El Santo Sepulcro: visita imprescindible en Jerusalén

Álvaro Gómez · 29 marzo, 2019
Cristianos de todo el mundo llegan a este lugar para conocer la capilla donde, supuestamente, está enterrado Jesucristo

El Santo Sepulcro es el lugar más importante para el cristianismo en Jerusalén. Como ya sabrás, esta ciudad está habitada por musulmanes, judíos y cristianos y es esencial en todas esas religiones. Aunque no seas creyente, visitar Jerusalén es una magnífica idea por el gran valor histórico de la ciudad.

Pero si eres cristiano, vas a vivir una experiencia única. Aquí podrás contemplar la roca donde se alzó la cruz en la que crucificaron a Jesucristo. También el lugar en el que se produjo la unción y, como colofón, la capilla donde supuestamente está enterrado.

La importancia del Santo Sepulcro

Cúpula de la iglesia del Santo Sepulcro
Cúpula de la iglesia – Bert Kaufmann / Flickr.com

La iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén se conoce también como la de la Resurrección o de la Anástasis. Este templo cristiano lo custodian varias confesiones. Los católicos, los ortodoxos y los armenios ortodoxos gestionan el santuario más importante de la religión cristiana.

Y lo es por una razón principal. Este es el lugar donde se cree que se dio sepultura a Jesucristo y donde se produjo el milagro de la Resurrección. Por ello, es un lugar de peregrinación para cristianos de todo el mundo. Lo más normal es encontrar largas colas para acceder a la iglesia.

Qué vas a encontrar en la iglesia del Santo Sepulcro

Piedra de la unción
Piedra de la Unción

En la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén vas a encontrar el Calvario, que es el montículo donde se colocó la cruz en la que fue crucificado Jesucristo. Lo encontrarás a la derecha, junto a la entrada del templo. Después de subir una escalera podrás hacer cola, pues siempre hay gente para tocar la piedra.

En la capilla del Calvario podrás agacharte y buscar el hueco que permite tocar la famosa roca. El fervor por este elemento entre los cristianos más devotos hace que esta experiencia sea razón suficiente para viajar desde el otro lado del mundo a Jerusalén.

Dentro de la iglesia del Santo Sepulcro también podrás ver otro elemento histórico. Se trata de la piedra donde fue ungido Jesucristo una vez bajado su cuerpo de la cruz. En este punto también verás mucha gente esperando para tener su momento con la Piedra de la Unción.

La capilla del Santo Sepulcro

Capilla del Santo Sepulcro
Capilla – Larry Koester / Flickr.com

Si la piedra sobre la que se colocó la cruz y la que sostuvo a Jesucristo durante la unción son puntos esenciales en tu visita a Jerusalen. Pero hay otro lugar que no puedes perderte. Es el lugar más importante de la iglesia y en el que es imposible no sentir ese cosquilleo que existe al visitar un lugar con tanta relevancia histórica.

Se trata de la capilla del Santo Sepulcro. El lugar donde supuestamente están enterrados los restos de Jesucristo. Para llegar aquí hay que pasar por la conocida como Rotonda para llegar al Edículo. Esta construcción se ha reformado varias veces, la última a comienzos del siglo XIX.

En su interior hay una capilla donde pueden entrar pocas personas, como mucho cinco a la vez. Por eso las colas en este punto son más grandes, pues todo el que accede a la iglesia quiere ver la capilla.

Otros lugares importantes de Jerusalén para los cristianos

Vía dolorosa en Jerusalén
Vía Dolorosa – StateofIsrael / Flickr.com

La iglesia del Santo Sepulcro es el punto final de la visita a esta ciudad si quieres seguir el recorrido de la historia cristiana. Pero antes debes pasar por otros sitios que aparecen en los Evangelios.

Para llegar al templo tienes que recorrer la Vía Dolorosa. Es el camino que recorrió Jesús con la cruz a cuestas antes de ser crucificado. Por eso, el Santo Sepulcro es el punto final de la ruta.

Lo ideal es comenzar el camino de la Vía Dolorosa por la puerta de los Leones. Por aquí recorrerás las diferentes estaciones del Via Crucis. Lo mejor es hacer esta ruta guiada para poder saber todo lo posible sobre cada lugar.

Cada punto tiene su historia, pues en los primeros es donde le dieron la cruz, más tarde donde fue azotado y donde cayó rendido por primera vez. Lo mejor es parar en cada una de las iglesias y templos que encuentres, pues todos están llenos de historia.