6 cosas que hay ver y que hacer en Praga

Es una de las capitales europeas más hermosas, y por lo tanto siempre es apetecible planear un viaje a la capital de la República Checa. Allí nos espera un patrimonio histórico y artístico realmente impresionante. De hecho, muchas veces para describir rápidamente a Praga se dice que es como un inmenso museo al aire libre. Por ello y para que no te pierdas entre tanta belleza vamos a indicar 6 cosas imprescindibles para ver y hacer en Praga.

¿Qué es lo que no te puedes perder en Praga?

1. Pasear por el Puente Carlos

Puente de Carlos en Praga
Puente de Carlos, Praga – Boris Stroujko

El río Moldava atraviesa la capital checa y sobre él se tienden varios puentes, pero ninguno tan hermoso ni romántico como el Puente Carlos.

Escenario de películas y numerosos spots publicitarios, es uno de los espacios absolutamente imperdibles en un viaje a Praga. De día es el paso obligado entre los principales barrios turísticos. De noche, las 30 esculturas pétreas que lo flanquean le dan un aire fantasmagórico. Y el atardecer proporciona uno de los ocasos del sol más bellos de Europa.

2. Esperar la hora en la Plaza de la Ciudad Vieja

Reloj astronómico de Praga
Reloja astronómico, Praga – leoks

El conjunto monumental de la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga es digno de admirarse, fotografiarse, volverlo admirar, y así continuamente. Pero además de eso, hay que situarse ante el Reloj Astronómico. Una joya del siglo XV que es una mezcla de ingeniería, de arte, de ciencia y de tradiciones.

En este reloj se dan cita el sol, la luna, los apóstoles, los meses del calendario y también los pecados capitales. Y todo ello cobra vida con las horas en punto. Mejor verlo, que contarlo.

3. Visitar el castillo más grande del mundo

Praga
Praga / Shchipkova Elena

Así de sencillo, el castillo de Praga está considerado como el más grande del mundo. No en vano no es un simple castillo, es casi una ciudad, e incluso en su interior está la enorme Catedral de San Vito, uno de los monumentos señeros del patrimonio de Praga.

En esta fortaleza han vivido reyes y emperadores, pero también presidentes checos, y ahora abre sus puertas para que sea una de las visitas más interesantes durante tu viaje a Chequia.

“El antiguo esplendor y la belleza de Praga, una ciudad incomparable, dejó una impresión imborrable en mi imaginación”.

– Richard Wagner –

4. Tomar algo en Mala Strana

Mala Strana en Praga
Mala Strana – Luciano Mortula

El barrio de Mala Strana está unido a la ciudad vieja o Stare Mesto por el Puente Carlos. Y sin duda, es uno de los lugares más elegantes de Praga, allí abundan los edificios históricos en forma de casonas y también de bellas iglesias como la de San Esteban.

Pero además de eso, hay numerosos cafés históricos, y también tabernas en las que beberse la bebida nacional: una buena cerveza.

5. Contemplar la Casa Danzante

Casa danzante en Praga
Casa Danzante, Praga – Vladimir Sazonov

Si bebes muchas de esas cervezas te parecerá que todas las casas praguenses bailan, pero en realidad en Praga solo hay una Casa Danzante. Una obra de diseño espectacular que crearon entre 1992 y 1996 dos arquitectos insignes: el checo-croata Vlado Milunic y el americano Frank Gehry. Una obra que no deja indiferente a nadie, y que sin duda llama la atención contrastando con la arquitectura histórica que le rodea.

6. Vagar por un cementerio en Praga

Cementerio Vysehrad en Praga
Cementerio Vysehrad – WhiteHaven

Dentro de la ciudad hay varios cementerios históricos que ayudan a incrementar más si cabe la atmósfera misteriosa que envuelve la ciudad.

Se pueden visitar varios, pero os recomendaremos en primer lugar el de Olsany, que se convierte en todo una exposición de escultura fúnebre. Y como complemento, se puede acudir al cementerio de Vysehrad para rendir tributo a dos de los más grandes artistas checos, el músico Dvorak y el dibujante Alfons Mucha.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar