Enamórate de Praga con nuestra selección de imágenes

· 13 agosto, 2017

La capital de República Checa, a orillas del río Moldava, es una de las ciudades más bellas de Europa. Cada vez más visitada por los turistas de todo el mundo, alberga un patrimonio histórico impresionante. En este artículo te proponemos que te enamores de Praga a través de algunas imágenes y datos interesantes.

Los orígenes de Praga

Una ciudad maravillosa de la región de Bohemia como Praga nunca pasa desapercibida. Llegar aquí es como sumergirse en un cuento y viajar en el tiempo. Las calles del casco histórico están rodeadas de edificios y construcciones con un aire medieval. Es precisamente el viejo ayuntamiento el que protagoniza nuestra primera imagen.

Ayuntamiento de Praga
Ayuntamiento – Steven Bostock

Al estar situada en el centro de Europa, Praga siempre ha sido una ciudad destacada. Está compuesta por cinco antiguas localidades unidas. Los inicios se remontan a los Boios, un pueblo celta. Después llegarían los germánicos, los eslavos y los avaros.

Posteriormente, en Praga se asentó un mercado de artesanos en los alrededores del castillo. Formó parte del Sacro Imperio Romano y en 1061 fue nombrada “ciudad”. En 1257 se construyó la segunda ciudad, en 1338 la tercera, en 1598 la cuarta (unificadas por José II en 1784) y con la quinta y última se terminó de conformar Praga como la conocemos hoy.

Lo más bello de Praga

Te aconsejamos que vayas al menos 3 o 4 días a Praga si quieres conocer lo más representativo de la ciudad. ¡Tiene demasiados atractivos! Te ofrecemos ya un aperitivo con las imágenes más bellas de la capital checa.

1. Ciudad Vieja

Reloj astronómico de Praga
Praga – Noppasin

La plaza de la Ciudad Vieja es el corazón de Praga. Centro de la vida pública desde hace siglos, en ella se puede admirar la imponente iglesia de Nuestra Señora de Tyn. Un magnífico ejemplo de arquitectura gótica en el que destacan su dos torres de 80 metros.

En un lateral de la plaza se puede contemplar el reloj astronómico, el símbolo de la ciudad. Se construyó en 1410 y está localizado en la torre del Ayuntamiento. Verlo en funcionamiento es todo un espectáculo.

Dentro de la Ciudad Vieja hay otros tesoros, como la Torre de la Pólvora (gótica), la Casa Municipal (antigua corte real, en estilo art nouveau) y el Clementinum (antigua sede de un colegio jesuita y la universidad).

2. Puente de Carlos

Puente de Carlos en Praga
Puente de Carlos, Praga – Boris Stroujko

Su imagen es de las más conocidas y simbólicas de la ciudad. Construido en el siglo XIV, cruzar este puente es casi obligatorio, por su belleza y porque une la Ciudad Vieja con la Ciudad Pequeña, donde se encuentra el castillo.

El puente de Carlos tiene más de 500 metros de longitud y está decorado por 30 magníficas estatuas góticas. Verlo al atardecer es, sencillamente espectacular.

3. Mala Strana

Mala Strana en Praga
Mala Strana – unequaledimages

El puente de Carlos pertenece a este barrio. Un barrio situado junto al centro lleno de elegantes edificios construidos en el siglo XVI. Un lugar perfecto para pasear y admirar imágenes menos conocidas de Praga que las de su famoso puente, pero no por ello menos hermosas.

Y, además, en este barrio se pueden admirar hermosos templos, como la Iglesia de San Nicolás. Se trata de un magnífico ejemplo de arte barroco.

4. Hradcany

Catedral de San Vito en Praga
Catedral de San Vito – Brian Kinney

En esta zona se emplaza el famoso Castillo de Praga, la mayor fortaleza medieval del mundo y residencia durante siglos de los reyes de Bohemia. Este fue el lugar donde nació la ciudad.

Pero aquí, además, encontrarás la magnífica catedral gótica de San Vito. Hay más: el Callejón de Oro, donde trabajaban los orfebres y vivió Franz Kafka; el Loreto, con un claustro que alberga una réplica de la casa de la Virgen María; y el Monasterio de Strahov, fundado en 1143.

5. Barrio Judío

Cementerio judio Praga
Cementerio judío – Ivan Pshenichnyuk / Shutterstock.com

Josefov es el barrio judío de Praga, un barrio en el que aún se mantienen en pie seis sinagogas. Destacan la Sinagoga Española, que recibe este nombre por su decoración morisca, y la Sinagoa Nueva-Vieja, la más antigua de Europa en funcionamiento.

Mención aparte merece el cementerio judío, con su miles de lápidas, unas prácticamente encima de otras. Se calcula que en él hay enterradas nada menos que cien mil personas. Su imagen es de las más impactantes de Praga.

6. Parques y jardines

Vista de Praga desde el Monte Petrin
Vista de Praga desde el Monte Petrín – DaLiu

No solo monumentos, Praga también tiene maravillosos jardines. ¿Quieres ver la ciudad desde las alturas? Desde el Monte Petrín tendrás unas magníficas vistas, sobre todo si subes a su torre, con una estructura parecida a la de la Torre Eiffel.

También puedes relajarte en la isla Kampa, con sus viejos molinos medievales, y el Jardín Vrtba, de estilo barroco, cerca de la plaza principal de Praga.

“El antiguo esplendor y la belleza de Praga, una ciudad incomparable, dejó una impresión imborrable en mi imaginación.”

-Richard Wagner-

¿Hemos conseguido que te enamoraras de Praga? Estas son algunas de las imágenes más bellas de la capital checa, pero hay muchas más. Eso sí, tendrás que descubrirlas tú visitando esta maravillosa ciudad.