Hacer la maleta: trucos que te resultarán muy útiles

· 23 agosto, 2018
Conseguir que entre todo en la maleta a veces es complicado. Pero hay algunos trucos que permiten aprovechar al máximo todo el espacio

Hacer la maleta resulta excitante para algunos y tedioso para otros. Lo peor es la sensación que tenemos cuando salimos por la puerta y pensamos, ¿habré olvidado algo? Para que prepares tu maleta como todo un profesional, vamos a darte unos consejos muy prácticos.

Hacer la maleta como un profesional

Ir de viaje nos entusiasma, pasamos mucho tiempo planeando qué ver, buscando artículos de Internet para no perdernos nada, e incluso comprando ropa y zapatos que queremos llevar al viaje. Pero siempre hay algo que solemos dejar para última hora, ¡la maleta! ¿Cómo hacerla de forma correcta y sin que se nos olvide nada?

Escoge la maleta

Maletas en un aeropuerto

Lo primero que tenemos que hacer es escoger una maleta que tenga las medidas acordes al medio de transporte que vayamos a usar. Por ejemplo, las compañías aéreas suelen ser muy estrictas en lo que a equipaje de mano se refiere, así que asegúrate de que tu maleta es apta.

La medida estándar suele ser 55x40x20. Aunque hay algunas compañías que aceptan un tamaño algo mayor, lo mejor es escoger una de estas medidas y que te servirá en cualquier avión que cojas.

Haz una lista

Seguro que compraste tu vuelo con semanas e incluso meses de antelación, desde entonces sueñas con estar en tu destino y empiezas a indagar sobre lo que vas a visitar y ver. Pues bien, ¿por qué no vas anotando en tu móvil o una libreta lo que te vas acordando que quieres llevar?

Si lo vas haciendo durante los días previos al viaje, luego hacer la maleta será cuestión de minutos y no olvidarás nada.

Doblar la ropa

Mujer que va a hacer la maleta

Ya sabemos que quieres llevar ropa diferente para no salir con los mismos modelitos en las fotos, pero esto puede convertirse en una odisea, especialmente si llevas solo un equipaje de mano.

Pues bien, una forma muy práctica de doblar la ropa para que quepa más, vaya ordenada y no se arrugue, es enrollándola. Sí, e incluso si te abrieran la maleta en el aeropuerto, lo cual puede pasar, será mucho más fácil rehacerla de nuevo.

Organizar el equipaje

La ropa es solo una parte de nuestro equipaje, ¿como meter el resto? Pues bien, hay quienes aprovechan los laterales que dejan las prendas de vestir para meter los zapatos, pequeños neceseres y otros objetos de higiene personal.

Puedes meter ropa enrollada en el fondo de la maleta, luego ropa estirada sobre ella, meter más ropa enrollada, doblar los lados de la ropa estirada y listo. Te quedarán espacios en los lados para todo lo demás y podrás meter muchas más cosas.

Lleva toallas de microfibra

Recuerda que aprovechar bien el espacio es primordial para hacer la maleta de manera profesional. Una forma de ganar sitio es buscando productos que ocupen el mínimo posible.

Las toallas deportivas que puedes adquirir en muchas tiendas se doblan casi hasta alcanzar un tamaño de bolsillo, así que podrás llevar incluso más de una.

No lleves libros

Libro electrónico

Los libros y guías de viajes pesan y ocupan espacio. Opta por llevar todo en el móvil, es la mejor idea. Piensa que allá donde vayas puedes encontrar guías, mapas y todo lo que necesites. Hoy en día hay aplicaciones que funcionan sin conexión.

Si te gusta leer, aunque seas un amante del papel, haz una excepción y lleva tus libros en el móvil o la tablet. Todo el peso que puedas quitar de la maleta bienvenido sea, o mejor dicho, bye bye.

Reduce los botes

Recuerda meter tus champús y demás productos de higiene personal y belleza en botes pequeños, o dependiendo del destino que vayas quizá puedas comprarlos allí. En perfumerías en las ciudades suelen tener productos de este tipo en tamaño viaje a buen precio, y te ahorrarías de llevar todo eso en la maleta.

Aprovecha el espacio de los zapatos

Todo objeto en el que se pueda meter otro es un espacio extra. Los zapatos son ideales para meter los calcetines dentro, por ejemplo, o un bote de colonia, o cualquier otra cosa que se te ocurra.

¿Te han gustado estos consejos para hacer la maleta y no morir en el intento, o peor aún, que te olvides de algo? Pues ponlos en práctica y verás cómo funcionan. ¡Buen viaje!