Édouard Manet, ¿dónde se pueden admirar sus grandes obras?

Manet es una figura esencial para entender el cambio que experimentó la pintura a finales del siglo XX. Vamos a conocer mejor a este artista francés.

Édouard Manet fue un pintor francés que ejerció una gran influencia en los primeros artistas impresionistas, pese a no ser un exponente de dicho movimiento artístico en el sentido estricto de la palabra. A continuación, te contamos más sobre la vida y arte de Manet, así como dónde poder ver algunas de sus obras más destacadas.

Breve biografía de Édouard Manet

Édouard Manet nació en París en 1832 en el seno de una familia acomodada. Sus primeros contactos con el arte se produjeron durante su etapa escolar, de la mano de su tío materno, quien le acompaño a sus a clases de dibujo al Museo del Louvre. Ya en la edad adulta, estudió en el taller de Thomas Couture hasta 1856.

Édouard Manet
Édouard Manet – commons.wikimedia.org

Manet completó su formación viajando por diversos países de Europa, como España. De hecho, durante esos años dos tercios de las obras que produjo estaban relacionadas temática o estilísticamente con el arte de la península ibérica. Además, años antes había copiado diversos cuadros de Velázquez, una de sus influencias.

Por otro lado, mantuvo muy buenas relaciones con pintores impresionistas, entre ellos, Claude Monet o Camille Pissarro. Sin embargo, Édouard Manet se negó a identificar su trabajo con dicho movimiento. Él se limitaba a pintar su ciudad y la vida moderna, a representarlas sin ningún tipo de tapujos.

A pesar de su talento y de abrir las puertas a la pintura moderna, Manet se mostraba inseguro respecto a su dirección artística y a las críticas. También es sabido su carácter rebelde y su búsqueda incansable de la fortuna. Finalmente, el pintor francés murió en 1883 como consecuencia de una enfermedad circulatoria crónica.

La obra de Édouard Manet y dónde admirarla

“Amazona de frente” en el Museo Thyssen

Amazona de frente de Edouard MAnet
Amazona de frente – commons.wikimedia.org

Aunque las obras maestras de Manet se han expuesto varias veces en España, lo cierto es que la única huella del pintor que se conserva de manera permanente en la península se encuentra en el Museo Thyssen-Bornemisza. Hablamos del óleo Amazona de frente, creado hacia 1882.

Dicho cuadro pertenece a una serie sobre las cuatro estaciones que Manet no pudo acabar y que quería interpretar con figuras femeninas. Este, en concreto, se trata de la representación del verano y al parecer muestra a Henriette Chabot, hija de un librero de la rue de Moscou. Dada la iluminación de su rostro, debía estar al aire libre.

Las otras obras de la serie son La primavera (colección particular), con la que obtuvo un gran éxito y para la que posó la famosa actriz Jeanne Demarsy; y El otoño (Museo de Bellas Artes de Nancy), en la que su gran amiga al final de su vida, Méry Laurent, le sirvió como modelo. En ambas, el pintor le presta gran atención al vestuario.

“En una cara, busca la luz y la sombra natural, el resto llegará solo, y a menudo no será importante.” 

-Édouard Manet-

Obras en París

Olympia de Edouard Manet
Olympia – commons.wikimedia.org

Uno de los museos que más obras alberga de Manet es el Museo de Orsay, en París. En él nos encontramos, por ejemplo, con Olympia, en la que aparece una mujer desnuda en una postura que recuerda a cuadros de artistas como Tiziano. En su día causó un gran escándalo debido a que solo se aceptaban los desnudos en creaciones mitológicas.

Otras de las obras que se pueden ver en Museo de Orsay son La lectura, en la que Manet representó a su esposa Suzanne; El pífano, que refleja la influencia de la pintura española; El balcón, inspirado por las Majas en el balcón de Goya; Claveles y clemátides en un jarro de cristal; Almuerzo sobre la hierba; El espárrago

Mención aparte requiere Retrato de Émile Zola, en el que además de mostrar al escritor sentado ante un escritorio, refleja la amistad que unía a ambos artistas. La obra está repleta de elementos anecdóticos, como una reproducción de Olympia colgada de la pared o un folleto que el escritor redactó para defender a Manet.

Manet en otras partes del mundo

Música en Las Tullerías de Edouard Manet
Música en las Tullerías – commons.wikimedia.org

De París nos trasladamos a Londres, donde también se pueden ver varias obras del pintor francés: La música en las Tullerías (National Gallery), primer ejemplo de obra impresionista en la historia del arte; Orillas del Sena en Argenteuil (Courtauld Gallery); y El bar del Folies Bergère (Courtauld Institute).

Otros cuadros de Manet repartidos por el mundo son La ninfa sorprendida (Museo Nacional de Bellas Artes de Argentina); La ejecución del emperador Maximiliano (Städtische Kunsthalle, Mannheim); El almuerzo y Monet en su barca, ambos en el Neue Pinakothek de Múnich; y Argenteuil (Museo de Bellas Artes, Tournai).

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar