Holanda: descubrimos sus mitos y verdades

Elena Blanco 30 agosto, 2017

De todos los países y ciudades proliferan ciertas creencias que, sean ciertas o no, ayudan a crear una imagen de ese lugar que muchas veces no tiene demasiado que ver con la realidad. Uno de los países sobre el que existen más mitos es Holanda, sobre todo en lo que se refiere a su capital, Ámsterdam. A continuación, vamos a desmontar (o no) algunos de ellos.

A Ámsterdam solo se va de fiesta

Oude Kerk en Ámsterdam, Holanda
Oude Kerk – S-F

Es cierto que la vida nocturna de Ámsterdam es famosa y que parte del turismo que recibe viene por este motivo. Sin embargo, está muy por encima la fantástica oferta cultural de la ciudad. Allí tenemos grandes museos como el Rijksmuseum, el Museo Van Gogh, la Casa de Ana Frank y el Stedelijk Museum.

Tulipanes y molinos están por todas partes

Campo de flores en Holanda
Campo de tulipanes – Olena Z

Los tulipanes son la flor más representativa de Holanda, cierto. De hecho, los verás en muchos sitios, pero no inundan sus calles ni los verás en cualquier momento en sus campos. Florecen entre marzo y mayo. Por ello, si quieres disfrutar de su belleza y colorido deberás dejar la visita a los campos de tulipanes para la primavera.

En cuanto a los molinos, verás muchos, pero la mayoría están localizados en áreas muy concretas. Los más representativos los encontrarás en Kinderdijk, Schiedam o Zaanse Schans

En Holanda todos van en bicicleta

Bicicletas en Ámsterdam, Holanda
Ámsterdam – Andrii Lutsyk

Aunque no todos los holandeses utilizan este medio de transporte, sí que es una gran verdad. De hecho, se dice que en Ámsterdam hay más bicicletas que habitantes.

Además, Holanda es un país llano, por lo que resulta muy cómodo moverse pedaleando. Aquí las bicis tienen gran facilidad para transitar por pueblos y ciudades y hay inmensos aparcamientos específicos para ellas.

El holandés tiene un carácter muy frío

Es cierto que, por lo general, los holandeses tienen un carácter más frío y menos expresivo que los nacidos en países mediterráneos. Sin embargo, eso no quiere decir que no sean hospitalarios con los extranjeros o que no te ayuden en cualquier momento si te hace falta.

En Ámsterdam todo son canales

Ámsterdam en Holanda
Ámsterdam – kavalenkava

Todo no, pero la capital de los Países Bajos tiene nada menos que 100 kilómetros de canales, unos 1500 puentes y alrededor de 90 islas. Por ello, es conocida como la “Venecia del norte”. Es tal la importancia de los canales en la ciudad que la Unesco en 2010 incluyó el área delimitada por uno de sus famosos canales en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Y no solo en Ámsterdam, canales y diques forman parte del panorama de Holanda y los encontrarás en muchos pueblos y ciudades.

Se fuma marihuana por todas partes

La marihuana en Holanda está despenalizada, pero esto no quiere decir que todos los holandeses la fumen. Su consumo, además, está restringido en muchas zonas e incluso buena parte de los famosos coffee shops se han transformado en locales a los que solo pueden acudir sus socios.

En Holanda hay mucha prostitución

Barrio Rojo de Ámsterdam, Holanda
Barrio Rojo – Steve Photography

La prostitución está legalizada, lo que no quiere decir que haya ni más ni menos que en otros sitios. Los trabajadores de este sector pagan sus impuestos como cualquier otro y ofrecen sus servicios en lugares concretos.

El ejemplo más claro es el del Barrio Rojo de Ámsterdam. Aquí las prostitutas se muestran en escaparates para ofrecer sus servicios, pero como decimos, en lugares concretos.

El queso holandés es de los más ricos del mundo

Mercado de queso de Alkmaar en Holanda
Mercado del Queso de Alkmaar – Berit Kessler

El holandés consume de media unos 15 kilos de queso al año, siendo uno de los mayores consumidores del mundo. Es, además, uno de los grandes países exportadores. Los quesos holandeses son famosos en todo el mundo y deben este reconocimiento al equilibrio que tienen entre el picante y el dulce.

Los quesos más famosos son el Gouda y el Edam, pero también son muy populares el Limburger, el Maasdammer y algunas variedades de queso de cabra. En Ámsterdam, una parada obligatoria es la sala de degustación de Reypenaer en el canal Singel para probar su queso Gouda artesano. ¡No te defraudará!

Si no hablas holandés, no tienes nada que hacer

El idioma oficial de Holanda es el neerlandés, pero su segunda lengua es el inglés. Por tanto, a poco que te defiendas con el inglés podrás comunicarte sin ningún tipo de problema allí. Además, es muy frecuente que se hablen más idiomas, como francés, italiano e incluso español.

“Conoces más un camino por haber viajado por el que por todas las conjeturas y descripciones en el mundo.”

-William Hazlitt-

Holanda tiene sus peculiaridades, que la hacen más especial, si cabe. Por ello, es un buen destino para conocer. ¿Os animáis a descubrir más mitos holandeses?

Te puede gustar