Ezcaray, un pueblo con mucho encanto en La Rioja

Virgynia Duque 26 enero, 2018

La Rioja esconde localidades llenas de encanto que merece la pena visitar. En esta ocasión nos vamos a Ezcaray, un precioso pueblo ubicado junto al río Oja y que tiene un encanto especial. Conserva toda su tradición y su arquitectura típica y, además, está en un enclave natural de enorme belleza. ¿Te gustaría saber qué ver y hacer en él? ¡Pues ven con nosotros!

 La arquitectura tradicional de Ezcaray

Calle de Ezcaray
Ezcaray – Turol Jones / Flickr.com

El de Ezcaray es uno de los conjuntos de arquitectura típica mejor conservados de La Rioja. En él podrás ver casas tradicionales de tres plantas. La más baja servía de establo para los animales, la del medio de vivienda y la superior de almacén de grano y forraje.

Pero además, paseando por sus callejuelas podrás contemplar bonitos soportales y toda una colección de casonas solariegas y pequeños palacios que muestran antiguos blasones. Destacan el Palacio Ángel y el del Arzobispo Barroeta, o las casas de los Gandásegui o los Masip.

Otros tesoros de Ezcaray

Ezcaray tuvo una época de cierta importancia, por ello se conservan edificios que nos hablan de sus años de mayor esplendor. Vamos a conocerlos.

1. Real Fábrica de Paños

Real Fábrica de Paños de Ezcaray
Real Fábrica de Paños – Ander Dylan

Durante siglos los valles riojanos destacaron por sus tejidos de lana. En ese contexto nació la Real Fábrica de Tejidos de Santa Bárbara, fundada en 1752 y ampliada poco después hasta crear un magnífico conjunto arquitectónico.

Sin embargo, a principios del siglo XIX el desarrollo tecnológico marcó el inicio de su declive, hasta que en 1845 la fábrica detuviera para siempre su actividad. No fue el final del complejo. Hoy en día acoge diferentes espacios e instituciones. Una de sus alas es un albergue y otra de sus zonas acoge al Ayuntamiento de Ezcaray.

2. Iglesia de Santa María la Mayor

Iglesia de Ezcaray
Santa María la Mayor – David Herraez Calzada

Se construyó en sillería en el siglo XV sobre una antigua iglesia románica. Destacan su retablo mayor del siglo XVI, y el pequeño museo que acoge la sacristía y en el que se pueden ver algunas tallas de iglesias de aldeas cercanas y una bonita cruz de plata de estilo gótico plateresco.

3. Plazas del Quiosco y la Verdura

Plaza del Quiosco de Ezcaray
Plaza del quiosco – willi_bremen / Flickr.com

El nombre real de la plaza del Quiosco es plaza del Conde de Torremúzquiz, pero el quiosco de música que hay en el centro hace que se la conozca más por su sobrenombre. Como curiosidad, te diremos que la plaza tiene forma de botella de vino. Las casas de madera que la rodean te encantarán y será el escenario para unas fotografías perfectas.

En cuanto a la plaza de la Verdura, destaca por sus casas tradicionales con soportales. Así que se ha convertido en punto de encuentro de los vecinos, ya que sin importar el tiempo que haga, la vida social puede continuar bajo techado.

4. Ermita de Santa Bárbara

Vista desde la ermita de Santa Bárbara de Ezcaray
Vista desde la ermita de Santa Bárbara – edu1975/commons.wikimedia.org

Está ubicada en la zona más alta de Ezcaray, así que la increíble panorámica de la zona está asegurada. Desde ella podrás ver el valle y todo el paisaje que rodea a esta hermosa localidad. 

La ermita en sí es preciosa, pues data del siglo XVIII y está muy bien conservada. Los lunes de Pentecostés se lleva a cabo la fiesta más grande, en la que las mujeres del pueblo le dan vueltas llevando una imagen de la santa.

5. Ermita de Allende

Nuestra Señora de Allende en Ezcaray
Nuestra Señora de Allende – Zarateman / commons.wikimedia.org

Esta ermita es la que da cobijo a la patrona del pueblo, la Virgen de Allende. Está muy cerca del río Oja, lo que le otorga un ambiente relajado y silencioso que harán que la visita sea tranquila y sosegada. Además de la imponente imagen de la Virgen, podrás ver una colección de cuadros de ángeles con arcabuces.

6. Valle de Ezcaray

Valle de Ezcaray
Valle de Ezcaray – edu1975 / Flickr.com

Como dijimos antes, este pueblo se ‘empotra’ en un valle hermoso que lo rodea de naturaleza. Visitar este valle y respirar aire puro es una de las mejores cosas que hacer en tu visita a esta localidad.

Si tienes la dicha de poder visitarlo en otoño te encantará la mezcla de colores marrones, rojos y naranjas. También es posible que veas algunos de los animales que allí viven como la ardilla, el gato montés, el ciervo o incluso jabalíes.

“Los mundos nuevos deben ser vividos antes de ser explicados.”

-Alejo Carpentier-

Este ha sido nuestro recorrido por Ezcaray, considerada como una de las localidades más bonitas de La Rioja. No pierdas la oportunidad de hacer una escapada y gozar al máximo de su belleza arquitectónica y natural.

Te puede gustar