Mi Viaje
 

La historia del retrato de Giovanna Tornabuoni

Se trata de uno de los rostros más bellos del Quattocento italiano que Domenico Ghirlandaio supo plasmar en todo su esplendor. Conoce todo sobre el retrato de Giovanna Tornabuoni.

La historia del retrato de Giovanna Tornabuoni
Cristina Moreno

Escrito por la historiadora del arte Cristina Moreno en 12 Noviembre, 2020

Última actualización: 12 Noviembre, 2020

El retrato de Giovanna Tornabuoni o de Giovanna degli Albizzi Tornabuoni es una de las obras maestras más interesantes e influyentes del renacimiento italiano. Pintado por Domenico Ghirlandaio, en la actualidad se encuentra en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, en Madrid.

Sin dudas, contemplar esta pieza art es todo un lujo para la vista. ¿Te interesa saber más detalles sobre esta obra cumbre del renacimiento?

Domenico Ghirlandaio, pinceladas de su vida

Domenico Ghirlandaio es un pintor clave en la historia de la pintura. Su obra pertenece al llamado Quattrocento florentino y es de una sofisticación y proporciones técnicas sin igual para la época. Este pintor nació en Florencia el 2 de junio de 1448 y murió el 11 de enero de 1494.

Son pocos los datos certeros que tenemos acerca de su vida, aunque Vasari lo incluyó dentro de su biografía de artistas del renacimiento. Esta obra es una de las principales fuentes sobre la vida de este pintor.

Ghirlandaio destacó no solo por ser uno de los mejores pintores de su tiempo, sino porque también dirigió un taller en el que, además de producir obras de gran calidad, se encargaba de formar a jóvenes aprendices que tenían la oportunidad de participar en los encargos que recibía Domenico. Entre ellos, había uno llamado Miguel Ángel.

Turista observando el retrato de Giovanna Tornabuoni.
Imagen: Flickr.com / Wilhelmus Fünfzehn.

El retrato de Giovanna Tornabuoni

Entre las obras que más destacan de Ghirlandaio se encuentra este bonito retrato de Giovanna Tornabuoni, una mujer famosa por su increíble belleza, procedente de una familia de la nobleza florentina.

Su apellido, Tornabuoni es el que adoptó de casada, ya que ella era de la familia Albizzi; de ahí que también se la conozca como Giovanna Degli Albizzi. Antes de morir, estuvo casada dos años con Lorenzo Tornabuoni; murió al dar a luz a su hijo en 1488.

El cuadro en el que la representó Ghirlandaio ha sido datado entre los años 1489 y 1490. Pudo ser identificado con Giovanna gracias a que se encontró una medalla en la que aparecía su rostro y su nombre. Esta medalla había sido realizada por el grabador Niccolò Fiorentino.

La modelo se muestra de perfil, y llama la atención que sus facciones tienen proporciones ideales. El detalle de la obra es extraordinario y sorprende el realismo de su peinado, la minuciosidad con la que el autor ha representado los detalles de su vestido y los elementos que sirven para enfocar su escenografía.

El uso de la perspectiva y la geometría ya están presentes en esta pintura, y son el camino que marcará parte de la obra de otros artistas del Renacimiento italiano. En el cuadro encontramos elementos como un rosario y un libro, que muestran las aficiones de una joven de su abolengo.

Una joven que, según parece, ya había servido de modelo para el pintor en otras ocasiones. Así, podemos ver la imagen de Giovanna Tornabuoni en los frescos de la capilla mayor de Santa María Novella, donde tiene un importante papel en la escena de La Visitación. En este fresco, casualmente, Ghirlandaio la representó con el mismo peinado.

Se cree que Domenico Ghirlandaio pintó a Giovanna Tornabuoni en varias de sus obras.
Imagen: Flickr.com / Dennis Jarvis.

Dónde ver este retrato renacentista

Actualmente, esta pintura se encuentra en el museo Thyssen Bornemisza, uno de los mejores museos de la ciudad de Madrid. La obra forma parte de la colección que la baronesa Thyssen expone desde 1988 como parte del acuerdo entre la coleccionista y el Gobierno de España.

Esta colección alberga ejemplares de primer orden, que van desde el siglo XIV hasta los años ochenta del siglo XX. Su inauguración tuvo lugar en 1992, y su cercanía al Museo del Prado y el Reina Sofía lo han convertido en parte del «Triangulo del arte» que se encuentra en el llamado paseo de los museos.

Para llegar a este museo y poder ver el retrato de Giovana, se puede ir caminando, en transporte público y taxi. Las líneas de autobús que pasan por la zona son muchas, y también hay bocas de metro cerca.

De esta manera, podrás ir a contemplar uno de los retratos más bonitos y elegantes de toda la Historia del Arte con total practicidad. Es una forma ideal de pasar una jornada contemplando bellos rostros, paisajes de ensueño y obras de los mejores artistas del mundo sin tener que salir de este espectacular museo.

Imagen de portada: Imagen: Flickr.com / kris06000.

Museo Thyssen-Bornemisza: datos prácticos

Museo Thyssen-Bornemisza: datos prácticos

El Museo Thyssen-Bornemisza es uno de los grandes museos de Madrid. Alberga una interesante y variada colección de obras de arte de los últimos siglos.


Cristina Moreno
Cristina Moreno
Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Granada. Máster Oficial en Arquitectura y Patrimonio Histórico por la Universidad de Sevilla donde además ha cursado estudios de Doctorado. Especialista en Paleografía y Diplomática por el Archivo de la Real Chancillería de Granada. En lo profesional, ha realizado estudios históricos para el Patronato de la Alhambra y el Generalife, para la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en el Valle del Colca, y para propietarios de casonas históricas de la ciudad de Arequipa, Perú. Además es autora de artículos y forma parte de varios grupos de investigación. En la actualidad, es jefa de Investigación y Educación patrimonial en Ampuero + Moreno (Arquitectura, Patrimonio e Historia).