Detroit en Míchigan: una ciudad que ha resurgido

· 19 septiembre, 2018
Detroit vivió una época de enorme esplendor tras la que llegó la decadencia. Hoy es una ciudad que empieza a resurgir de sus cenizas.

Detroit puede que no sea la ciudad en la que primero se piensa a la hora de viajar a Estados Unidos. No obstante, esta ciudad de Míchigan alberga más encantos de los que uno se puede llegar a creer, empezando por los vestigios de las industrias musical y automovilística que tanta importancia tuvieron aquí. A continuación, te descubrimos más sobre ella. ¿Nos acompañas?

De entrada, cabe decir que hace un tiempo los medios de comunicación presentaban esta ciudad como un lugar abandonado, después de la suspensión de pagos de su gobierno municipal.

Sin embargo, Detroit ha experimentado un resurgimiento arquitectónico en los últimos años y ha ampliado su oferta cultural y de ocio para delicia de sus habitantes, pero también para la de los turistas.

Detroit, ciudad de música y de automóviles

Vista de Detroit
Vista de Detroit

Situada en el Medio Oeste de los Estados Unidos, si por algo es conocida Detroit es por albergar el famoso sello discográfico Motown, que aún sigue siendo una fuente importante de herencias de música popular.

Pero también lo es por ser el centro tradicional del mundo automotor, al contar en su territorio con las sedes de las compañías General Motors, Chrysler y Ford. De ahí que sean dos aspectos que se deban tener muy presentes en cualquier visita a esta ciudad estadounidense.

La música en Detroit

Motown Historical Museum en Detroit
Motown Historical Museum – Carlos Lowry / Flickr.com

La primera parada es el Motown Historical Museum, creado en 1985 por Esther Gordy Edwards, hermana de Berry Gordy, fundador de la famosa discográfica. Dicho museo constituye una oportunidad única de conocer de primera mano el estudio donde artistas de la talla de Marvin Gaye o Stevie Wonder grabaron sus canciones más famosas y memorables.

En el Motown Historical Museum también se pueden ver una gran cantidad de fotografías inéditas, carteles y objetos de interés, como los instrumentos y los equipos originales que fueron utilizados en los éxitos mundiales que salieron de la discográfica, o los trajes de los diversos cantantes (como Michael Jackson) del mítico sello musical.

El  mundo del motor

Henry Ford Museum en Detroit
Henry Ford Museum – Harry_nl / Flickr.com

Respecto a la industria del automóvil, es más que recomendable visitar el Museo Ford, en el que se exponen diversos vehículos, así como varios modelos de locomotoras y de aviones de especial relevancia en la vida norteamericana.

Y debes recorrer el Ford Village, que reúne las casas más importantes de la región, como la que albergaba el taller en el que Henry Ford construyó su primer coche.

Qué más ver en Detroit

Detroit Institute of Arts
Detroit Institute of Arts

La ciudad estadounidense ofrece otras muchas posibilidades turísticas. Hay que visitar el Detroit Institute of Arts, uno de los museos más grandes e importantes de los Estados Unidos.

Y es que en él se exponen nada menos que unas sesenta y cinco mil obras, muchas de ellas de una enorme relevancia. Aquí verás Autorretrato con sombrero de paja, de Vincent van Gogh; La ventana, de Henri Matisse; o La Visitación, de Rembrandt.

Tras el museo se puede visitar la catedral católica del Santísimo Sacramento, de estilo neogótico. No es el único templo de interés, también merece la pena acercarse a la iglesia de San Pedro y San Pablo, la más antigua del estado de Míchigan.

Más opciones: contemplar el Cobo Hall, dedicado a la memoria de Alberto Cobo, alcalde de origen español; recorrer la avenida Jefferson -si el tiempo acompaña-; o coger el People Mover, el tren elevado que circunda Detroit.

Otros atractivos

Belle Isle Detroit
Fuente en Belle Isle

También en la ciudad se encuentra Belle Isle Park, un parque de casi cuatrocientas hectáreas conectado con la ciudad a través del puente de MacArthur y que alberga el museo marítimo Dossin Great Lakes Museum o el James Scott Memorial Fountain, construida en mármol y diseñada por el arquitecto Cass Gilbert y el escultor Herbert Adams.

Una vez que se ha visitado Detroit, se puede aprovechar por conocer su entorno, empezando por alguno de los cinco Grandes Lagos (el Superior, el Míchigan, el Hurón, el Erie y el Ontario), que constituyen el 20% del agua dulce de todo el planeta y están ubicados en la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Como ves, Detroit es una ciudad que esconde numerosos atractivos. Si estás pensando en recorrer Estados Unidos, no dejes de incluirla en tu ruta. No te arrepentirás.