Los extraños fenómenos lumínicos en el Valle de Hessdalen

Edith Sánchez·
31 Julio, 2020
El fenómeno lumínico que se presenta en el Valle de Hessdalen, Noruega, no se ha podido explicar. Sin embargo, esto no significa que sea un fenómeno del «más allá»...

El extraño fenómeno lumínico que se presenta en el Valle de Hessdalen, Noruega, ha inquietado por décadas a sus pobladores y a intelectuales de varias latitudes. Aunque muchos han presenciado esta rareza, hasta ahora no existe algo que lo explique.

Según los testimonios de los habitantes, dichas apariciones pueden darse a cualquier hora del día o de la noche; pueden ser breves o durar varias horas. Hay diversos registros en fotografía y en vídeo de estos eventos.

Se han adelantado varios estudios en la zona, pero ninguno ha arrojado resultados concluyentes. El fenómeno continúa atrayendo visitantes y la atención de muchos; sin embargo, sigue siendo un enigma que no se ha podido resolver.

Antecedentes del fenómeno luminoso del Valle de Hessdalen

El inusual fenómeno surgió en el año 1981, y desde entonces se presenta con relativa periodicidad. Los habitantes de aquella época, que eran poco más de un centenar, pusieron en conocimiento de las autoridades las extrañas apariciones.

De los testimonios recogidos a partir de testigos presenciales se puede extraer que eran luces brillantes de tonalidad amarilla y con un diámetro promedio de unos 12 metros. Su trayectoria de desplazamiento, por lo general, era lenta y a baja altura.

Estas luces podían permanecer estáticas en el aire incluso por varias horas. Ocasionalmente se detenían, para luego continuar su trayectoria. También se habla de formas de disco, redondas, de habano o billetera.

Por esa época, la presencia de las luces llegó a darse casi a diario en el valle de Hessdalen. Era un hecho que los avistamientos se intensificaban durante el invierno y al cobijo de la noche en esta parte del planeta.

Las luces del Valle de Hessdalen, en Noruega.

Conformación de un equipo de investigación

Aunque los preparativos para conformar el grupo de investigación se iniciaron en 1983, solo fue hasta 1984 que se pudo concretar. Como coordinador del proyecto se encontraba Erling Strand, docente universitario, junto con colegas y estudiantes de la facultad de ingeniería.

Las tareas incluían un intenso trabajo de campo en el Valle de Hessdalen para registrar el fenómeno con cámaras fotográficas y radares, y la recopilación de testimonios de testigos presenciales. Adicionalmente, se organizó una labor de escritorio en la que se clasificaría y analizaría la información recolectada.

El objetivo primordial del proyecto consistía en explicar dicho fenómeno y encontrar lo que lo generaba. Aunque contaron con el apoyo de la organización UFO-Norgue, ninguna institución oficial se interesó en hacer parte de esta investigación.

El proyecto se desarrolló del 21 de enero al 26 de febrero de 1984; el trabajo de campo se llevó a cabo durante los fines de semana. Luego de procesar los datos, se elaboró un informe que fue dado a conocer con el nombre Project Hessdalen 1984: Final Technical Report, por Erling Strand.

Resultados y estudios posteriores

Los resultados consiguieron acopiar cerca de medio centenar de observaciones. A pesar de ello, no se obtuvieron resultados concluyentes. Para 1985, un nuevo proyecto que se centró en el trabajo de campo y que contó con más apoyo y equipos no consiguió registrar ningún fenómeno extraño.

En estudios posteriores, a los que se sumaron otras entidades y con un mayor presupuesto, hicieron posible la realización de un conversatorio en 1994 con científicos internacionales. Aunque se plantearon varias teorías, no hubo consenso y el enigma prevaleció.

Para el mes de agosto de 1998, fue inaugurada la Estación Automática de Medida (AMS), en el Valle de Hessdalen. Dicha estación permite realizar un monitoreo a través de computadoras conectadas entre sí y con la red.

La estación cuenta con automatismos que registran en vídeo cualquier anomalía que se pueda presentar en el sector. Adicionalmente, posee un magnetómetro para detectar campos magnéticos y su interacción con otros objetos.

El extraño fenómeno de luces que ocurre en en Valle de Hessdalen.
Imagen: hessdalen.org

Otras teorías sobre lo que pasa en el Valle de Hessdalen

Como consecuencia de los estudios realizados y que no permiten llegar a resultados definitivos, han surgido una serie de hipótesis que buscan explicar lo que podría estar sucediendo.

Una dice que el fenómeno obedecería a un proceso de combustión espontánea entre el polvo de escandio en contacto con el aire. Este elemento, perteneciente al grupo de las tierras raras, es común en los suelos del Valle de Hessdalen.

Otra teoría habla de la ionización entre nubes de cristales de coulomb y el radón de la atmósfera, que incluso puede generar residuos radiactivos. En tanto, una de las hipótesis restantes plantea el efecto piezoeléctrico de algunas rocas que generarían descargas y provocarían combustiones inesperadas.

Por algún motivo, se tiene la tendencia a asociar lo que se desconoce con algo sobrenatural. En definitiva, en el Valle de Hessdalen sí hay un enigma, pero eso no significa que sea algo excepcional con respecto a las leyes de la física que vemos en otros fenómenos naturales. Será cuestión de esperar…

  • Mysterious light phenomenon inspires “UFO camp” in Hessdalen. Visit Norway. https://www.visitnorway.com/media/news-from-norway/mysterious-light-phenomenon-inspires-ufo-camp-in-hessdalen/
  • Project Hessdalen 1984 - Final Technical Report. Erling Strand. http://www.hessdalen.org/reports/hpreport84.shtml