düden
Bajo Düden – Tatiana Popova

Se trata de un impresionante salto de agua de 40 metros sobre el mar Mediterráneo. Se encuentran a 8 km del centro de Antalya, en un parque que ocupa los dos últimos kilómetros del río y por el que se puede pasear tranquilamente y admirar los bellos jardines.

Al llegar a los acantilados empiezan a aparecer miradores desde los que se puede contemplar el gran salto de agua.

Por otro lado, en el puerto antiguo encontrarás numerosas ofertas de excursiones en barcos desde los que admirar la cascada. Cuentan con distintos horarios y precios, por lo que te recomendamos informarte bien de antemano cuando llegues a la ciudad.

Algunas excursiones incluyen parada para bañarse en las aguas de las cuevas que hay debajo de los acantilados. Esta puede suponer, sin duda, una increíble experiencia para los más aventureros (y muy refrescante en los meses de verano).

En ambos casos, te recomendamos preguntar a los locales y moverte en dolmuşes, que son como minibuses o taxis compartidos que recorren rutas fijas.

Las cataratas del Alto Düden: un paisaje idílico de la naturaleza al norte de la ciudad

Alto Düden
Alto Düden – zolakoma / Flickr.com

Para llegar a las cascadas superiores, te recomendamos ir hasta la estación Dogu Karaji Taksi. De esta estación salen muchos autobuses y dolmuşes que te llevarán a las cataratas. No te olvides de preguntar siempre a alguien de allí para asegurarte de coger el bus adecuado.

El autobús te dejará a las puertas del parque, a unos 15 km de la ciudad. Allí descubrirás que la mayoría de turistas son turcos, pues la mayoría extranjeros tienden a visitar las cataratas del Bajo Düden, más céntricas. Se trata de un lugar fresco, con mucha sombra (la vegetación es frondosísima), perfecto para un picnic y para sacar fotos.

Si sigues el curso del río, llegarás a las cascadas, que conforman un remanso de paz rodeado de silencio y alejado del calor de la ciudad. Te podrás relajar con el sonido del agua y los pájaros. ¡No se escucha nada más!

Existen muchas formas de disfrutar de las cascadas de Düden: cada una de ellas se adecua a un tipo distinto de viajero. Si eres de los más aventureros, podrás disfrutar de un baño en las aguas de la cascada. Y, si prefieres relajarte, opta por un tranquilo picnic en la naturaleza, con el sonido del agua y el cantar de los pájaros de fondo.

Te puede gustar