Descubre Guangzhou y la magia de sus templos

· 14 octubre, 2018
Es una de las grandes ciudades chinas. No muy conocida a nivel turístico, aún se pueden encontrar en ella tesoros de la China más tradicional.

A pesar de no figurar en los destinos turísticos más comerciales, Guangzhou es un tesoro desconocido. Es una de las ciudades más antiguas de China y posee un gran legado cultural. Queremos que lo descubras con nosotros.

¿Cómo es Guangzhou?

Vista de Guangzhou
Guangzhou

Guangzhou se ha convertido en los últimos años en un gigante económico, y la ciudad ha crecido al mismo ritmo. Todavía impresiona ver a sus habitantes recorriendo sus calles amontonados y subidos en sus bicicletas compitiendo con los coches por llegar a su destino entre gigantescos rascacielos y edificios modernos.

Al llegar a la ciudad, la primera sensación puede ser la de que será difícil encontrar algo de la China más tradicional, pero no es así. Descubrir Guangzhou es una de esas gratas sorpresas que uno se lleva, quizás por la falta de expectativas. Pero lo cierto es que esa China tradicional aún vive en esta gran ciudad cantonesa.

Sus gentes parecen no haber seguido el ritmo frenético de su ciudad, como ocurre en Shanghái y otros lugares. Las gentes de Guangzhou son amables y cariñosas. Allí encontrarás los ojos y las sonrisas más bonitas que puedas ver.

Y, por otra parte, la gastronomía cantonesa es exquisita, incluso para los paladares más occidentales. Merece la pena probarla.

Los templos de Guangzhou

Sin embargo, quizá lo que más pueda impresionar al visitante son sus numerosos y bellísimos templos. Vamos a visitar tres de ellos.

1. Templo de Guang Xiao

Templo Guang Xiao en Guangzhou
Templo Guang Xiao – Mark爱生活 / Flickr.com

Se construyó en el año 397. Es uno de los templos budistas más antiguos del mundo y alberga numerosas reliquias históricas. Al llegar da la impresión de ser tan solo un pequeño templo, pero por dentro es espectacular.

Está compuesto de varios edificios unidos por hermosísimos jardines. Pasear por este templo, con sus delicados tejados y ornamentos, el olor que desprenden los inmensos cajones de incienso y la paz que se respira a cada paso, hace que se pierda la noción del tiempo.

A pesar de recibir turistas constantemente, Guang Xiao sigue siendo un templo budista y sus monjes viven allí. Nada más entrar se encuentran tres impresionantes figuras, una dedicada a Sakyamuni y otras dos de los Bodhisattva Manjusri y Visvabhadra.

La conocida como Sexta Sala, junto a la pagoda de piedra, está dedicada al monje budista Huineng, uno de los fundadores del budismo. No hay duda de que es un lugar de los que quedan en la memoria.

2. Six Banian Temple

Budas en el Six Banian Temple de Guangzhou
Budas en el Six Banian Temple

Es otro antiguo templo budista. También se le conoce como la Pagoda de las Flores por su edificio octogonal y profusamente decorado con muchos detalles y colorido.

La talla de los aleros de madera y el techo es muy sofisticada y posee cientos de pequeños budas ubicados en la escalera, asomándose. En la parte inferior hay unos grandes pilares de cobre, tallados con muchas estatuas budistas.

Fue quemado y reconstruido en el año 1097. Es uno de los enclaves más visitados de Guangzhou. El templo acoge tres grandes iconos budistas: Sakyamuni, Amitabha y Maitreya. Son las estructuras de bronce antiguas más grandes de la provincia de Guangdong.

“No insistas en el pasado, no sueñes con el futuro, concentra tu mente en el momento presente.”

-Buda-

3. Chen Clan Academy

Decoración en Chen Clan Academy de Guangzhou
Decoración en Chen Clan Academy

Si los dos templos anteriores impresionan fuertemente al viajero, el Chen Clan Academy le deja a uno sin palabras. Conocido también como The Temple of Chen Family, terminó de construirse en el 1890 bajo la dinastía Qing con donaciones de la familia Chen.

Alberga diecinueve edificios con nueve salas y seis patios. El templo es ahora el sitio del Museo de Artes y Oficios Populares de Guangdong y afortunadamente la revolución cultural le hizo poco daño.

Son impresionantes las ricas decoraciones que adornan pasillos, vigas, crestas, muros y columnas. Es una innumerable serie de tallas de madera, piedra, ladrillo, cerámica, yeso y hierro, ejemplo de la arquitectura tradicional china. Está considerado una de las reliquias culturales de importancia nacional.

El espíritu de Guangzhou

Hay que reconocer que China es un país que impone cierto respeto al viajero por las diferencias culturales tan pronunciadas con los occidentales. Pero la verdad es que Guangzhou es una de esas ciudades que a uno le apena dejar atrás.

Encontrarás una gran oferta de rutas turísticas comerciales que te mostrarán los aspectos más nuevos y modernos de este gigante cantonés, pero no dejes de visitar sus templos. Ni de darte un paseo por el Tihane Park un fin de semana. Ese es el espíritu que realmente vale la pena conocer de esta gran ciudad.