Enoturismo en el gran Museo de la Cultura del Vino

· 5 diciembre, 2018
Si por algo es conocida La Rioja, es por sus excelentes vinos. Por eso, no puede extrañar que haya un interesante museo dedicado a ellos.

El vino es el gran emblema de La Rioja, de eso no cabe duda. Queremos viajar a esta comunidad española para sumergirnos en un mundo apasionante. Visitamos el Museo de la Cultura del Vino, un lugar para aprender todo sobre su historia y su elaboración. ¿Vienes con nosotros?

Conoce el Museo de la Cultura del Vino

Situado en la localidad de Briones, el museo pertenece a la Fundación Vivanco. Este es uno de los apellidos bodegueros riojanos más renombrados. En sus 4.000 m² nos propone un viaje en el tiempo para descubrir la importancia del vino a lo largo de los siglos.

En él se pueden recorrer varias salas en las que se descubren todos los secretos relacionados con la elaboración del vino. Hacemos un breve recorrido por ellas.

Sala 1

Interior del Museo de la Cultura del Vino
Exposición permanente del museo

Bajo el título Nacer, crecer, madurar propone un recorrido por la historia del vino. Muestra de una manera didáctica cómo se originaron los primeros caldos. Además, explica los tipos de tierra para el cultivo de la vid en distintas partes del mundo y cómo se cultiva y se elabora el vino en La Rioja.

También haremos un recorrido por la historia tecnológica, por los avances que han afectado directamente a la producción de esta bebida. Entre los aspectos que aprenderás en esta sala están cómo se pasa del mosto al vino o por qué tienen sabores tan diferentes si provienen del mismo sitio.

En esta sala, como en todas las del Museo de la Cultura del Vino, hay medios interactivos. Aquí podrás ver vídeos o escuchar descripciones auditivas que harán más amena aún tu visita.

Sala 2

Es la sala de las esencias, porque dicen que un buen vino debe oler bien. Y para ello debe haber tenido un buen proceso de conservación. En esta sala se ve cómo ha evolucionado el transporte del vino con el objetivo de que no pierda su esencia original.

Aunque lo que conocemos hoy son las botellas de cristal con tapón de corcho, para llegar hasta ahí hubo un proceso enrevesado de prácticas con otros materiales. Por ello, esta sala muestra diferentes envases: barricas, botellas o corchos. Un recorrido interesante que nos lleva a conocer mejor el proceso de conservación del vino.

Sala 3

Bodega del Museo de la Cultura del Vino
Bodega Vivanco – Shemsu.Hor / Flickr.com

Muchos creen que el mayor proceso se lleva a cabo en bodega. Pero hasta llegar a ella el vino pasa por ciertos procesos, como la fermentación y maceración. En esta sala conocerás todos los procesos de reposo, por ejemplo, los trasiegos, clarificados y filtrados, entre otros.

También vivirás la experiencia de una cata de vino, así como una exposición de caldos jóvenes y criados en barricas. Y por último, nos muestra una ruta por la evolución en el transporte y la comercialización del vino, así como un recorrido por las prensas más antiguas usadas para extraer el jugo a la uva.

Sala 4

Su nombre ya lo dice todo: El vino, arte y símbolo. Nos muestra la enorme influencia del vino en la vida del hombre. Tan grande ha sido, que incluso se ha materializado en obras de arte de todo tipo.

En esta sala verás una exhibición de arqueología con piezas de diversas épocas. Muestran la relación que este líquido ha tenido con los actos religiosos en antiguas civilizaciones. Pero también verás cómo escenas de la vendimia o del placer de beber vino han sido inspiración de reconocidos artistas.

“Hay más filosofía y sabiduría en una botella de vino que en todos los libros.”

-Louis Pasteur-

Sala 5, ¡a beber!

Exposición de sacacorchos en el Museo de la Cultura del Vino
Exposición de sacacorchos

¿Qué es lo primero que necesitas para beber una copa de vino? ¡Un sacacorchos! Aquí hay una amplia variedad de todos ellos. Te sorprenderá la evolución que este sencillo aparato ha sufrido con el paso del tiempo.

Los hay de todo tipo: de bolsillo, figurativos, de bar, algunos modernos, otros muy antiguos… Para todos los gustos. Hay algunos que datan del siglo XVIII, cuando comenzó a generalizarse el uso de las botellas de vidrio con tapones de corcho.

¿Qué te ha parecido esta visita al Museo de la Cultura del Vino? Sin duda, es un recorrido excitante y muy didáctico. Una visita que nos ayuda a conocer más a fondo un producto español que hace las delicias de muchos a nivel mundial.