El paraíso de las Islas Mamanuca

Dentro del gran océano Pacífico se encuentra un conglomerado de veinte atolones volcánicos pertenecientes a las Fiji, denominados las Islas Mamanuca. Todas ellas son de una belleza única, aunque las más populares son Malolo Lalai y Malolo.

A las Islas Mamanuca solo es posible acceder de la mano de pequeños aviones o tomando un barco desde el puerto de la cercana Denarau. Dicha zona es muy turística, por lo que dispone de toda clase de servicios comerciales y de hospedaje como restaurantes y hoteles. Desde este mismo punto geográfico puede uno acercarse a las encantadoras Islas Yasawas.

Islas Mamanuca: paraíso de nombre tribal

Tokoriki en Islas Mamanuca
Tokoriki, Islas Mamanuca – Paul D’Ambra / Flickr.com

Cuando uno imagina idílicas playas de arena blanca con aguas turquesas y transparentes tiene en mente Mamanuca. Si a esto le sumamos una temperatura ideal que permite darse un baño o practicar submarinismo durante todo el año entre arrecifes coralinos, podría asegurarse que hemos descrito el paraíso.

Se trata del lugar perfecto para aquellos que buscan paz y tranquilidad, personas que desean desvincularse del estrés y la ansiedad de la vida cotidiana. Nada como un precioso atardecer de tonalidades rojizas y belleza indescriptible para olvidar todo lo que nos preocupa día a día y dejarse llevar por el buen humor.

Islas Mamanuca
Islas Mamanuca – Malcolm Peacey / Flickr.com

Si ni siquiera deseamos pensar en posibles actividades de esparcimiento estaremos de enhorabuena, ya que sus orillas están plagadas de espectaculares resorts donde podremos contratar excursiones o acudir a espectáculos variados.

Como reveladora curiosidad en relación a la hermosura de este enclave, cabe destacar que la película Náufrago, protagonizada por Tom Hanks, fue filmada en este lugar.

“Y ya sé lo que tengo que hacer ahora. Debo seguir respirando. Porque mañana saldrá el sol. ¿Quién sabe qué traerá la marea?”

-Fragmento de Náufrago, de Tom Hanks-

Principales islas

Malolo Lalai

Según parece, los ingleses fueron los primeros que pusieron sus ojos e intereses sobre este archipiélago. Gran parte de la población que aún hoy en día habita la zona es de origen hindú por su causa. Esto se debe al traslado de esclavos que los británicos hicieron desde India hasta este terreno.

Islas Mamanuca
Islas Mamanuca – Photo Image

Malolo Lalai es de tamaño pequeño, por lo que puede recorrerse en un período muy corto de tiempo simplemente caminando. Hacer senderismo o pedalear en bicicleta por este espacio natural supone una experiencia inigualable. De esta manera ejercitaremos las piernas con el cielo despejado como nuestro único techo.

Otras actividades deportivas de interés son la inmersión acuática y el snorkel, o incluso la práctica del golf en sus verdes praderas. Una vez que oscurece, nada mejor que contemplar el brillo de la luna desde una tumbona colgada entre dos árboles.

Malolo

Esta paradisíaca isla del Pacífico Sur es de mayor tamaño que su hermana. En ella el explorador descubrirá montones de pequeñas y peculiares casitas de madera típicas de la región. Al parecer los dueños de las mismas llevan años quejándose por la escasez de agua y de energía eléctrica, lo que nos da una idea de su apartada situación.

Malolo en Islas Mamanuca
Malolo, Islas Mamanuca – ITPhoto

A pesar de estos problemas, los lugareños poseen un carácter encantador y afable. De hecho, es habitual que los viajeros comenten que los habitantes de este territorio poseen un extraordinario buen humor. Es probable que esto se deba al agradable y simpático recibimiento que el turista recibe por su parte, tan cálida que el recién llegado acaba por sentirse parte de la población isleña.

Es recomendable hacerse con unas gafas y un tubo de buceo para contemplar el fondo marino a ras de agua, así podremos deleitarnos con la inmensa variedad de peces de colores que la pueblan. Aquí también es posible practicar surf.

Monuriki

Si lo que preferimos es alejarnos del bullicio social y gozar de un paraje poco usual debemos ir en barcaza a uno de los atolones que aún están deshabitados. Monuriki es una de esas islas que se hallan desiertas.

Monuriki en Islas Mamanuca
Monuriki, Islas Mamanuca – Diagonal Uno / Flickr.com

Posee pocas playas pero todas ellas son magníficas. Al carecer de residentes habituales, está plagada por una espesa e inmensa vegetación. No es de extrañar que sus corales y acantilados resulten fastuosos. No obstante, sus mareas son tan dóciles que aportan una enorme calma y serenidad.

Podemos emular al protagonista de la conocida obra de Daniel Defoe que inspiró la película que hemos mencionado, explorar los alrededores y, si tenemos tiempo, fabricar nuestro propio muñeco a partir de un coco.

Hermosas y mágicas, así son las Islas Mamanuca

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar