Errores habituales al viajar que pueden arruinar tu escapada

Armando Cerra 16 agosto, 2018
A la hora de emprender un viaje conviene ser previsor. Hay errores u olvidos que pueden arruinar unas vacaciones incluso antes de haber empezado a disfrutarlas.

Nadie está libre de cometer cualquiera de los errores habituales al viajar. Incluso es muy posible que con alguno de ellos te sientas especialmente identificado, ya que los sufriste en un viaje y te llegó a suponer un grave trastorno. De hecho, algunos pueden ser hasta la ruina de unas vacaciones o hacer que comiencen con muy mal pie.

Errores habituales al viajar que debes evitar

Lee con atención las siguientes líneas. Hasta memoriza esta lista de errores habituales al viajar, y evítalos en tus próximas escapadas:

No hacer la revisión de la documentación del viaje

Documentación de viaje

Hoy en día podemos llevar en nuestro móvil toda la documentación para nuestro viaje: billetes, reservas de hotel, actividades, etc. Pero revísala siempre antes de emprender el viaje. Y debes estar muy atento a los formatos requeridos. Es decir, si hay que descargárselos o si hay que llevar los códigos QR.

Nuestro consejo es que, si es posible, lleves también esos documentos impresos, sobre todo en el caso de los billetes de vuelta, por lo que pueda pasar. Y si solo se llevan en papel, nunca os presentéis en un aeropuerto con esos documentos dentro de la maleta, para no tener que abrirla y buscarla cuando más prisa tengas.

Olvidar la documentación personal

Otro de los errores habituales al viajar que podemos sufrir es no estar atento a nuestra documentación personal. Es decir, hay que comprobar que llevamos nuestro pasaporte o DNI antes de emprender el viaje. Su falta, e incluso su periodo de validez, puede malograr por completo el viaje.

Lo mismo ocurre con los visados. Comprobad todo lo que necesitáis para conseguirlo, y donde hacerlo. O también prestad atención al carnet de conducir, en el caso de que penséis alquilar un coche en vuestro destino.

Cargar en exceso la maleta

Maletas en aeropuerto

Entre los errores habituales al viajar destaca la tendencia a ir demasiado cargado. Hay personas que pueden ser excesivamente previsoras, y tratan de llevar cubiertas todas las posibilidades climáticas. Si mentalmente es importante para ellos, que sigan viajando con exceso de peso.

Pero desde luego, siempre es más cómodo desplazarse ligero. Además de que en ciertos transportes, como los aviones, una maleta muy pesada nos puede costar un dinero extra.

Contratar en el último momento

Las contrataciones de billete de avión o las reservas de hotel siempre se deberían hacer con cierta antelación. Y los motivos son dos. En primer lugar por una cuestión económica, ya que por regla general nos ahorraremos un dinero haciéndolo con tiempo.

Además, evitaremos el riesgo de que no haya plazas en nuestro vuelo deseado o que no queden habitación en el hotel más acorde a nuestro presupuesto y gustos.

“Un viaje es como el matrimonio. La manera certera de estar errados es pensar que tenemos el control.”

-John Steinbeck-

Pasarnos de planificación

Por el contrario, hay quien es tan previsor que prepara con detalle hasta el último minuto del viaje. El problema es que se puede crear una agenda apretada en exceso, tanto, que puede ser auténtico suplicio cumplir si no se incluyen momentos de asueto total (estamos de vacaciones) o la posibilidad de improvisar ante las sorpresas del viaje.

Pasarnos de improvisación

Chico que va a viajar con poco dinero en el aeropuerto

En el otro extremo se encuentran los que lo dejan todo al azar, y no llevan ningún plan preconcebido. También este es uno de los errores habituales al viajar. Está muy bien viajar con libertad, pero llevar un plan, aunque sea muy flexible, nos puede ahorrar mucho tiempo y disfrutar más de los lugares que visitamos.

Ser muy ambiciosos

Viajar es disfrutar. Nunca ha de ser una ruta al sprint por diferentes ciudades. Es mejor ver menos cosas, pero gozarlas más. En cambio, este es uno de los errores habituales al viajar que se repiten continuamente.

Aquí va el mejor consejo que os podemos dar: viajad con tranquilidad, apreciad como se merecen los lugares que visitáis y si os quedan cosas por ver, siempre podéis regresar. Viajar por segunda vez a un lugar también es una experiencia maravillosa.

Te puede gustar