Visita el extraordinario ecosistema de Caño Cristales en Colombia

· 22 julio, 2018
Es uno de los lugares más fascinantes de Colombia. Un río que durante unos meses se transforma en un maravilloso arcoíris.

Caño Cristales es un río que transcurre por la sierra de La Macarena, en Colombia. Es tal su belleza, que lo han llegado a bautizar como el río de los dioses” o “el río de los siete colores”. Si quieres saber las razones, así como descubrir el magnífico ecosistema que lo forma, no dejes de seguir leyendo este artículo.

Características de Caño Cristales

Caños Cristales
VarnaK

Caño Cristales no destaca precisamente por sus medidas, ya que no alcanza los cien kilómetros de longitud ni supera los veinte metros de ancho. Pero destaca por su hermosura. Y es que las plantas acuáticas que se reproducen en su fondo lo pintan de diferentes colores: amarillo, azul, rojo, verde, negro y rosa.

Las aguas del río son totalmente cristalinas y permiten ver el fondo con total claridad. Provienen de la parte sur de la sierra de La Macarena y desembocan en el río Guayabero, donde Caño Cristales pierde la tonalidad que le hace único. Este, a su vez, es una sucesión de rápidos, cascadas, pozos y piscinas naturales.

Por otro lado, en el lugar se pueden encontrar rocas que alcanzan ni más ni menos que los 1.200 de años de antigüedad. De hecho, constituyen una prolongación del Escudo Guayanés de Venezuela, Guayana y Brasil, cuyas rocas están consideradas precisamente como las más antiguas del mundo.

Flora y fauna de Caño Cristales

Caño Cristales
VarnaK

Como hemos visto anteriormente, el río alberga diversas plantas acuáticas que lo convierten en una auténtica acuarela natural. El color rojo, por ejemplo, proviene de aquellas que corresponden a la especie Macarenia clavigera, de la familia de Podostemaceae.

En cuanto a la fauna, Caño Cristales carece de peces,como consecuencia de su escasez de sedimentación y de materiales de arrastre. No obstante, en la sierra de La Macarena pueden observarse unas cuatrocientas veinte especies de aves, diez de anfibios, cuarenta y tres de reptiles y ocho de primates.

Entre las especies endémicas de esta región habría que destacar el sábalo, un pez que llega a medir hasta sesenta centímetros y a pesar más de seis kilogramos; el trepatroncos, una especie de ave de color pardo oliváceo; el copetón, otra ave que se asemeja al gorrión; y la tángara, con un plumaje azul cobalto profundo y las alas y la cola negras.

Información práctica para su visita

Caño Cristales
junaidrao / Flickr.com

Una vez que conocemos la singular belleza de este lugar, es importante saber que Caño Cristales no se puede visitar durante todo el año. Tan solo permanece accesible a los turistas seis meses: desde junio hasta noviembre, aunque en ocasiones el periodo se amplia hasta diciembre.

La limitación en el periodo que se puede visitar viene determinada por el clima, pero sobre todo por la necesidad de proteger un ecosistema tan bello como delicado. Además, el singular colorido del río solo se puede contemplar durante unos meses.

“El color es vida, porque un mundo sin color se nos presenta como muerto. Los colores son las ideas primordiales, los hijos de la luz.”

-Johannes Itten-

Llegar a Caño Cristales y cuestiones prácticas

Vista de Caño Cristales
VarnaK

Llegar a esta joya de la naturaleza es muy sencillo. Todo depende de la ciudad en la que nos encontremos. Pero, por ejemplo, se pueden contratar excursiones desde Villavicencio, Bogotá o Medellín, que incluyen el traslado y el plan turístico para conocer con todo lujo de detalles la maravilla que nos ocupa.

El precio también depende del paquete turístico que se adquiera, pues los hay de tres a cinco días de duración para así ajustarse a las preferencias, a la disponibilidad de tiempo y al presupuesto de los viajeros.

Una vez en La Macarena, hay que cruzar en lancha el río Guayabero, lo que lleva unos veinte minutos; atravesar una trocha en el Llano colombiano en un vehículo durante veinticinco minutos; y, finalmente, ir a pie hasta la entrada de Caño Cristales, a una hora de distancia. Después solo queda disfrutar de la infinita belleza del mismo.

Respecto a las medidas que se aconsejan para la visita, habría que destacar que hay que vacunarse de fiebre amarilla antes de viajar al río, Y para conocerlo, nada mejor que ir vestido de manera apropiada. Lo ideal es llevar calzado impermeable con buen agarre y ropa fresca pero larga, debido al calor y a la presencia de mosquitos.