Hoteles ecológicos: una nueva tendencia

Armando Cerra 4 mayo, 2018
La preocupación por el medio ambiente y su conservación se ha trasladado también al sector hostelero. Por ello, la oferta de hoteles ecológicos es cada vez más amplia.

Los hoteles ecológicos son un paso más allá hacia el turismo responsable y sostenible. Una tendencia que cada vez es más buscada, y que lo cierto es que debería ser mayoritaria por el bien de todos. De momento, y poco a poco, se va abriendo hueco en el sector turístico. De hecho, algunos buscadores ya incluyen este filtro en sus páginas.

Y es que cualquiera de nosotros en el día a día podemos hacer cosas por la conservación del planeta, e incluso también en vacaciones. Una de esas cosas es buscar nuestro alojamiento entre los nuevos hoteles ecológicos.

Hoteles ecológicos en la actualidad

Habitación de hotel ecológico
Ludmila Yilmaz

La verdad es que tarde o temprano todos los hoteles y alojamientos tendrán que adaptarse a ciertos comportamientos ecológicos, tanto por normativa como por ética y responsabilidad. Sin embargo, hoy en día es un hecho diferencial y de calidad.

Así, los hoteles ecológicos lucen semejante galardón con orgullo y buscan también a sus clientes entre los más concienciados por el cuidado del medio ambiente. 

Turismo responsable

Los hoteles ecológicos, también llamados ecofriendly, no ponen de manifiesto más que una tendencia entre los viajeros. Las ganas de participar y disfrutar de un turismo responsable. Algo que no te impide disfrutar de nada, sino que simplemente te permite gozar de un lugar de un modo respetuoso, tanto con la naturaleza como las personas.

“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha.”

-Victor Hugo-

Factores de los hoteles ecológicos

La categoría de hoteles ecológicos puede implicar muchos aspectos, desde su ubicación en un entorno de enorme valor natural, hasta la forma en que se abastece de energía el edificio. Es decir, son varios los factores que permiten hablar de hotel ecofriendly. Algunos de ellos son:

Armonía con el medio ambiente

Hotel ecológico
gillmar

Ese suele ser el factor más evidente a la hora de pensar en un hotel ecológico. Se trata de instalaciones perfectamente mimetizadas con su entorno, sin llamar la atención en el paisaje.

Algo que a veces se consigue con diseños muy modernos que llevan a construcciones semienterradas o utilizando materiales como la madera.

Y en otras ocasiones es más sencillo y basta con seguir las pautas de la arquitectura más tradicional. No hay que olvidar que las formas de vida de antaño sabían de lo importante que era conservar el medio en el que vivían y les abastecía, de manera que lo respetaban de forma profunda y necesaria.

Las energías renovables

Hotel con paneles solares
underworld

Otro factor muy característico de los hoteles ecológicos es su abastecimiento de energía, para lo cual se recurre a diferentes tipos de energías renovables. Ahí tienen cabida desde la energía solar o la eólica, hasta la geotérmica o la calefacción por biomasa.

O sea, que los hoteles ecológicos apuestan por la sostenibilidad de sus instalaciones. Aunque en algunos casos eso suponga importantes inversiones iniciales, al final se recogen los beneficios, como unos menores costes y su colaboración con la protección de los recursos naturales.

Y desde luego, tú como huésped de este tipo de alojamiento también colaboras.

La alimentación

Comida ecologica
silviarita

Otro rasgo que puede definir las características de los hoteles ecológicos son sus propuestas gastronómicas. En este sentido no hablamos de que se trata de menús veganos, o cualquier otra tendencia alimenticia.

Básicamente, se trata de que los alimentos empleados en sus platos son productos de cercanía, de km. 0, lo cual abarata costes y reduce las emisiones de CO2. Además, ayuda a la sostenibilidad de explotaciones tradicionales.

Los hoteles ecológicos, más que recomendables

En definitiva, los hoteles ecológicos son un aspecto más de la concienciación que todos hemos de llevar a cabo para conservar el medio ambiente que nos rodea y en el que vivimos.

Viajamos para maravillarnos con todo lo que el mundo nos puede ofrecer. Pues bien, hemos de poner nuestro granito de arena en la conservación de todas esas joyas. Es decir, tenemos que optar por un turismo responsable si queremos seguir disfrutando de esos tesoros que guarda el mundo y que cada vez están más amenazados.

Te puede gustar